publicidad
Este tipo de juegos hasta ahora había atraído solo a los "geeks".

Niantic: la empresa que sacó los Pokémon a las calles y a millones de jugadores detrás

Niantic: la empresa que sacó los Pokémon a las calles y a millones de jugadores detrás

Pokémon GO no es un desarrollo de Nintendo, sino de una compañía independiente que surgió dentro de Google.

Este tipo de juegos hasta ahora había atraído solo a los "geeks".
Este tipo de juegos hasta ahora había atraído solo a los "geeks".

Parecen zombies controlados por una inteligencia superior a través de su teléfono.

Pero son jugadores de Pokémon GO, el videojuego para móviles que interactúa con el mundo real y se convirtió en un fenómeno viral desde su lanzamiento el miércoles en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Tanto, que los creadores decidieron frenar su publicación en Reino Unido y Países Bajos hasta que puedan aumentar la capacidad de sus servidores sobrecargados.

publicidad

El éxito arrasador del juego sorprendió a su desarrolladora Niantic Labs, pero hay varios ingredientes que lo explican:

  • Usa una marca muy popular desde hace años como Pokémon.
  • Incorpora la realidad aumentada, una de las tecnologías de consumo en plena explosión.
  • Tiene apoyo financiero de dos gigantes tecnológicos, Google y Nintendo.
  • Es un proyecto que desciende en línea directa de Google Earth y Google Maps y de un juego popular entre los geeks, Ingress, que le heredó una “infraestructura” virtual.
  • ...y, por lo visto, el juego es muy divertido (hasta un hombre a punto de ser padre no pudo evitar jugarlo junto a su esposa parturienta.)
View post on imgur.com


La historia detrás de Pokémon GO

Niantic Labs, que desarrolló el juego para Nintendo, era parte del imperio Google hasta el año pasado, cuando se independizó luego de que la gigante de Mountain View anunció la creación de su propia compañía matriz, Alphabet.

En octubre pasado, la desarrolladora recaudó 20 millones de dólares en inversiones de los tres grandes actores de esta historia, Nintendo, Google y The Pokémon Company. El lenguaje del comunicado de prensa, como suele pasar en estos casos, puede haber sonado grandilocuente y exagerado, pero después de lo que pasó esta semana parece premonitorio.

“La inversión estratégica de Pokémon en Niantic prepara el camino para una experiencia social en móviles que el mundo nunca ha visto antes”, decía allí Tsunekazu Ishihara, el presidente de The Pokémon Company.

publicidad

Aunque este no es el primer juego que usa la realidad aumentada en espacios públicos, sin duda Ishihara tenía razon. El mundo no había visto un impacto tan grande como lo que ocurrió estos días en las calles de ciudades de todo el país, incluidos los primeros crímenes contra usuarios del juego.

Relacionado
Niantic: la empresa que sacó los Pokémon a las calles y a millones de ju...
La fiebre de Pokémon GO explicada en 18 puntos
No seas el último en enterarte del juego para móvil del que está hablando todo el mundo


La venganza de los nerds

Niantic ya tenía experiencia en el campo de la realidad aumentada. Había desarrollado Ingress, otro juego que incorporaba varios de los elementos ahora popularizados por Pokémon GO, con el que logró 13 millones de descargas.

“Hace unos años —escribió Jimmy Guterman, editor de la publicación especializada en startups disruptivas NewCo Shift—, era fácil burlarse de los nerds que usaban Ingress, un juego de realidad aumentada que era aparatoso y solo funcionaba en Android, la plataforma que evitaban los chicos cool. Ahora, el blanco de la broma somos nosotros”.

Sobre todo, porque gran parte de los “gimnasios” que hoy visitan los jugadores del nuevo juego para “entrenar” a sus personajes fueron sugeridos por los usuarios de Ingress como “portales”. Según contó el CEO de Niantic John Hanke al sitio Mashable, la empresa usó la base de datos del primer juego para construir el segundo.

publicidad

“Tuvimos básicamente dos años y medio en que la gente iba a todos los lugares donde pensaba que tenía que poder jugar Ingress, así que hay lugares bastante remotos —dijo Hanke—. Hay portales en la Antártida y el Polo Norte y en la mayoría de los lugares intermedios”.

Un veterano de los mapas digitales

Hanke trabaja en vincular el mundo real con el digital desde hace más de 15 años. En 2000, fundó la startup de visualización geoespacial Keyhole, con fondos de inversionistas como Sony y la agencia de inteligencia CIA, según la base de datos Crunchbase. En 2004, Google compró la compañía y su tecnología se volvió parte del producto de imágenes satelitales Google Earth y del de mapas Google Maps.

Hanke se quedó dentro de la compañía de Mountain View hasta el año pasado, cuando Niantic se independizó.

Este ejecutivo no es el primero ni el único en intentar crear una experiencia tan adictiva como Pokémon GO basada en la realidad aumentada, que significa agregar elementos digitales al mundo real por donde circula el usuario.

El inversionista de riesgo Fred Wilson dice que muchos emprendedores le presentaron la idea de un juego de estas características.

“Cuando mi hija me dijo que descargara Pokémon GO y lo jugara, me di cuenta de inmediato que dieron en el clavo con algo que nadie había logrado antes —relata en su blog—. Siempre amé la idea de que pudiéramos hacer una búsqueda del tesoro pública masiva usando la web y los móviles. Pero tuvieron que pasar más de diez años desde que vi esta idea por primera vez para que realmente sucediera”.

publicidad

La diferencia puede ser que el juego involucra una marca y una narrativa populares para la generación millennial, como lo son Pokémon y sus personajes. “La marca Pokémon (...)”, dice David Byttow, CEO de la startup Bold, “crea instantáneamente un idioma común que muchos de nosotros entendemos”.

Y, claro, aunque Niantic se haya separado de Google, el hecho de tenerla como inversionista significa una buena relación con la empresa líder en mapas digitales de gran parte del mundo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad