null: nullpx
Cargando Video...

Y Mañana Será Otro Día Capítulo 61

Univision30 Nov 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

...

locutor: televisa presenta...

meche: no sé si quiere que

le platique cómo empezó

mi carrera.

diana: sí, sí, sí, quiero hablar

de eso, pero también quiero

hablar de su vida,

quiero saber

algo más de usted...

si se casó, si tuvo hijos.

meche: no.

no. de eso no quiero hablar.

diana: ¿por qué no?

meche: porque no.

diana: por favor,le pido que

hablemos de eso porque yo

necesito saber la verdad.

meche: ¿qué verdad?

diana: la verdad sobre su hija.

meche: está equivocada,

yo no tengo ninguna hija.

diana: no, sí la tiene

y está frente a usted

porque yo soy esa hija

que dio en adopción...y

quiero saber por qué lo hiciste.

camilo: no puedo creer que no

me hayas dicho nada.

regina: te lo iba a decir,

pero como tú y mi mamá están

peleados ya no pude hacerlo,

pero ella sí lo sabe.

camilo: ¿y dejó que eugenia

se metiera aquí de una?

regina: por supuesto, hasta

la felicitó.

camilo: me choca ser el último

en enterarme de las cosas.

regina: si estuvieras

con mi mamá y si estuvieran

bien, te enterarías a tiempo

de todo.

camilo: regina,

la decisión que tomé no es fácil

para mí, pero no por ello no voy

a permitir que no se me informen

las cosas, ¿estamos?

¿estamos?

regina: estamos.

camilo: estamos ¿qué?

regina: estamos, papá.

meche: váyase, váyase de aquí

diana: pero tenemos que hablar.

meche: no estoy orgullosa

de mi pasado,

pero no voy a tolerar

que nadie me juzgue por eso.

diana: pero si yo no te voy

a juzgar, yo no vine a eso,

sólo quiero conocer esa parte

de mi historia.

te prometo que no voy

a reclamarte nada,

mucho menos a exigirte, sólo

quiero que me dejes conocerte,

que seas parte de mi vida.

meche: yo no quiero ser parte

de la vida de nadie.

váyase, váyase.

>> ¿qué pasa, señora meche?

meche: no vuelvas a dejar entrar

a esta mujer.

diana: por favor, por favor,

eres mi madre.

meche: yo no soy madre de nadie.

mónica: ¿qué?, ¿viste?,

ahí estaba su coche,

llegamos a tiempo, corazón.

vas a ver lo guapo que es.

camilo: en cuanto llegues

a la casa te vas a tomar

un consomé y nada de dulces hoy,

nada.

nicolás: ay, papá, pero--

camilo: no, no, no,

nada de peros,

no me vayas a desobedecer.

está bien. y bueno, es así.

mónica: ¿lo viste, lo viste?

¿no es hermoso?, alto, fuerte,

de mirada profunda.

podría ser un galán de cine,

¿verdad que sí?

¿qué tienes?,

te quieres bajar, ¿verdad?

a ver, bájate tantito, te voy

a dar agua porque te dio

como hipo.

a ver, oye, no--

camilo, camilo, camilo.

ambos: mira.

camilo: ¿de dónde salió?

nicolás: no sé.+

mónica: ay, dios mío, por favor.

camilo: debe tener un dueño.

nicolás: sí.

camilo: no trae placa, esta

gente que deja salir los perros

así, sin ninguna identificación,

además siendo tan chiquito,

míralo.

nicolás: sí y se perdió

o seguro se escapó.

camilo: puede ser.

nicolás: ¿y si lo llevamos

a casa?, ni modo que lo dejemos

aquí solito.

mónica: no, que no se lo lleven.

dios mío, para qué lo bajé,

qué bruta soy.

oye, oye, ven, por favor,

ese perro que ves ahí, ahí,

ahí, ahí, bueno, es mío,

pero no quiero que me vean

ni ese señor ni ese niño.

¿les podría decir que es tuyo--

>> ¿mío?

mónica: sí, sí, tuyo,

diles que es tuyo y me lo traes,

por favor, te doy una buena

propina, ándale, aquí tengo,

se llama camilo.

camilo, vas, vas.

nicolás: ándale, pa, porfa.

>> camilo, ¿qué haces,

dónde te metes?

camilo: ¿yo?, aquí estoy,

¿pero por qué me hablas así?

¿te conozco?

>> no, no es a usted, es

a mi perro.

camilo: ¿tu perro se llama

camilo?

nicolás: sí y también mi papá.

camilo: vaya idea de ponerle

nombre de personas a los perros,

por eso existe "rintintin,

laika, bombon", qué barbaridad.

pónle una plaquita.

vamos.

nicolás: bueno, está bien padre

tu camilo, pero ahora yo ya

me tengo que llevar a mi camilo.

camilo: vamos.

laura: no, no sé nada,

no he vuelto a tocar el tema

con diana, pero ella sabe que yo

no quiero buscar a mis padres

biológicos.

seguro cuando ella dé

con los suyos, nos lo dirá.

paloma: ¿no te da ni tantita

curiosidad conocerlos?

laura: no, no quiero ver hacia

el pasado porque duele,

duele mucho y no lo puedes

cambiar.

paloma: te entiendo,

estoy en la misma, por eso

decidí aceptar trabajar y hacer

mi joyería afuera de la ciudad.

laura: ¿te vas a ir de aquí?,

¿pero tu relación con rafael?,

te vi tan contenta que pensé que

iban en serio.

paloma: vamos en serio,

tan en serio, que a pesar

de la distancia vamos a seguir

siendo--

laura: hija, eso no funciona.

paloma: no, ya sé lo que me vas

a decir, tengo que confiar

en lo que tenemos,

en lo que sentimos.

esta es una gran oportunidad

a la que no puedo renunciar.

>> vamos todos a pasear.

todos: vamos todos a pasear.

>> y a los perros educar.

todos: y a los perros educar.

mónica: ay, camilo, ¿ya ves?

en lugar de castigarte

porque casi te cacha camilo,

te traigo a pasear.

ay, es que eres como él,

divino, divino, divino, divino.

>> mónica, mónica, ven acá,

¿dónde vas?

mónica, espérate.

mónica: ay, ¿se llama mónica?

>> sí, es un bonito nombre,

¿verdad?

mónica: sí, muy bonito.

>> ¿y tu perro cómo se llama?

mónica: camilo.

oye, mónica y camilo harían

una bonita pareja, ¿no crees?

>> no, cero, aparte, moni

ya tiene otro novio.

mónica: bueno, pero camilo es

muy lindo, ve sus ojitos,

va a crecer.

>> ah, no, olvídalo.

vámonos.

mónica: no me hagas pensar

cosas.

¿será que es una señal para que

ya entienda que esta vida

tampoco vamos a poder estar

juntos, camilo?

laura: cómo has madurado

en este tiempo.

paloma: mi papá me dijo

lo mismo, aunque

yo no sé si sea madurez

o ya me cansé de la vida

que llevaba.

laura: no sabes la tranquilidad

que me da oír eso.

¿cuándo te vas?

paloma: mañana.

laura: ¿ya mañana?,

espera.

no es mucho--

paloma: no, no, no es necesario.

lo que les dije a papá y a ti

es en serio,

quiero probarme yo sola

y sé que voy a poder,

confía en mí.

laura: por supuesto que

confío en ti, mi amor.

mira, después del pleito pensé

que te había perdido, pero...

me hace muy feliz ver que no era

así, sino que simplemente

estabas creciendo.

paloma: así es

y como dice chabe:

aún de las cosas malas,

salen cosas buenas.

te quiero mucho, mamá.

laura: y yo a ti.

damián: estás metido

en una broncota si no logras

que la tal mónica regrese

a la empresa.

las viejas son canijas,

no creo que tu amiga cariñosa

nos esté amenazando en balde.

mauricio: yo sé, pero yo creo

que le puedo dorar la píldora

a ximena y ganar un poco

de tiempo con ella.

ahorita lo que más me preocupa

es que el padrastro de rafael

quiera meter la nariz

en la empresa.

damián: sí,

porque de nada te sirve ser

gerente si el tipo queda como

hijo de un socio.

y peor si al rato el otro

lo perdona.

mauricio: sí, por eso me urge

meterle al golpe

que preparamos.

damián: no te dije que ya está

todo listo.

mauricio: bueno, pues ya llegó

la hora de dar y tenemos que

hacerlo antes de que su papito

rico me tire del plan.

paloma: hola, mi amor.

rafael: mi amor.

paloma: hola.

rafael: ¿cómo estás?

paloma: oye, ¿hoy no va

a aparecer chocolatito para mí?

rafael: no, lo siento,

pero armando se comió

el último, es que la cosa está

muy tensa aquí.

paloma: ¿siguen muy tensas

las cosas?

rafael: sí y más

de lo que te imaginas,

yo anoche no quise decirte nada

para que no te sintieras

comprometida con lo de tu viaje,

pero es que han habido

muchos cambios.

camilo despidió a mónica

y mauricio es el nuevo gerente

de medialink.

paloma: ¿mauricio gerente?

rafael: sí, sí porque parece que

mi papá ahora confía nada más

en él y en nadie más.

paloma: pues se está equivocando

de mauricio es una persona muy,

muy retorcida.

rafael: ¿tú crees que no lo sé?,

pero no hay nada que yo pueda

hacer para evitarlo,

lo único que puedo hacer es

tratar por medio de mi trabajo

de recuperar un poco

la confianza de mi papá.

paloma: sí, mi amor, pero vamos

a ver de mauricio te deja porque

ya sabemos cómo se las gasta.

rafael: sí, pero no le voy

a dejar el camino fácil

porque no se lo merece.

te juro que si me cayera mal,

pero si fuera una persona que

juega limpio, yo lo aceptaría,

pero sabemos que no es así.

paloma: bueno, mi amor, yo venía

a decirte que ya tengo mi boleto

para irme, pero ahora

con todo esto que está pasando,

ya no sé.

rafael: no, no, no, mi amor,

tú y yo ya hablamos

y tú te puedes ir tranquila

porque creo que si las cosas

no se van a poner peor

de lo que ya están.

[música]

[música]

camilo: adentro.

¿lidia, estás en la cocina?

nicolás: mejor ya vete

porque me dijiste que

por mi culpa dejaste muchísimos

pendientes del trabajo.

camilo: no, señor, no es

por tu culpa, pero eso sí,

me complicó un poco más el día,

eso es todo.

nicolás: es que mi mamá nunca

me queja cuando le llaman

de la escuela.

camilo: y yo tampoco me estoy

quejando, lo que pasa es que

es distinto.

nicolás: sí, pero ella también

tiene mucho trabajo.

camilo: pero es distinto.

nicolás: ¿en qué?

camilo: olvídalo.

>> listo, chicas,

vamos a empezar la clase

y ahí donde estamos empezamos

con cadera y cabeza, calentamos.

hombros, quédense ahí.

hola, bienvenida.

mónica: ¿cuánto cuesta

la clase?

>> es una clase de muestra para

todo el que se quiera divertir

bailando.

mónica: justo es lo que

necesito.

>> pues ya está, quédate.

y tu perrito hermoso

¿cómo se llama?

mónica: camilo.

>> a camilo lo puedes dejar

con el que cuida a los perros

mientras hacemos la clase.

mónica: estábamos

con él ahorita.

me encanta.

>> le pueden enseñar cosas ahí

también.

mónica: ajá.

¿cómo ves, tomamos unas

clasesitas? y tú sigues

entrenando aunque

no aprendas nada, ¿cómo ves?

lidia: perdón, pero estaba

empacando la ropa de la señora

diana, ya me dijo cómo están

las cosas aquí.

camilo: sí, por favor,

hazte cargo de nicolás,

no se siente bien,el pediatra

me dijo que seguro algo le cayó

mal y ya pedí unas medicinas

a la farmacia, no deben tardar

en traerlas.

lidia: sí,no se preocupe.

camilo: y que coma algo ligero

para no recargarle el estómago,

tal vez un consomé, ¿te parece?

lidia: eso sí va a estar

difícil.

camilo: ¿por qué?

lidia: no sé cómo lo hacía

la señora diana, pero ahorita

veo cómo le hago.

la extraño tanto.

nicolás: ay, yo también la

extraño.

camilo: pues busca la receta

en internet o en un recetario

que debe haber en la cocina,

tenemos empezar a arreglarnos

sin ella.

toma.

lidia: sí. no hay de otra, pero

es que esta casa no funciona

igual sin su presencia.

camilo: me voy.

cualquier cosa, me avisas.

pórtate bien y descansa para

que te recuperes, ¿sí?

nicolás: sí...¡lo dudo!

no me hagas el consomé,

no estoy enfermo.

lidia: ya lo sé.

a tu papá le podrás tomar

el pelo, pero a mí no.

[alerta celular]

lidia: sí, ya me platicó

tu mamá y todo esto es parte

del team diana y adivina qué,

yo también soy parte del team.

nicolás: ¿me das nieve?

mi mamá me dio permiso.

lidia: está bien, voy por ella.

[timbre]

nicolás: yo abro.

súper manuel.

manuel: ¿cómo estás?

nicolás: bien, esperando a que

lidia me dé mi nieve, ¿quieres?

manuel: ¿estás tú solo?

con lidia, sí, claro.

mira, necesito tu ayuda,

¿podemos hablar en el jardín?

nicolás: claro, claro.

manuel: ah, perfecto.

bueno, vamos.

[música]

todos: [vitorean]

diana: te amo.

♪ quiero que sepas

que te pienso 24 7

que no quito la etiqueta

de tu nombre de mi mente

que me muero lentamente

si no tengo--

[música]

[música]

nicolás: ¿qué quieres saber

de lidia si ni la conoces?

manuel: ah, pues porque sí

la conozco, pero ella es la que

no quiere saber de mí.

nicolás: ¿por?

manuel: no lo sé.

nicolás: bueno, quizá porque

tiene miedo de que la metas

a la cárcel.

manuel: ¿pero por qué quisiera

yo meterla a la cárcel?

nicolás: bueno, pues,

ella me contó lo de la cárcel

y es un secreto entre ella

y yo solamente.

manuel: ok, ¿pero no me podrías

compartir ese secreto?

digo, al fin, soy súper manuel,

tal vez yo le puedo ayudar,

no sé.

nicolás: bueno, pero no

le puedes decir a la nadie

porque sino se va a ir

de la casa

y no quiero que se vaya

porque me cae muy bien.

y también me está enseñando

cosas de las luchas.

manuel: las luchas.

[ríe]

bueno, no te preocupes porque no

le voy a decir, pero necesito

que me digas por qué estuvo

lidia en la cárcel.

nicolás: bueno, una bruja

la había acusado de que robó

sus joyas y la metieron

a la cárcel para quedarse

con su príncipe.

el príncipe se llamaba manuel

como tú,

¿tú eres el príncipe?

manuel: ¿cómo?,

¿qué estás diciendo?

nicolás: pues lo que ella

me contó.

manuel: sí, pero necesito que

me cuentes más, sí,

con muchos detalles, con todo,

todo, quién es la bruja...

qué te contó.

nicolás: me contó que

la bruja...

margarita: qué sorpresa,

qué bueno que están aquí.

adelante, por favor.

no crean que las abandoné

en la manifestación, nada más

simplemente tu papá me dijo que

si yo me quedaba, te iba a meter

en más problemas y no lo hice,

¿verdad?

tita: yo te pedí que

no lo hicieras y de todas

maneras lo hiciste y además

hiciste enojar a la directora

más de lo que ya estaba.

margarita: sí, enojar...

qué pena, a mí la verdad me da

igual si la directora se enoja

o no siempre y cuando el bebé

y regina estén bien protegidos.

qué lindas que vinieron a darme

las gracias en persona.

regina: no vinimos a eso.

tita: no, no, no vinimos a eso

ni tampoco vinimos de visita,

estamos aquí para que regina

te hable de la decisión que

acaba de tomar.

[regina] soy regina,

deja tu mensaje.

"bye".

>> respiramos.

eso

y nos damos un aplauso.

mónica: ¡bravo!

ay, perdón.

>> ¿te gustó?

mónica: sí, me encantó.

>> también doy clases de yoga.

mónica: ¿de verdad?

>> sí, con el baile

nuestro cuerpo sonríe

y con el yoga

nuestra alma se pone feliz.

mónica: eso me gustó mucho.

>> estos son los horarios,

por si te interesa.

mónica: ay, muchísimas gracias.

sí lo voy a pensar, yo creo que

sí porque tengo muchísimo

tiempo libre

y, como dijiste, me encantaría

que mi cuerpo sonriera

mientras mi alma es feliz.

>> vamos todos a pasear.

todos: vamos todos a pasear.

mónica: ay, ese es mi perrito.

"bye".

>> adiós.

margarita: ¿qué decisión?,

¿te vas a venir a vivir conmigo?

me harías la mujer más feliz

del mundo.

regina: no, maggy,

no va por ahí, no te va a gustar

lo que te voy a decir, pero es

mejor que lo sepas de una vez.

margarita: ¿saber qué?

regina: perdóname, maggy,

en serio, en serio lo siento,

pero no te voy a dar a mi bebé.

yo quería una pareja estable,

un papá y una mamá

que lo quisieran mucho,

pero que estuvieran juntos

y que se llevarán bien.

tita: y es evidente que tú

y manuel ya no son esa pareja.

margarita: sí, pero nos vamos

a arreglar.

regina: ustedes ya no son

la pareja que yo conocí

y te juro que los quiero mucho,

pero no son lo mejor

para mi bebé.

margarita: no vas a quitarme

a mi bebé,

juraste que no ibas a romper

la promesa y lo estás haciendo.

tita: margarita, calma.

margarita: no me voy a calmar.

tita: cálmate, ¿qué te pasa?

entiendo tu frustración,

tu coraje, pero no seas

tan agresiva con mi nieta,

le estás haciendo daño,

además ella está

en todo su derecho

de no entregarles a su bebé

y nosotros la apoyamos.

vámonos.

ya dijiste lo que tenías que

decir, hijita.

regina: maggy, en serio,

lo siento y espero que podamos

seguir siendo amigas,

a pesar de esto, perdóname.

tita: vámonos, hija.

margarita: ¿por qué?

no, no, no.

lidia: ay, nicolás sarmiento,

¿dónde te habías metido?

ando búsquete por toda la casa.

en cuanto llegue regina,

les srivo de comer, voy a ir

calentando.

mónica: no, no, no, quédate

aquí, ven y siéntate.

lidia: ¿a dónde tú?

mónica: ahí, siéntate.

lidia: ni que fuera perro.

mónica: siéntate ahí

y no te muevas,

pase lo que pase,

quédate ahí.

lidia: oye, ¿qué te traes?,

andas muy misteriosito.

mónica: sí,

pero es una sorpresa,

luego a vas a verlo.

tu sorpresa será algo...

algo muy padre.

lidia: me tapo los ojos, ¿o qué?

lidia: nico, esto es

una payasada.

manuel: lidia.

lidia: manuel.

manuel: ahora sí

no te vas a poder escapar.

lidia: ¿qué haces aquí?

manuel: quiero que me expliques

por qué huyes de mí.

margarita: ¡por tu culpa

me van a quitar a mi bebé!

lo tengo que recuperar,

juro que lo voy a recuperar,

lo voy a recuperar.

[solloza]

[música]

[música]

lidia: no huyo,

simplemente no quiero estar

cerca de ti ni de margarita.

no quiero que me vuelvas

a fregar la vida ni que

me vuelvas a acusar

injustamentede algo que

yo no hice.

manuel: ¿es cierto que estuviste

en la cárcel?

lidia: ¿cómo me preguntas eso

si tú me metiste ahí?

manuel: no, yo no tenía la menor

idea de la habías ido

a la cárcel ni tampoco

de porqué me acusas de haberlo

hecho.

yo creí que me habías

abandonado, que echaste

a la basura

el amor que nos teníamos.

lidia: ¡ay, no seas cínico!

margarita me dijo que tú

habías puesto la denuncia

por el robo de las joyas que

heredó de su mamá.

manuel: eso no es verdad,

yo no sabía nada de eso.

lidia: ¡ay, no me quieras ver

la cara!

manuel: bueno, te estoy diciendo

la verdad.

mientras todo eso sucedía, yo

estaba de viaje y cuando

regresé, tú ya no estabas.

pablo: ¿qué onda?,

¿por qué la urgencia?

luis: ya tengo el nombre

y la dirección

del tipo de la moto

que quiso atropellarte.

pablo: ¿en serio?

luis: mira, ¿lo conoces, te dice

algo su nombre o su dirección?

pablo: no, nada.

no, jamás he tenido relación

con alguien de ese nombre.

luis: ¿quieres que cuando

salgamos de aquí vayamos a verlo

y lo enfrentamos?

pablo: sí.

y gracias por ofrecerte

a ayudarme, necesito saber

porqué este tipo hizo eso.

manuel: te busqué por cielo, mar

y tierra y nada.

lidia: claro,

al no encontrarme se te hizo

fácil consolarte con margarita

y casarte con ella.

manuel: yo me quedé muy mal

cuando pensé que te habías ido

sin darme una explicación,

tenía en el corazón roto

y sí,

margarita me ayudó a salir

adelante y poco a poco me fui

fijando en ella.

yo no tenía idea de nada

de lo que te había pasado.

lidia: pues ahora ya sabes

dónde estaba y, por favor,

vete.

no quiero que alguien más

de la familia sarmiento sepa

que estuve presa y me hagas

perder mi trabajo.

manuel: no te preocupes porque

no le voy a decir a nadie,

pero te voy a demostrar que

no miento.

nos vamos a volver a ver

y ya no van a poder ocultarte.

ya sé dónde localizarte a ti

y a tu hermano, así que de nada

te va a servir esconderte.

ambos: hola.

pásale.

mónica: ¿qué tanto traes?

iñaki: mira, es pan, quesos,

jamón de distintos tipos

y una buena botella de vino.

mónica: ¿y eso para qué?

iñaki: para consentirte,

si no te apetece comer fuera,

lo podemos hacer aquí,

si me permites hacerte

compañía.

mónica: va, me late.

mira quién viene ahí.

iñaki: hola, cachorrito,

a ti también te voy a consentir.

mónica: ándale, saliste

ganando, camilo.

iñaki: ¿le pusiste camilo?

mónica: sí, así no lo extraño

tanto, ¿sabes cuántas veces

al día mencionaba ese nombre?

iñaki: me lo puedo imaginar.

almodena: buenas tardes,

¿se encuentran los niños

en casa?

manuel: solamente está nico.

almodena: okay.

manuel: permiso.

almodena: pe--

bueno.

nicolás, pimpollo,

chiquitín,

mira lo que te traje,

mi amor.

nicolás: ¿qué haces aquí?

almodena: hola, principito

nicolás: no soy un principito,

soy nicolás.

almodena: está bien, nicolás.

mira, como supe que tu mami

los abandonó, vine a traerte

galletas y chocolates

para que se te llene de dulce

tu corazoncito.

nicolás: mi mamá nunca

nos abandonó.

almodena: nico, nico, estoy

enterada de todo, me lo dijo

tu papá y es mejor aceptar

la realidad y no vivir

de fantasías, mi amor,

como en los cuentos de tu mamá.

nicolás: a mí me encantan

los cuentos, aunque no

los de brujas porque son malas

y feas.

almodena: a mí los de brujas

son los que más me gustan.

chabe: ¿pero por qué lloras?,

mi vida, ¿qué pasó?

diana: ¿está mi mamá?

chabe: no, no está,

¿quieres que te la localice

para que te venga a ver?

diana: no, no, prefiero

desahogarme solo contigo.

chabe: ¿qué pasó?, mi vida,

¿más problemas con camilo?

diana: no. con mi mamá.

chabe: con eugenia ¿qué te hizo

ahora?

diana: me refiero mi mamá

biológica, hoy la conocí.

no quiere saber de mí,

me dijo que me fuera y que no

tiene ningún interés en mí.

chabe: ay, mi vida.

nicolás: se nota.

almodena: ¿qué se nota?

nicolás: que no me gusta que

estés así, aquí, así que

mejor vete.

vete.

vete.

vete.

almodena: [ríe]

pero qué niñito

tan desagradecido

y tan grosero.

tu papá se va a poner triste

al saber lo mal que los educó

tu mami.

nicolás: vete.

almodena: grosero.

iñaki: me queda claro que

tu relación con camilo es

un poco tóxica.

nicolás: no, si está muy limpio,

le acabo de pasar una toallita

húmeda y lo cepillé,

lo tengo muy limpio,

muy bien cuidado.

iñaki: no me refiero

a este camilo,

sino al otro.

mira, de verdad, perdóname que

te lo diga,

pero así lo veo yo,

pareciera que sin él no puedes

vivir, no puedes respirar,

pareciera que te olvidaste

de todo lo que hablamos

en valle de bravo.

nicolás: no, no lo he hecho,

pero qué más da cómo haya sido

mi relación con él,

lo que importa es de ahora

camilo que me alucina

y eso me duele en el alma.

iñaki: pues no me gusta que

eso te haga sufrir.

nicolás: no puedo evitarlo,

hay cosas que van directo

al corazón.

iñaki: pues espero que pronto

te des cuenta de que puedes

vivir sin él, de que no es

el aire que respiras y que

no es sano que tu felicidad

dependa de alguien más.

nicolás: es que tienes razón

pero su presencia alegró mi vida

por mucho tiempo.

iñaki: ya lo veo y,

aunque me es difícil entenderlo,

lo que quiero es tu felicidad,

con quien quiera que esta esté.

meche: ¿qué es lo que no

entiendes?

>> siempre pidió que no se fuera

a ir de este mundo sin volverla

a ver y ahora que sucede,

¿la corre?

meche: porque yo quería verla

a ella, no que ella

me conociera a mí.

>> ¿y eso por qué?

meche: porque solo quería irme

de este mundo

con la tranquilidad de saber que

mi decisión fue la adecuada,

pero no quiero que me cuestionen

por lo que hice.

>> pero dice que vino

en buen plan, que no vino

a juzgarla.

meche: eso dijo, pero cuando

sepa la verdad, lo va a hacer.

no quiero sentir la vergüenza,

no quiero volver a sentir

esta culpa que me ha consumido

por tanto tiempo.

>> doña meche, yo siempre

he pensado que las cosas pasan

por algo.

no se cierre a la posibilidad,

tal vez se lleva una bonita

sorpresa con su hija.

meche: no, no quiero tomar

riesgos, ya no, ya estoy vieja,

solo estoy esperando la muerte.

mira, con haberla visto y ver

que es una mujer guapa, feliz

a la que, aparentemente,

la vida ha tratado muy bien,

de verdad,

me doy por bien servida.

>> ¿y no cree que está siendo

un poco egoísta?, está pensando

en lo mejor para usted y no

para su hija, ella debe estar

llena de dudas.

¿no cree que se merece un poco

de paz con las respuestas que

usted tiene?,

por más doloroso que sea

para usted.

[música]

[música]

nicolás: voy aprobar que lo que

yo siento por camilo es amor

y no obsesión enfermiza.

iñaki: ¿y cómo lo vas a hacer?

nicolás: haciendo un test.

iñaki: ¿un test de internet?

nicolás: sí y tú me vas

a hacer las preguntas.

iñaki: no, no, me niego.

nicolás: me enojo.

pregunta número uno.

iñaki: a ver, ¿basta con que esa

persona diga que van a enojarse

para que tú cedas?

nicolás: no, no,

muchas veces cuando camilo

estaba mal y de necio, yo

le sugería por dónde y hasta

me hacía caso.

no, número dos.

iñaki: ¿haz sido capaz

de postergar asuntos importantes

en tu vida

con tal de estar cerca

de esa persona?

de repente arrolló una mujer,

pero se levantó una nueva.

nicolás: nunca pensé después

de un encuentro tan extraño iba

terminar con un muy buen amigo.

iñaki: podría estar ya

en madrid.

nicolás: no, espera, esa no

cuenta porque mi trabajo era

mi vida y estaba junto y todo

lo importante estaba ahí--

no, esa no cuenta, otra. otra.

iñaki: ¿piensas todo lo que

rodea tu relación es mágico?

mónica: es que sí lo es,

he visto hasta estrellitas.

iñaki: cuando lo ves,

sientes que tienen mariposas

en el estómago.

mónica: obvio,

desde el primer día.

iñaki: mira, mejor dejamos

esto en paz, ¿vale?

mónica: ¿por qué?,

¿ya te convenciste

de que no estoy como tú dices?

iñaki: la verdad es que no

me tienes que convencer a mí,

finalmente es tu vida, así

que mejor preparamos la comida.

mauricio: vine a buscarte

hace rato.

camilo: fue a ver a un asesor

financiero para que me diera

su punto de vista

sobre la propuesta de iñaki.

mauricio: ¿y qué te dijo?

camilo: que es una buena opción,

que es viable y que si

estuvieran en mi lugar,

aceptaría la condición

que me puso de la masa.

mauricio: la condición de que

mónica regresara a medialink.

camilo: esa, aunque también

me hizo un planteamiento

interesante, dividir medialink

en dos áreas, la que estamos

manejando hasta ahora

y otra donde estuviera

el proyecto de rafael

y la inversión de iñaki

y la presencia de mónica.

mauricio: bueno, esa me parece

una opción muy interesante,

¿por qué no me dejas estudiarla?

camilo: hazlo, pero...

chécalo con lupa,

nos estamos jugando mucho.

mauricio: permiso.

mónica: bueno, déjame ayudarte.

iñaki: claro que no, yo soy

el encargado de la cocina el día

de hoy.

mónica: bueno, al menos déjame

hacer la ensalada.

iñaki: no, pues eso menos,

es la especialidad que te voy

a hacer hoy.

mónica: qué te pasa, yo también

soy muy buena cocinando, fíjate.

iñaki: ¿ah, sí?

¿cuándo fue la última vez que

lo hiciste?

mónica: hace...no, no, esa vez

fue ximena la que cocinó.

bueno, es que no tenía tiempo.

iñaki: ¿lo ves?

hoy me toca consentirte a ti.

mónica: gracias.

iñaki: y ya, la próxima vez

me consientes tú a mí.

mónica: ¿la próxima vez?

iñaki: digo, si quieres que

te consienta yo solo a ti,

yo feliz, tú solo dímelo.

margarita: mi amor,

volviste.

qué bueno,

cuando la muchacha me dijo que

estabas aquí, me alegré mucho.

dije, qué bueno que recapacitó

porque regina ahora sí

nos va a dar al bebé.

manuel: ¿estás son las joyas

heredaste de tu madre?

margarita: sí, ¿por qué

me lo preguntas si ya lo sabes?

¿se las quieres regalar a regina

para que ahora sí--

manuel: ¡deja de hablar

de regina!

margarita: ey, ey, no me grites,

tampoco tienes por qué gritar.

si no las sacaste para eso,

no entiendo para qué--

manuel: no, no, para qué

están aquí, para darme cuenta

que nunca te las han robado,

nunca te la robaron.

margarita: yo nunca dije que

me las habían robado.

manuel: ¿ah, no?

¿no dijiste que lidia

te las robó y con ese pretexto

la metieron a la cárcel?

margarita: ¿de dónde sacas

todo eso?

manuel: lidia me lo dijo

y me lo dijo en persona.

margarita: lidia en persona...

mira nada más qué interesante,

pues eso no puede ser

porque ella te abandonó,

ella desapareció de tu vida

y tú me estás mintiendo.

manuel: ¡yo no te estoy

mintiendo,

tú eres la que me está

mintiendo!

tú la alejaste de mi vida

para quedarte conmigo

a base de mentiras.

no puedo creer lo bajo que

caíste.

mauricio: ay, qué bárbaro.

iñaki: ¿qué te parece?

¿no te gusta?

perdona, no sé qué ha podido

pasar porque esta ensalada es

mi especialidad, o sea--

mónica: está buenísima.

iñaki: casi me da un infarto.

mónica: ay, gracias por estar

conmigo, gracias por hacerme

la vida más ligera.

¿qué necesidad tenías de venir,

traer vino, prepararme comida?

iñaki: necesidad ninguna, pero

ganas todas.

sé que eres una mujer

independiente, que tú sola

puedes, pero no tiene nada

de malo que te dejes consentir

por alguien, aunque sea de vez

en cuando.

mónica: eres un tipazo,

¿sabes?

no entiendo cómo almodena

te dejó ir,

¿todavía te importa?

no, no, no me contestes, perdón,

soy una metiche, no sé para qué

pregunto.

iñaki: no, no, no, no tengo

ningún problema en contestarte

y no, la verdad es que

muy pronto me di cuenta de que

ella seguía enamorada de camilo.

teníamos diferentes visiones

de la vida, ella no quería

un hogar, como lo quería yo

el amor se fue muriendo

y nos convertirnos

en buenos amigos.

pensé que yo ya había vivido

mi cuota de amor, pero...

me di cuenta de que no es así.

mónica: ¿estás enamorado

de alguien?

almodena: hola, bizcochito.

camilo: almodena.

almodena: no esperabas

encontrarme aquí, ¿verdad?

camilo: no, la verdad no.

almodena: traes mala cara.

camilo: tuve un día terrible,

no estoy pudiendo con esto,

simplemente no estoy pudiendo.

[celular]

iñaki: perdón, un segundo.

sí, alberti, ¿qué tal?

qué gusto oírte.

ah, la videoconferencia,

lo olvidé completo, discúlpame.

sí, dame como media hora

y te marco, tengo los datos

en el hotel, pero no estoy allí,

voy para allá.

mónica: ¿qué pasó?

iñaki: pues que tenía

una videoconferencia

y se me olvidó por completo

por andar cocinándote.

mónica: ah, ahora resulta que

es mi culpa.

iñaki: hombre, pues sí,

tú eres la única culpable.

me voy.

mónica: oye, pero si

no has comido.

iñaki: no, pues es que no puedo

comer, tengo prisa.

mónica: pero, ¿y si te pongo

algo para llevar?

iñaki: no, no te preocupes,

pido algo en el hotel.

me voy.

mónica: no. se le fue.

almodena: mi amor,

cuánto lo siento, pero recuerda

que no estás solo,

me tienes a mí.

camilo: qué ganas de olvidarme

de todo.

no sé, tengo ganas

de desaparecer,

al menos por un rato.

almodena: pues yo que te puedo

ayudar a que así sea.

[música]

Cargando Playlist...
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.