publicidad
Los ingenieros de la empresa de Mountain View trabajan en tecnologías que todavía no están listas para el consumidor.

Mira los experimentos que hace Google para que las computadoras aprendan a pensar como nosotros

Mira los experimentos que hace Google para que las computadoras aprendan a pensar como nosotros

La empresa de Mountain View nos hizo una demostración de sus experimentos de cómputo cognitivo, en que las computadoras aprenden solas.

Los ingenieros de la empresa de Mountain View trabajan en tecnologías qu...
Los ingenieros de la empresa de Mountain View trabajan en tecnologías que todavía no están listas para el consumidor.

SAN FRANCISCO — El cómputo cognitivo o aprendizaje automático (machine learning) es una de las tecnologías más importantes del momento en Silicon Valley. Se trata de entrenar a las computadoras a 'pensar' por su cuenta cada vez más como los humanos.

Por ejemplo, saber identificar qué hay en una foto o traducir una frase escrita o hablada son tareas que las máquinas pueden mejorar a través de la repetición. Haciendo millones de operaciones van aprendiendo a diferenciar objetos similares, como una taza de un bidet.

Facebook usa esta tecnología para interpretar fotos para usuarios ciegos. Google y Amazon la tienen detrás de sus asistentes inteligentes para el hogar, que reconocen comandos por voz.

La tecnología va llegando lentamente a productos para el consumidor. Google lanzó esta semana PhotoScan, una aplicación que escanea fotos de papel en cualquier celular, con resultados muy mejorados respecto de la táctica más común de sacarle una foto a la foto.


La empresa también anunció que acaba de actualizar su traductor en ocho idiomas (incluido el español), para que use inteligencia artificial y traduzca como un intérprete humano: pensando más en el sentido de la oración que en las palabras sueltas.

Pero, mucho antes de lanzar una tecnología así al mercado, los ingenieros de Google experimentan y juegan con ellas para entender sus posibilidades y potencial. Algunos de ellos nos hicieron una demostración de varios de esos experimentos en su oficina de San Francisco.

publicidad


Los experimentos muestran también las limitaciones actuales de esta tecnología. Pero la idea es que los sistemas se entrenen solos, y aprendan cada vez que realizan una tarea.


Detrás de cada una de estas aplicaciones, está la capacidad de la 'nube' de Google, es decir servidores y computadoras remotas que le dan gran poder de cómputo a cada operación.


Los servicios en la nube, sobre todo para empresas, son un mercado grande donde la empresa de Mountain View arranca desde atrás contra otras más establecidas como Amazon, Microsoft e IBM.

Junto con aplicaciones divertidas, Google también busca usar el cómputo cognitivo para mejorar procesos como la contratación de personal. Sus ingenieros mostraron que la inteligencia artificial puede filtrar mejor los resultados de una búsqueda de vacantes y conectar los candidatos más apropiados con los reclutadores que los buscan.

Pero, por ahora, gran parte de lo que vimos en las oficinas era más entretenimiento que trabajo.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad