publicidad
Niños sirios caminan en Douda durante el primer día de la tregua.

La violencia se reduce en Siria pese a algunas violaciones del alto el fuego

La violencia se reduce en Siria pese a algunas violaciones del alto el fuego

Oposición y gobierno se acusan mutuamente de no respetar el primer acuerdo para un cese de las hostilidades desde 2011

Niños sirios caminan en Douda durante el primer día de la tregua.
Niños sirios caminan en Douda durante el primer día de la tregua.

Las hostilidades se han reducido este sábado en Siria pese a algunas violaciones del alto el fuego que entró en vigor la pasada medianoche entre el Gobierno y la oposición, cuyas fuerzas se han abstenido de responder a esas agresiones.

Las ciudades sirias amaneceron sin el ruido habitual de los bombardeos y los disparos de proyectiles.

No obstante, después del mediodía, varios cohetes lanzados por "grupos armados terroristas" cayeron en la plaza de los Abasíes, en el centro de Damasco, sin causar víctimas, informaron medios de comunicación oficiales.

Las autoridades aseguraron que "los terroristas" dispararon desde las zonas de Yobar y Duma, dos de los principales bastiones de la oposición en la periferia damascena.

En un comunicado, la Comandancia General del Ejército advirtió contra ese tipo de acciones y renovó sus llamamientos para que "todos los ciudadanos se unan a las reconciliaciones locales".

Dirigiéndose a los residentes de Guta Oriental, donde se ubican Duma y Yobar, las Fuerzas Armadas les pidieron que presionen a "los terroristas" y no les permitan socavar los esfuerzos para restablecer la seguridad.

La oposición también ha denunciado, por su parte, infracciones de la tregua.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, instó al Consejo de Seguridad de la ONU a actuar contra el régimen de Bachar al Asad tras registrar violaciones cometidas por los efectivos gubernamentales en 15 zonas.

publicidad

En un comunicado, la CNFROS precisó que las fuerzas del Gobierno y sus aliados arrojaron barriles de explosivos desde helicópteros y dispararon con armas automáticas pesadas y artillería en Damasco y su periferia, Deraa (sur), Alepo (norte), Homs (centro), Hama (centro) y Latakia (noroeste).

Pese a las infracciones de ambas partes, el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahman, cuya organización documenta los abusos que tienen lugar a diario en el país árabe, dijo a Efe por teléfono que constató un descenso de la violencia.

Durante este sábado , "no ha habido enfrentamientos" entre el régimen y facciones opositoras, apuntó Abderrahman.

Incredulidad

El empresario Mohiedin Mohamed, de 41 años, tiene pocas esperanzas de que el cese de las hostilidades progrese.

"Después de cinco años de asesinatos, dificultades económicas e intentos similares fallidos, no creo que esta vez vaya a funcionar", auguró en declaraciones a Efe, mientras se fumaba una pipa de agua en un café de Damasco.

Recordó que las autoridades han estado esperando sin respuesta a que Jordania les aclarara cuáles son los grupos que van a ser clasificados como terroristas ante el Consejo de Seguridad de la ONU: "No parece que lo vaya a anunciar pronto, así que cómo vamos a interpretar esta tregua sobre el terreno", reflexionó.

publicidad

"Me temo que esto va a ser una pérdida de tiempo a expensas de los sirios", lamentó incrédulo Mohamed.

LEA TAMBIÉN:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad