publicidad
La campaña electoral fue el tema más popular en Facebook en 2015.

A Facebook “no le gusta” que lo acusen de censurar noticias de derecha

A Facebook “no le gusta” que lo acusen de censurar noticias de derecha

La red social asegura que destaca los temas de actualidad según su popularidad entre los usuarios, no por razones ideológicas.

La campaña electoral fue el tema más popular en Facebook en 2015.
La campaña electoral fue el tema más popular en Facebook en 2015.

Esta vez era Facebook la que necesitaba un botón de “No me gusta” y no lo encontró.

La red social más grande del mundo tuvo que salir a desmentir un reporte de que sus editores habían suprimido informaciones favorables a la derecha conservadora en el contenido que Facebook muestra a sus usuarios.

“Facebook no permite ni pide a sus revisores discriminar de manera sistemática contra fuentes de ningún origen ideológico y hemos diseñado nuestras herramientas para que esto sea técnicamente imposible”, escribió la noche del martes el vicepresidente de Búsqueda, Tom Stocky , en su perfil en la red social. “Al mismo tiempo, las acciones de nuestros revisores son registradas y revisadas, y violar nuestros lineamientos es una ofensa que amerita despido”.

La reacción de Stocky fue ante un artículo en el sitio de tecnología Gizmodo. Este aseguró haber entrevistado a dos ex editores conservadores que se quejaron de que los temas favorables a la derecha republicana eran suprimidos de la columna “trending topics” (temas populares) en la red social.

La nota, sin embargo, también decía que otros exeditores negaban haber suprimido noticias conservadoras. Ninguna de las fuentes dio su nombre.

Varios de los editores, según Gizmodo, dijeron haber recibido instrucciones de forzar la entrada de temas a la columna de “populares”, aun cuando no lo ameritaban por cantidad de audiencia y reacciones.

publicidad

Facebook, al principio, no emitió comunicado alguno. Luego dio una entrevista telefónica al sitio Buzzfeed y, finalmente, reaccionó a través del texto de Stocky, que dijo que no encontró evidencia de que las acusaciones fueran ciertas.

“Hubo otras acusaciones anónimas, por ejemplo de que forzamos artificialmente que ‪#BlackLivesMatter‬ (las vidas afroamericanas importan) fuera popular”, escribió. “Estudiamos esa acusación y encontramos que era falsa. No insertamos historias artificialmente en los temas populares, ni les damos instrucciones a los revisores de que lo hagan”.

Según explicó, hay un algoritmo que selecciona los “trending topics” a raíz de los temas que la gente debate en Facebook. Los editores revisan los más populares para asegurarse que correspondan a sucesos del momento.

“Nuestros lineamientos no permiten suprimir perspectivas políticas —dijo—. Ni permiten priorizar un punto de vista sobre otro ni un medio noticioso sobre otro. Estos lineamientos no prohíben que ningún medio noticioso aparezca en los temas populares”.

Claro que lo que el artículo de Gizmodo acusa a Facebook de hacer es lo mismo que los medios tradicionales han hecho siempre: seleccionar y jerarquizar la información del día según la visión de la organización, de sus dueños o de sus ejecutivos. Pero la red social asegura que no son decisiones humanas, sino algoritmos, los que jerarquizan los temas que muestra a su audiencia. Admitir un sesgo rompería con esa imagen de imparcialidad.

publicidad

El tema, al parecer, no se terminará allí. El mismo reportero que publicó la nota original de Gizmodo reportaba este martes que el presidente del comité de Comercio del Senado, el republicano John Thune, mandó una carta a Mark Zuckerberg, director general de Facebook, con preguntas sobre la presunta censura.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad