publicidad
La Jungla Calais

Entre llamas y piedras: así desmantelan uno de los mayores campos de migrantes en Europa

Entre llamas y piedras: así desmantelan uno de los mayores campos de migrantes en Europa

Algunos residentes de "La Jungla" (Francia) lanzaron piedras contra los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos y cañones de agua.

La Jungla Calais
La Jungla Calais

Su nombre ha dado la vuelta al mundo. Se conoce como "la Jungla" y, hasta este lunes, acogía a casi 3,500 inmigrantes cuyo deseo era cruzar de Francia a Reino Unido.
El pasado jueves, la justicia francesa dio luz verde para que se comenzara a desmantelar el campamento situado en Calais (norte del país). Esta mañana dos excavadoras realizaron las primeras demoliciones en la parte sur.

El proceso tuvo que realizarse con una fuerte presencia policial: una columna de 30 camiones de la policía y dos vehículos antidisturbios vigilaron la actividad en la zona cuando a las 9.00 AM (hora local) las palas mecánicas tumbaron las primeras casetas precarias.

Varios grupos han criticado al Gobierno, al que acusan de no haber preparado una solución alternativa a los inmigrantes. Sin embargo, las autoridades anunciaron un programa de reubicación de entre 800 y 1000 personas.

Agentes durante el desalojo de "la Jungla"
Agentes durante el desalojo de "la Jungla"

La operación ha acabado con una veintena de construcciones en un perímetro de unos 330 pies por 330 pies (100x100 metros). Pese a que el responsable de comunicación de la región Pas-de-Calais, Steve Barbet, decía a los medios que "todo se desarrolla con calma", al menos una activista del grupo No Borders -un grupo británico que busca la abolición de las fronteras- fue arrestada durante la mañana.

Según el diario Le Monde, al final de la mañana se han producido algunos enfrentamientos entre los migrantes y los agentes, que habría acabado con el lanzamiento de cañones de agua y gases lacrimógenos por parte de la policía.

La prefectura ha criticado que "numerosos activistas extremistas han impedido el buen desarrollo de estas operaciones" utilizando la "intimidación los migrantes para que no acepten las proposiciones de albergue". Al parecer, incluso algunos inmigrantes no pudieron montar en un autobús por la actuación de estos grupos. Las asociaciones han criticado esta actuación y han mostrado su temor a que los inmigrantes sean fichados y desplazados para alejarlos de la costa y evitar así su salto a Reino Unido.

publicidad

La zona norte de "la Jungla" por ahora se ha salvado de su destrucción. En esta zona del campamento aún podrán residir entre 1,100 y 3,500 refugiados, según las fuentes que cita Le Monde.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad