publicidad
El presidente ruso, Vladimir Putin, en un evento de Fórmula Uno en octubre.

Putin aprueba medidas de represalia económicas contra Turquía tras derribo de un caza ruso

Putin aprueba medidas de represalia económicas contra Turquía tras derribo de un caza ruso

Entre las medidas, serán restringidas las operaciones de firmas turcas en Rusia

El presidente ruso, Vladimir Putin, en un evento de Fórmula Uno en octubre.
El presidente ruso, Vladimir Putin, en un evento de Fórmula Uno en octubre.
El presidente ruso, Vladimir Putin, firmó este sábado un decreto que impone sanciones económicas contra Turquía, cuatro días después del derribo de un caza ruso por parte de la fuerza aérea turca cerca de la frontera con Siria.

El decreto, publicado en la página web del Kremlin, anunció la entrada en vigor de una prohibición a los vuelos chárter desde Rusia hacia Turquía, que las agencias de viajes rusas deberán dejar de vender pasajes a Turquía y la paralización de las importaciones de algunos productos turcos.

El texto dice, además, que las operaciones de firmas turcas en Rusia y el empleo de personal turco por parte de empresas rusas serán restringidos y ordena al Gobierno preparar una lista de bienes, firmas y empleos que se verán afectados.

El título del decreto, que entra en vigor de forma inmediata, es "Sobre medidas para asegurar la seguridad nacional de Rusia y para proteger a los ciudadanos rusos de actividades criminales y otras actividades ilegales, y la aplicación de medidas económicas especiales contra Turquía".

Algunas de las medidas que se anunciaron este sábado ya se habían introducido pero de forma informal.

Los principales productos que exporta Turquía a Moscú son alimentos, productos agrícolas y textiles. Un portavoz del Kremlin dijo el sábado que podría haber hasta 200,000 ciudadanos turcos en territorio ruso.

publicidad

Putin firmó el decreto cuatro días antes de una cumbre en París sobre el cambio climático, ocasión que su homólogo turco, Tayyip Erdogan, había dicho más temprano el sábado que podría ser una oportunidad para reparar la relación con Moscú.

Buscando poner paños fríos

"Estoy realmente triste debido a este incidente. Hubiéramos preferido que esto no ocurriera, pero ocurrió", declaró este sábado Erdogan, sobre el derribo del avión militar ruso a principios de esta semana.


Pese a esas palabras, Erdogan volvió a defender la actuación del Ejército turco y reiteró sus críticas a la actuación de Rusia en Siria, en un discurso ante sus simpatizantes.


Ankara y Moscú están en crisis después de que el martes la aviación turca abatiera el bombardero ruso cerca de la frontera con Siria.


Los turcos afirman que el aparato volaba dentro de su espacio aéreo y que le pidieron varias veces dar media vuelta antes de disparar. Pero los rusos dicen que el bombardero Su-24 volaba sobre Siria y no recibió ninguna advertencia.


Relacionado
En esta imagen del 24 de noviembre de 2015, tomada de un video de Habert...
Turquía entrega los audios de advertencia al piloto del avión ruso derribado
"Cambie su rumbo hacia el sur inmediatamente", le alertan autoridades turcas al militar ruso que pilotaba el caza.
El presidente turco reiteró asimismo su deseo de reunirse cara a cara con Putin el lunes en París, en el marco de la cumbre internacional sobre el clima.



"No dejemos que ese problema se agudice hasta el punto en que nuestras relaciones queden totalmente destruidas", dijo Erdogan. "La cumbre (sobre el clima) podría ser una oportunidad para restablecer nuestras relaciones", añadió.


Moscú pide una disculpa de Ankara por el derribo del aparato.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad