publicidad
.

Ley impediría compra de comida lujosa y chatarra con cupones logo-notici...

Ley impediría compra de comida lujosa y chatarra con cupones

Ley impediría compra de comida lujosa y chatarra con cupones

Una legisladora de Nueva York quiere prohibir el uso de cupones de alimentos para comprar comida chatarra y algunos alimentos “lujosos” como langosta y filetes de carne de alta calidad.

Comida chatarra

Una legisladora de Nueva York quiere prohibir el uso de cupones de alimentos para comprar comida chatarra y algunos alimentos “lujosos” como langosta y filetes de carne de alta calidad, indicó WKYC.

La senadora Patty Ritchie introdujo un proyecto de ley que restringirá los tipos de compras que se pueden hacer a través del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria del estado, comúnmente conocido como el programa de cupones de alimentos.

Este programa impedirá a los beneficiarios de cupones la compra de alimentos que sean de excelente calidad o chatarra.

Algunos de estos alimentos serían langosta, algunos tipos de carne, tortas decoradas y bebidas energizantes.

La finalidad de esta ley, según indica el memo, es combatir la epidemia de obesidad que hay actualmente en toda la nación. “Tenemos que ayudar a los consumidores a tomar decisiones saludables”.

El proyecto de ley ha provocado reacciones encontradas entre conservadores y liberales, pues mientras ha sido popular entre los republicanos, demócratas en la legislatura se han opuesto, señaló WKYC.


Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad