null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 62

Univision3 Dic 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

camilo: tengo ganas

de desaparecer,

al menos por un rato.

almudena: pues yo te puedo

ayudar a que así sea.

camilo: almudena, ¿qué significa

esto?

almudena: ay, nunca te olvidé.

y hoy la vida nos da

la oportunidad de retomar

lo que dejamos pendiente

hace tantos años, mi amor.

nora: ay, no, este chisme

huele más que una caja

de pastelitos, qué bárbaro.

almudena: no me vas a decir

que no te gustó el beso,

bizcochito.

¿no sentiste mariposas

en el estómago?

camilo: no, no es que no me haya

gustado, eres una mujer

muy atractiva

y siempre hubo mucha química

entro nosotros, eso es cierto,

pero yo sigo casado.

almudena: ah, separando

que no es lo mismo.

diana ya no está contigo.

¿o qué, ya la perdonaste?

camilo: almudena,

yo estoy en un momento

muy complicado de mi vida

y no quiero que--

almudena: sí, sí, yo no quiero

ser una complicación más, no.

al contrario,

quiero ser parte de ella

y ser parte de las decisiones

que tomes en el futuro, mi amor.

chabe: mi vida, te dije

que las cosas podían salir mal,

dianita.

diana: pues sí, pero pensé

que ella iba a reaccionar

como yo lo hubiera hecho.

chabe: ya ves que no todo mundo

tiene tan buen corazón.

bueno, pero ya la conociste

y no tuviste la respuesta

que esperabas,

pues ya, ponle fin

y olvídate de ese asunto.

diana: no es así de fácil

porque yo necesito

llegar al fondo.

chabe: es que no puedes hacer

nada más, criatura.

esa mujer, por más que te haya

dado la vida, te rechazó,

no quiere volver a verte.

diana: yo estoy segura

que oculta algo muy fuerte,

algo que la atormenta,

por eso me rechaza.

yo tengo que encontrar la forma

que me cuente su historia

porque es mi historia.

ximena: ay,

¿esto lo preparó iñaki?

mónica: ¿cómo ves?

ximena: está todo...

delicioso.

olé.

mónica: [acento español] es una

receta española, hija.

ay, pero, pobre, ya ni la probó,

ya viste que no se pudo quedar.

ximena: no, bueno, pero dile

que venga diario, por favor.

ya sé.

lo contratamos

como nuestro chef oficial.

mónica: ay, ¿cómo crees, hombre?

ximena: ay, mi idea es genial.

amiga, yo ya me cansé

de cocinar todos los días.

mónica: oye, ¿qué te pasa?

yo también he cocinado

para las dos, ¿eh?

bueno, iñaki dijo que él

podía venir a cocinar

cuando quisiéramos.

ximena: tómale la palabra.

mónica: ay, ¿cómo crees?

te pasas.

¿cómo voy a hacer eso?

ximena: ay, ¿por qué no?

mónica: porque iñaki ya me ha

ayudado bastante como para

todavía decirle

"oye, ven a cocinarme, ¿no?

diario".

ximena: [ríe]

mónica: además, ya me dijo que

no le falta mucho

para regresarse a españa.

ximena: ay, amiga, pues no sé,

pero esto de llegar

cansada del trabajo

y que haya comida tan rica

es algo a lo que yo

me podría acostumbrar

muy fácilmente.

¿sabes qué?

se me hace que en lugar

de esposo que me mantenga,

yo quiero uno que me cocine.

mónica: [ríe]

ximena: no, no, no.

mejor uno que me mantenga

y que me cocine, eso sí.

oye,

mientras llega a mi vida

ese hombre,

ahora que tú no tienes

nada que hacer--

digo, o sea, que

tienes mucho tiempo libre.

puedes cocinar diario.

te va a servir, ¿eh?

mónica: ¿yo?

estás loca.

[niega]

ni de broma.

ximena: es terapia cocinar

dicen.

mónica: no, no.

margarita: ¿a dónde te llevas

mis joyas?

manuel: a ver, tranquila,

no me las voy a robar.

te las voy a devolver,

solo quiero que exista

una prueba de que tú las tenías

y no lidia.

margarita: a ver, a ver, a ver.

manuel: ¿a ver qué?

no, no te las voy a dar, no.

margarita: manuel, yo no sé

dónde te topaste esa cosa,

pero es evidente que quiere

separarnos.

manuel: separados ya estamos.

te recuerdo que la sentencia

de divorcio no tarda en salir,

así que no le eches

la culpa a lidia,

sino a que todos estos años

nuestra relación estuvo basada

en una mentira.

margarita: ¿qué te pasa?

claro que no está basado

en una mentira.

manuel: bueno, al menos acepta

lo que hiciste.

margarita: manuel,

prométeme y júrame

que no te vas a ir con ella,

por favor.

manuel: no te voy a prometer

nada, si lo hago,

estaría en mi derecho.

y quiero que te quede algo

bien claro.

voy a hacer todo lo que esté

en mis manos para demostrar

que lidia es inocente

y que pagó una condena

que no merecía.

margarita: sí la merecía

porque se quería quedar contigo

y eso no lo iba a permitir

porque tú eres mío, al igual

que el bebé de regina--

manuel: estás loca.

margarita: yo no estoy loca.

manuel: no, no, estás loca

y las cosas no se van

a quedar así, margarita.

te aseguro que se va a hacer

justicia.

[celular]

mónica: otra vez de media link.

pues como no se me ha

ocurrido nada, me mantengo.

no les voy a contestar.

ximena: muy bien.

[alerta de texto]

mónica: a ver qué quieren

ahorita.

ximena: ay, a ver.

mónica: "ya sé que no quieres

tomar llamadas,

pero es para decirte que

ya puedes pasar por el cheque

de tu liquidación".

ay, está en personal.

ay, la angustia.

la angustia, mira, la angustia.

ximena: no, no, no, a ver.

tranquila, tranquila,

como te enseñe.

todo, todo, todo.

exhala.

mónica: ay, amiga,

las liquidaciones se tardan

más de una semana.

se ve que a camilo le urge

borrar cualquier recuerdo de mí.

ximena: ay, es que lo odio,

lo odio, lo odio y cada vez

me cae más en la punta

del hígado.

mónica: ¿cómo puede ser así

conmigo, cómo?

ximena: pues tómalo en cuenta

para ver si así te sale

de la cabeza ya esa devoción

que le tienes al hombre ese.

mónica: de la cabeza es

muy fácil que se salga,

pero del corazón, a ver, ¿cómo?

ximena: pues tendrás

que encontrar la manera,

moniquita.

mónica: no quiero.

ximena: pues eso es mejor

que no puedo.

mónica: ¿por qué?

ximena: porque querer

es poder.

mónica: ah, qué abusada eres.

ay, la angustia.

ximena: fuera angustia.

almudena: ¿no te das cuenta

que la vida nos está dando

la oportunidad de retomar

lo que dejamos hace muchos años,

mi amor?

yo creo en el destino

y creo que tú y yo estamos

predestinados,

somos almas gemelas.

camilo: almudena--

almudena: mira, mira,

yo no tendría que estar

en este lugar.

sin embargo la vida me trajo

justo aquí y ahora

porque tú necesitas alguien

leal en quien sí puedas confiar

y sentirte apoyado.

esa soy yo, mi amor.

camilo: yo no quiero

ilusionarte.

no puedo ofrecerte nada

en este momento,

y mucho menos

garantizarte una relación.

almudena: no, no, no,

no estoy aquí para exigirte

un compromiso, ni que me pongas

un anillito en el dedo, no.

así que por eso no te preocupes,

mi vida.

nora: esta es otra caja

de pasteles.

almudena: lo que yo quiero

es que estés bien.

¿no crees que mi compañía

te pueda ayudar a sentirte

un poco mejor, que puede

ayudarte a curar ese corazón

que diana y mónica pisotearon?

camilo: reconozco que sí

me haría muy bien tu cercanía

y tu cariño, pero insisto,

no puedo ser egoísta

y solo pensar en mí.

almudena: eso es todo lo que yo

necesitaba escuchar.

lo demás dejémoslo al tiempo,

¿ok?

mientras vamos a enfrentar

la vida tomados de la mano,

juntos.

¿sí, bizcochito?

bueno, y ahora vamos

a comer juntos porque esto

lo tenemos que celebrar, ¿sí?

y además, necesitas

distraerte un poco, ¿no?

¿sí?

ay, sí.

[ríe]

ximena: si tan claras son

las señales de que tu relación

con camilo se está rompiendo,

convéncete, amiga,

de que pase lo que pase,

no puede ser igual,

mejor o peor, no sé,

pero nunca va a ser igual, pues.

mónica: eso es verdad.

ximena: ¿y vas a ir

por el cheque?

ay, amiga,

con suerte te alcanza

para comprarte un cochecito.

y si es así, me vendes el tuyo

a pago, no seas gachita.

mónica: ay, tú no das paso

sin huarache, ¿verdad?

qué cosa.

ximena: oye, por 20 años

de trabajo te tienen que dar

un chequezote.

mónica: pues sí, pero mejor

me espero.

a ver, ¿de qué sirve

de que lo cobre

si existe la posibilidad

de que regrese a media link?

ximena: mónica alberta,

¿de verdad eso es

lo que quieres?

mónica: sí, sí.

amo profundamente mi trabajo

aunque me digas alberta.

ahí me siento realizada, fíjate.

ya sabes cómo soy, ¿para qué

te juntas conmigo, a ver?

laura: ¿almudena besó a camilo?

nora: [asiente]

laura: pero ¿lo besó

en la mejilla o...?

nora: no, no, no,

fue un beso francés,

un beso de lengüita.

laura: no lo puedo creer.

nora: mira, no pude captar

el momento, pero...

la cara de tórtola enamorada

que tiene ella

después de ese beso

pues es clarísima.

y como comprenderás

pues, esta información vale oro.

laura: está bien, mándame

la foto al celular

y llena tus tres cajas

de pastelitos.

nora: ¿pueden ser cuatro?

con tres está bien,

me las llevo bien llenitas.

es que de verdad, estos hombres,

¿quién iba a decir?

el licenciado resultó

bien coscolino.

primero moni

y luego ahora la mamá de rafa.

voy pasando igual, ¿eh?

permiso.

laura: ay.

diana: déjame un mensaje

y luego me comunico contigo.

[pitido]

nora: dos de ese,

este de acá, ese también.

ay, debajo, debajo.

laura: ¿ahora qué hago?

>> señora, lo de los pasteles.

laura: ah, eh, sí, los pasteles

de la señorita van a mi cuenta.

te pido un favor,

¿me podrás cubrir?

tengo que irme de volada.

>> claro, no se preocupe.

laura: gracias.

>> no, de qué.

ximena: así que tomaste

una clase de zumba, mónica.

mónica: y no sabes cómo

me gustó.

camilo--ven, dámelo.

y además dan yoga, ¿sabías?

ay, y además, ahí mismo

camilo va a tomar clases

de adiestramiento.

ximena: ¿camilo?

mónica: sí, pero dámelo.

ximena: ay, amiga, quisiera ir,

de verdad, pero con el nuevo

puestazo que me cargo

no me da la vida para nada.

mónica: ay, un día date

una vuelta, hombre.

ah, igual y dan clases

el fin de semana.

creo que el folleto

decía algo así.

ximena: va, va,

el fin de semana sí, lo vemos.

lo que sí es que

me da mucho gusto verte así,

animada.

y no todo el tiempo aquí,

encerradota,

así de ogra todo el día, no.

mónica: bueno, al menos de aquí

a que sé lo que va a pasar

con mi vida, me entretengo.

yo sé que mi lugar

es en media link, amiga,

pero este tiempo voy a hacer

todo lo que pueda

por hacerme fuerte y pelear

por mi lugar en la empresa

y en el corazón de camilo.

ximena: eso.

así es como me gusta escucharte,

mi moni, decidida, empoderada.

ay, a mí que la vida no me da,

en serio.

tengo que regresar a una junta,

no puede ser esto.

pero ¿sabes qué, amiguita?

en la noche nos vamos a tomar

algo por ahí, ¿qué dices?

mónica: ¿sabes qué?

sí.

me va a caer perfecto.

por mucho tiempo

te negué las saliditas,

pero esta vez

ya no lo voy a hacer, fíjate.

ximena: eso, querida.

vámonos con todo en la noche.

ahí te encargo que limpies,

¿eh, mi amorcita?

tú que no tienes

mucho que hacer.

una que anda desempleada.

camilo: hola, ¿cómo le va?

mesa para dos a nombre

de camilo sarmiento, por favor.

gracias.

lo que no me encanta

de este lugar

es la bodega de vinos.

es que no los reponen,

no los reponen.

almudena: mi amor, el lugar

lo hacemos nosotros, mi vida.

camilo: ¿aquí está bien,

te parece bien?

almudena: sí, está bien.

pero relájate, bizcochito,

estás muy tenso.

camilo: te dije que traía

demasiadas cosas en la cabeza.

no soy la mejor compañía

en este momento.

almudena: tú siempre serás

la mejor compañía para mí.

mira, yo creo que te va a servir

que vayas resolviendo todo

poquito a poquito.

y deberías comenzar

con media link.

camilo: ah, como si fuera

tan fácil.

almudena: ay, las cosas son

más fáciles de apreciar

con cierta distancia, por favor.

y como yo no trabajo ahí

puedo ser más objetiva.

mira, mira,

yo creo que lo que tienes

que hacer es no ceder

ante los caprichos de mónica.

porque seguro ella está detrás

de la petición de iñaki.

camilo: ¿tú crees?

almudena: ay, mi amor,

por supuesto.

lo que quiere esa mujer

es apropiarse de media link.

camilo: no me dijo que ella

lo supiera, ni que le hubiera

pedido que la apoyara

para regresar tampoco.

almudena: y jamás te lo iba

a decir,

pero yo conozco a iñaki

y está embobado con mónica.

ay, no sé qué le ve a esa mujer,

pero lo tiene comiendo

de su mano.

camilo: bueno, quizá

tengas razón.

cuando le pregunté si ella

le interesaba no tuvo empacho

en decirme que sí,

aunque también me dijo

que no por eso la ponía como

condición a nuestra sociedad.

almudena: mira, si yo fuera tú,

por ningún motivo aceptaba

la sociedad con iñaki

y cancelaba

el proyecto de rafael.

chabe: no me gusta verte así.

¿qué quieres que te prepare, eh,

para que te mejore el ánimo?

[timbre]

¿y ahora?

ah.

laura: ay, no sé

dónde están mis llaves,

perdón, chabe.

chabe: no te preocupes.

laura: te he estado llamando,

¿por qué no me contestas?

diana: no sé, ni siquiera

he visto mi celular,

seguro está en silencio.

es que con tanta cosa

que he tenido hoy

ni siquiera lo he visto.

pero ¿qué pasó?

a ver, siéntate.

laura: tengo algo que decirte

que no te va a gustar.

diana: ay, ya, laura,

¿de qué se trata?

laura: nora me fue a ver

a la pastelería y contó que...

diana: que...

ay, habla ya.

chabe: ay, sí, ya,

por favor, habla, niña.

laura: almudena y camilo

se besaron afuera de media link.

chabe: [resuella]

laura: lo dije.

[música]

[música]

almudena: lo sé, y me duele

sugerirte esto,

pero rafa se equivocó.

y es más formativo

que aprenda de sus errores

a que su papi iñaki

le solucione todo el problema

apoyándolo con invertir.

camilo: pero ¿estás conciente

que hacer eso podría significar

que rafa decidiera salir

definitivamente de media link?

almudena: con un hijo nada

es definitivo, mi amor.

y si fuera así,

mas adelante lo buscas

y lo recontratas y ya.

pero lo que toca ahora

es ser firme.

tienes que deshacerte

para siempre de mónica,

ese alacrán que traías

en la espalda.

mi amor, de verdad,

yo no te diría esto

si no estuviera convencida

de esto, en serio.

mi vida, mi vida,

recuerda que tú y yo

somos el mismo equipo,

el equipo bizcochito.

y por eso voy a cuidar

nuestros intereses.

bueno, tus intereses.

nico: lidia, te buscan.

ven.

lidia: ¿quién?

nico: ven.

lidia: ¿y eso?

ya sé que son joyas, pero...

manuel: son las joyas que--

que margarita dijo

que le habías robado.

las tenía escondidas

en la caja fuerte.

lidia: estuve un año en la [...]

cárcel por culpa de estas joyas.

manuel: yo ya estoy hablando

con mi abogada para ver

si ella puede llevar tu caso

y--y desaparecer

los antecedentes penales.

lidia: ¿se puede hacer eso?

manuel: no sé,

pero te prometo que vamos

a intentarlo.

perdóname.

perdóname porque no me di cuenta

a tiempo de cómo era margarita

en realidad y--

y perdóname también

porque no pude hacer nada

para evitar que te hiciera daño.

diana: hija--

eso fue después del beso.

laura: sí.

chabe: condenada mujer.

diana: no, para nada está

perdiendo el tiempo.

y camilo tan facilote.

laura: no.

ella sabe que él está solo

y obvio va a aprovechar.

diana: ni una palabra de esto

a mi mamá, por favor.

si de por sí trae atravesado

a camilo, imagínense con esto.

chabe: pero ¿a dónde vas?

diana: a combatir el fuego

que esa mujer está desatando.

laura: yo voy contigo.

diana: no, no, no.

tú regresa a trabajar,

esto lo arreglo yo.

laura: ay, chabe, yo no sé

si hice bien en decirle todo

de sopetón.

pero si yo sentía

que me ardía la sangre,

imagínate a ella.

chabe: hiciste bien, laurita.

al toro hay que agarrarlo

por los cuernos.

y mira, a las mujeres

como la bizcochito

hay que ponerlas en su lugar.

lidia: tú no eres malo.

no sabes la paz que me da

saberlo.

¿sabes?

eso era lo que más me dolía.

nico: qué bueno que ya

se contentaron.

¿se ban a besar?

manuel: no, bueno.

nos contentamos

en gran parte por ti.

tú me ayudaste a que esta

princesa luchadora me escuchara,

me dejara de hacer llaves

y me perdonara.

porque ya me perdonaste, ¿no?

ya te diste cuenta que yo jamás

me hubiera separado de ti.

te amaba con toda mi alma.

nico: [susurra]

lidia: [ríe]

igual que yo.

nico: abrazo, abrazo, abrazo.

mónica: ay, tengo que estudiar

para ponerme al corriente

con las nuevas técnicas.

todo esto le puede ayudar

muchísimo a media link.

tengo que dejar de pensar

en la oficina,

pero es donde tengo que estar,

donde quiero estar.

tengo que regresar

a manejar mi empresa.

bueno, la empresa.

mi empresa.

arréglalo.

camilo: ay, qué susto.

licenciada,

qué bueno que ya llegó.

todos los pendientes

ya están armados

en sus respectivas carpetas

en su escritorio

y ahorita mismo le traigo

el café como a usted le gusta.

cafecito, cafecito.

ahí está.

mónica: ¿se puede saber

por qué no me contestaste

el teléfono a las siete?

camilo: perdón,

me estaba bañando

y apenas vi la llamada perdida

se la regresé.

y usted no me constestó.

mónica: pues sí,

no es cuando tú quieras.

camilo: perdón, perdón,

no se va a volver a repetir,

se lo juro, se lo prometo.

soy tan feliz, pero tan feliz

de trabajar con usted.

mónica: es todo.

camilo: permiso.

sí, sí, sí.

con permiso, licenciada,

permiso.

mónica: mis sueños cada vez

están peor.

[música]

[música]

margarita: ah, no.

no, si me va a echar

de cabeza con regina

y yo no lo voy a permitir.

¿lidia, aquí?

manuel: lidia,

por favor, quédate tranquila,

margarita no va a saber por mí

que estás aquí.

lidia: gracias.

sé de lo que es capaz

y le tengo un poco de miedo.

manuel: sí.

bueno, mira, yo voy a estar

al pendiente de ti

y te juro que ya no va a volver

a hacerte daño,

no se lo voy a permitir.

regina: y fue un rollo muy loco

porque maggie se puso

muy intensa.

pablo: ¿intensa cómo?

regina: ya sabes, me jaloneó,

me dijo "no, no me puedes

hacer eso, es mi bebé,

¿cómo se te ocurre?".

pero yo le dejé muy claro

que no hay marcha atrás.

pablo: a ver, permíteme, regi.

¿qué onda?

luis: que el nuevo gerente está

llamando a junta ahora mismo.

pablo: a ver, discúlpame, regis,

pero mauricio acaba de hacer

una junta que no estaba

programada.

regina: sí, no te preocupes.

¿sí vienes en la noche

y te cuento con detalles?

pablo: no, no creo poder ir,

tengo muchas cosas que hacer.

regina: bueno, será después.

y ya estoy llorando otra vez.

ay, odio las hormonas.

luis: ¿y por qué no le dijiste

que vamos a ir a buscar al tipo

que te atropelló?

pablo: porque no sabemos

con quién nos vamos a topar,

¿para qué la preocupo?

vamos.

camarero: caballero.

almudena: ay, mi amor,

¿no puedes cancelar esa reunión

y quedarte conmigo?

es más, podríamos ir

al spa del hotel

y darnos un masajito de pareja.

camilo: no puedo, discúlpame,

pero me tengo que ir ya,

si no, no voy a llegar.

almudena: entiendo, entiendo.

el asunto es que contigo

el tiempo se me pasa de volada

y siempre quiero un poco más,

mi amor.

camilo: ya tendremos tiempo,

no te preocupes.

almudena: ¿y qué tal si

nos vemos en la noche?

camilo: imposible, tengo que

atender a nicolás y a regina.

¿no me podrás echar

la mano con ellos?

unas horas nada más,

en lo que llego a la casa.

es que laura y adrián

tienen mucho trabajo.

unas horas, nada más.

almudena: ok,

pero si me prometes

que desayunamos mañana juntos.

camilo: tengo juntas temprano

para media link y luego tengo

que resolver varios pendientes

en la oficina.

almudena: ajá, ok.

pero en algún momento

tendrás que comer, ¿no?

así que arréglatelas

para que comamos juntos, ¿ok?

y no me digas que no.

porque me rompes el corazón.

yo me encargo de todo

y te aviso dónde, ¿ok?

ay, hoy en la tarde

voy a cuidar a mis--

ay, perdón.

a tus hijos en lo que tú llegas,

¿ok?

camilo: está bien, ¿te llevo?

almudena: no, no, no, está bien.

no te preocupes,

vete a tu reunión.

camilo: ¿sí?

almudena: [asiente]

tan bien me voy a encargar

de volverme indispensable

para ti, biscochito.

diana: ¿cómo pudiste besar

a la bruja esa?

[burla] la bizcochito.

ay.

[gruñe]

nora: [ríe]

mauricio: en mi gerencia

no va a haber concesiones,

manga ancha o permisitos

para nadie, ¿eh?--

nora: ay, perdón, eh, perdón.

mauricio: ¿ven?

¿ven a lo que me refiero?

es que aquí cada quién hace

lo que se le da la gana.

¿dónde estabas, nora,

si tu hora de comida acabó

hace mucho tiempo?

nora: bueno, es que fui a traer

unos pastelitos para todos,

para que podamos festejar

justo tu gerencia.

mauricio: no, no, no, a ver.

luis, luis, ¿qué haces?

aquí no se come, señores,

van a dejar esto

hecho un chiquero.

así que deja estos pastelitos

en paz, por favor.

ustedes estaban acostumbrados

a una gerente demasiado blanda,

que permitía gastos sin control,

que no checaba presupuestos--

rafael: eso que estás diciendo

no es cierto porque si alguien

hizo un excelente trabajo

en esta empresa fue mónica.

mauricio: ah, ¿sí?

a las pruebas me remito, panita.

por algo la corrió tu papá, ¿no?

diana: ¿y tu anillo?

¿tan seguro estás

de que esto se acabó, camilo?

camilo: no, a ver, a ver,

no me lo quité

con ninguna intención.

es más, ni siquiera me lo quité,

no sé cómo lo perdí.

diana: en 25 años de casados

nunca lo perdiste,

qué casualidad que ahora sí.

almudena: yo creo que lo que

tienes que hacer es no ceder

ante los caprichos de mónica,

porque seguro ella esta detrás

de la petición de iñaki.

camilo: ¿tú crees?

almudena: mi amor, por supuesto.

lo que quiere esa mujer

es apropiarse de media link.

camilo: nadie que acepte

un trato así

puede ser una buena persona.

mónica: eso no es cierto.

camilo,

te amo

y te he amado por 20 años.

eso,

eso no puedes dudarlo.

[música]

[música]

adrián: marido a domicilio,

buenas tardes.

andrés: órale, adrián,

¿qué tipos de servicios

das ahora?

adrián: ¿andrés?

hola, andrés, ¿cómo estás?

qué gusto.

andrés: pues esperándote.

me dijiste que ibas a visitar

a tu hermano camilo,

pero que regresabas en un mes

para irnos a recorrer uruguay.

y aquí llevo esperándote,

¿qué hago?

adrián: sí, ya lo sé, andrés,

perdona.

sí, se complicaron

las cosas aquí.

aquí sigo.

andrés: entonces me vas

a plantar con lo de uruguay.

adrián: no, no, no, aguántame,

no sé, dos, tres semanas más

y sigue en pie el plan.

sí, yo ya me empiezo a sentir

ansioso por cambiar de aires.

pero tengo que dejar

todo arreglado aquí.

andrés: vale, pues.

te aguanto unas semanas más.

adrián: perfecto, con eso tengo.

andrés: está bien.

mientras voy viendo la logística

de la ruta para que solo falte

ponerle fecha, ¿de acuerdo?

adrián: oye, pues qué gusto

hablar.

hasta luego.

mauricio: y como última medida,

pero no por eso

menos importante,

a partir de mañana

va a haber una bitácora digital

ahí en la recepción

para que registren

a la hora que lleguen

y a la hora que se van.

nora: ay, pero es que eso nunca

lo hemos hecho, no puede ser--

mauricio: y quiero

que lleven ese registro

durante todo el día.

pablo: a ver, pero, mauricio,

hay veces que no llegamos

directo a la oficina,

hay veces que llegamos

a la cita.

mauricio: bueno, pues cuando

llegues a la oficina

anotas que vienes de una cita

con qué cliente fue,

a qué hora inició

y a qué hora terminó y ya.

y quiero que todos los días

me manden un reporte

de actividades y proyectos

en los que estén trabajando.

quiero estar enterado

de absolutamente todo

lo que sucede en media link.

nora: este, ¿también yo?

mauricio: la orden es

para todos, nora.

absolutamente para todos.

buenas tardes.

rafael: no puedo con este tipo,

no puedo ya.

luis: le dieron poder,

se subió a un ladrillo

y se mareó.

nora: ay, yo ya quiero

que regrese mónica.

[piensa] ay, no, mis pastelitos.

[timbre]

camilo: ¿puedo pasar?

mónica: sí, claro.

camilo: ya entendí

por qué diana y tú

hicieron lo que hicieron

y vine a decirte que eso

ya quedó atrás.

mónica: ¿ya nos perdonaste?

camilo: sé que el amor

que me tienen fue lo que

las motivó a las dos

a hacer ese acuerdo.

mónica: sabía que algún día

te darías cuenta que

no era ambición,

ni un puesto en media link

lo que me había hecho aceptar

la propuesta de diana.

camilo: pues ya lo tengo claro.

mónica: ¿y ya sabes con quién

de las dos te vas a quedar?

camilo: ven, acércate.

mónica: ay, camilo.

ay, camilo, qué bárbaro.

ay.

ay, eres tú.

ay, lo que daría por que ese

fuera el final de esta historia.

almudena: ay, bizcochito.

[llaman a la puerta]

ah, diana.

diana: sé que besaste

a mi marido,

pero te recuerdo que camilo

sigue siendo eso, mi marido.

no es un hombre libre.

almudena: aún.

diana: no se va a quedar contigo

porque lo voy a defender

con uñas y dientes,

así es que aléjate de él

porque no tienes ni idea

de con quién te estás metiendo.

almudena: yo no te tengo miedo,

diana.

y si lo besé, es porque él

ya no está contigo.

tú lo dejaste ir,

a mí no me eches la culpa,

yo no tuve nada que ver en eso.

diana: no estoy jugando.

almudena: ni yo tampoco.

camilo está muy herido

y muy triste por lo que

le hicieron la secretaria y tú,

pero nadie sabe

para quién trabaja.

y si ahora él quiere estar

conmigo y a la que besa es a mí,

pues...

fui su primer amor

y puedo ser el último.

diana: eso no va a ocurrir

jamás.

almudena: pues ya lo veremos.

diana: estás advertida.

almudena: ya.

diana: [gruñe]

[tono de llamada]

mónica, almudena besó a camilo

y si no nos ponemos las pilas,

se va a quedar con ella.

mónica: ay, esa tipa

no pierde el tiempo.

diana: lo besó en media link.

me acaba de decir

que fue su primer amor

y que va a ser el último,

hazme el favor.

mónica: infeliz.

se está aprovechando

de que camilo está vulnerable,

por supuesto, pero que ni crea

que la va a tener tan fácil.

diana: es lo que me estoy

repitiendo, moni, pero no sé.

mónica: no, no, no,

nada de no sé.

cancela cualquier pensamiento

negativo, ¿eh?

por favor, no podemos permitir

que la bizcocha esa

se quede con camilo.

eso no va a pasar,

no puede pasar.

repite conmigo, no va a pasar.

tú también, repite comigo,

no va a pasar.

diana: no puede pasar.

mónica: eso.

y ahora manos a la obra.

vente para mi casa, pero ya.

diana: voy para allá.

[música]

[música]

adrián: con que de pinta, ¿eh?

laura: perdón, pero tenía

que salir.

adrián: no te preocupes,

changarro tranquilo.

laura: este y el tuyo

porque te veo muy relajado.

permiso.

adrián: es que estoy revisando

pues, los boletos

para el próximo viaje a uruguay.

laura: no pensarás irte

en este momento, ¿verdad?

diana te necesita,

camilo también.

adrián: ¿y tú?

laura: yo--yo creo que hay

prioridades que...

adrián: mira, yo soy un hombre

solidario y estoy haciendo

todo lo posible

por ayudar a mi hermano--

bueno, a ambos,

pero yo no puedo seguir aquí

eternamente.

laura: o sea que estás

hablando en serio.

adrián: sí.

laura: ¿y para cuándo es

el viaje?

adrián: no sé, en unas cuantas

semanas más.

tengo que hablar con manuel

para ver qué es lo que pasa

con marido a domicilio,

que en realidad eso es

lo que me está deteniendo.

laura: ¿tú crees que solo

es eso o...?

adrián: no sé, ¿tú qué dices?

¿hay alguien más aquí

a quien yo le haga falta?

diana: [suspira]

mis hijos están cumpliendo

en no facilitarle las cosas

a camilo.

ese lado ya lo tenemos cubierto.

mónica: lo que convendría es

saber los movimientos de camilo

para anticiparnos

a cualquier plan que tenga

con la bizcochito.

ah, nora sería la ideal

para decirnos, pero es que

nora es bien rara.

yo no sé si me quiere o me odia.

diana: es que ya era team diana

desde antes.

a laura se le ocurrió

intercambiarle información

por pastelitos.

mónica: ¿pastelitos?

con razón un día llegó

con una caja y la condenada

me dijo que eran para mí.

diana: ay, pero tampoco te creas

que nos ha dicho gran cosa, ¿eh?

mónica: eres de lo peor,

diana alcántara.

diana: ay, ya ni me digas,

tú también tenías

tus estrategias.

¿qué tal cuando llegaste

a aparecerte en la cena

con almudena?

mónica: no, hombre,

de haber sabido, no voy.

ve lo que nos costó.

diana: bueno, pero ya,

no nos desviemos.

laura: bueno, no--no sé

si te parece poco,

pero no todo el mundo tiene

cuatro o cinco sobrinos

de un solo hermano.

adrián: a ellos no les hago

falta.

bueno, sí, me van a extrañar,

pero van a crecer,

van a hacer su vida.

pero yo me refería

más bien a ti.

laura: ¿a mí?

adrián: [asiente]

la única persona

a la que yo le haría falta es

alguien que me quiera.

porque a mí sí me va

a hacer falta la mujer

de la que me enamoré.

laura: te enamoraste.

adrián: sí, me enamoré de ti.

bueno, pero es evidente

que tú no sientes lo mismo.

al menos no con la misma

intensidad.

por más que quieras

no puedes olvidar a patricio.

laura: no,

patricio es prueba superada.

no, no digas eso.

adrián: uy, entonces

está peor para mí.

diana: hay que echar a andar

la estrategia contra almudena.

para mí el principal

argumento en su contra es que

en realidad no sabe nada

de camilo.

mónica: tienes toda la razón.

ella podrá llenarse la boca

diciendo que fue su primer amor,

pero eso ya llovió.

diana: y nosotras sí

que lo conocemos.

por más enojado que esté

con nosotras,

sabemos de muchos puntos donde

tocarlo para que reaccione.

mónica: sí, es cierto.

ay, bueno, pero también sabemos

lo que ella puede tocarle.

ay, no, se me retuerce la panza

solo de verla así

de empalagosa con él.

diana: ya sé.

mónica: digo, contigo

era distinto, yo sabía

lo que significabas para él

y estabas en su vida

cuando yo llegué.

diana: pues sí, pero tenemos

que quitarla del camino,

hacerla confesar que utilizó

la información que tenía

de nuestro trato

para que camilo

se alejara de nosotras

y ella se quedara con él.

mónica: sí, sí.

y además, lo hizo de mala fe,

con mala intención,

y no por amor como tú o yo.

solo así camilo

va a poder creernos.

diana: ay, el problema es

cómo conseguir esa confesión.

o que desista de seguir

conquistando a camilo.

mónica: ay, hasta crees.

[teléfono]

nora: media link, buenas tardes.

almudena: hola,

estoy buscando a la asistente

del licenciado sarmiento.

nora: soy nora, señora almudena.

¿qué se le ofrece?

almudena: ay, perdón, nena,

no te reconocí.

oye, te dejo un recado

para mi bizcochito porque yo sé

que anda en mil y un reuniones.

nora: a ver, dígame.

almudena: por favor, avísale

que reservé en casa luz

para mañana a las dos

y para dos.

bueno, gracias.

adiós, gordita.

nora: gordita su abuela.

o no, su abuela debe ser

igual de flacucha que ella.

es que de veras yo no sé

qué le ve el jefe supremo.

pero bueno, a ver,

esto también debe valer algo

para ganarme los pastelitos

que me robaron.

a ver, señora laura.

"señora laura,

le tengo más noticias".

laura: adrián, yo--yo te quiero,

pero entiéndeme, no--

no es tan sencillo

empezar de nuevo.

adrián: bueno,

puedo entender el miedo,

pero no la falta de interés,

de demostrar que al menos

te importo un poquito.

laura: y me importas,

te lo juro,

pero involucrarme

sentimentalmente me aterra,

establecer un compromiso

serio, formal...

adrián: bueno,

entonces no vamos a establecer

compromisos,

pero podemos demostrar

nuestros sentimientos,

convivir,

conocernos más a fondo.

laura: pero ¿cómo vamos

a convivir si ya te vas?

adrián: vente a uruguay conmigo.

laura: un--

un viaje siempre suena tentador.

adrián: bueno, es un viaje...

ya sabes como viajo yo,

a la aventura, sin lujos,

pero muy divertido

y muy exitante e inolvidable.

laura: déjame pensarlo.

adrián: está bien.

bueno.

[alerta de texto]

luis: buenas.

chato: buenas.

luis: ¿este es el taller

del señor vicente heredia?

chato: sí, digo, nadie me llama

por mi nombre, pero...

para todos soy el chato.

pero ¿ustedes por qué

saben mi nombre?

luis: este, mira, queremos--

chato: ¿qué te pasa, güey?

pablo: a ver, a ver,

¿qué no me reconoces?

veme.

chato: no.

¿qué, le tiré la onda

a una de tus novias o qué?

luis: ¿por qué te lo querías

tronar?

chato: no, yo no me lo quería

tronar, yo no soy ningún matón.

pablo: ¿y entonces por qué

me querías arrollar

con esa moto?

chato: no, güerito,

perdóname la vida.

yo solamente te quería

meter un susto.

ese no es mi negocio,

yo no me dedico a eso.

diana: gracias por escucharme,

mónica.

yo espero que pronto

tengamos noticias de media link

para que sepamos cuál es

el siguiente paso.

[alerta de texto]

es de laura.

mónica: ¿qué dice?

diana: estamos de suerte.

camilo y almudena comen mañana

a las dos en casa luz.

mónica: sé donde está.

diana: yo también.

y si esa cree que se la va

a pasar feliz, se equivoca.

mónica: ay, sí, del plato

a la boca se cae la sopa.

diana: y va a acabar

con el vestido manchado.

mónica: ¿otro cafecito

para planear bien la estrategia?

diana: bueno, va.

pero no me tardo mucho

porque tengo que ir a dar

una vuelta a la casa

a la recoger unas cosas

y ver a mis hijos.

mónica: ay,

ya quiero que sea

mañana a las dos de la tarde.

Cargando Playlist...