publicidad
Kim Jong-un, líder de Corea del Norte

Gobernante de Corea del Norte quiere lanzar más cohetes

Gobernante de Corea del Norte quiere lanzar más cohetes

Kim Jong-Un, gobernante del país asiático, desafía de nuevo a la comunidad internacional al expresar intenciones de lanzar más satélites.

Kim Jong-un, líder de Corea del Norte
Kim Jong-un, líder de Corea del Norte

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, desafió de nuevo a la comunidad internacional, al urgir a sus científicos a lanzar otros satélites, una semana después del controvertido disparo de un cohete.

Durante un banquete organizado para felicitar a los investigadores, técnicos y responsables del programa espacial norcoreano por el lanzamiento del 7 de febrero, Kim indicó que esta misión tuvo lugar "en un período complejo" en el que las "fuerzas hostiles" buscan "estrangular" al Norte, informó el lunes la agencia oficial KCNA.

Un mes después de llevar a cabo su cuarto ensayo nuclear, condenado unánimemente por la comunidad internacional, Corea del Norte fue de nuevo el blanco de las críticas internacionales por haber lanzado el satélite Kwangmyongsong-4.

Preocupación mundial por misil de Corea del Norte /Univision


Este disparo considerado, en realidad, como un ensayo de un misil balístico viola múltiples resoluciones de Naciones Unidas.

El líder norcoreano afirmó que el éxito de este lanzamiento había sido posible gracias a la "confianza absoluta" del equipo en el partido gobernante y añadió que el sudor de los científicos fue el principal carburante del cohete.

Kim animó a los empleados del programa espacial norcoreano a utilizar este éxito como un trampolín "hacia objetivos más elevados y a lanzar así más satélites".

El cohete lanzado el 7 de febrero por Pyongyang consiguió poner un objeto en órbita, según un responsable surcoreano de Defensa. Por el momento, no se confirmó que se trate de un satélite en funcionamiento.

publicidad

Washington, Seúl y Tokio buscan que el Consejo de Seguridad endurezca las sanciones contra Pyongyang.

Maniobras navales entre EEUU y Surcorea

Entretanto, los ejércitos de Corea del Sur y Estados Unidos culminarán este lunes unas maniobras navales de tres días contra ataques submarinos como respuesta al reciente lanzamiento espacial de Corea del Norte considerado un ensayo de misiles.

El ejercicio, que tiene lugar en aguas surcoreanas desde el sábado, está orientado a reforzar la preparación de los aliados ante un hipotético ataque con submarinos del régimen de Kim Jong-un, según informó la Fuerza Naval surcoreana en un comunicado.

Las fuerzas de Seúl y Washington han llevado a cabo un simulacro de persecución submarina y un entrenamiento de combate real, en los que "han aumentado su capacidad para detectar, distinguir, rastrear y atacar submarinos del enemigo", según el comunicado.

Las maniobras cuentan con la participación del submarino de propulsión nuclear estadounidense de 7,800 toneladas USS North Carolina y el submarino Kim Jwa-jin de 1,800 toneladas de Corea del Sur.

Tras concluir hoy estas maniobras, las fuerzas navales de ambos países realizarán el miércoles otro ejercicio, en este caso enfocado en la detección de submarinos, en el que participarán aviones de vigilancia.

ONU condena lanzamiento de Corea del Norte /Univision

Los ejercicios navales de los aliados son una respuesta al reciente lanzamiento de un satélite a bordo de un cohete espacial por parte de Corea del Norte, acción que ha sido condenada por la comunidad internacional al considerarla una prueba encubierta de misiles que viola resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Estados Unidos y Corea del Sur no solo han pedido al Consejo duras sanciones para el régimen de Kim Jong-un, sino que han anunciado más maniobras militares y más intensas que las de años anteriores en los próximos meses, algo que podría elevar la tensión en la zona.

Washington baraja enviar en marzo a Corea del Sur el portaaviones de propulsión nuclear USS John C. Stennis (CVN-74) de la clase Nimitz, según fuentes de Seúl.

publicidad

EEUU mantiene 28,500 efectivos militares en Corea de Sur y se compromete a defender a su aliado de un hipotético ataque del Norte como herencia de la Guerra de Corea (1950-53).

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad