null: nullpx

Con amor a manos llenas y sin temores, Vencer el Miedo llegó a su gran final por Univision

La telenovela protagonizada por Paulina Goto, Danilo Carrera, Emmanuel Palomares y más estrellas culminó con un episodio repleto de dulzura, amor y aprendizajes. Los personajes de Marcela y Omar descubrieron cómo enfrentar las mentiras, traiciones y romper el silencio ante las injusticias. Este es el relato del capítulo que dio fin a Vencer el Miedo.
21 Sep 2020 – 08:17 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El temor quedó atrás. La verdad surgió desde las sombras para hacer justicia y aclarar caminos. Las vidas de los protagonistas de esta historia se llenaron de luz, ánimos y fuerza luego de un laberinto repleto de injusticias, abusos y mentiras. Marcela, Omar, Cristina, Inés y compañía recibieron la recompensa a su esfuerzo y lucha por Vencer el Miedo, mientras que Rommel y Vicente terminaron pagando las consecuencias de sus equivocados pasos.

A continuación te relatamos los momentos cumbre que marcaron el final de la telenovela protagonizada por Paulina Goto, Danilo Carrera y Emmanuel Palomares.

El asesinato que sería imborrable


Mientras Rommel tenía encañonado a Omar a solo un paso de quitarle la vida, Tulio le pidió que también acabaran con los días de Marcela. Sin embargo, el líder de la banda de Los Peñones giró sorpresivamente y asesinó al expolicía. El cuerpo de Tulio cayó rápidamente sobre una mesa sin oportunidad de sobrevivir.

Lo que Rommel no imaginaba es que esa muerte quedaría para siempre en su mente. Luego del crimen cometido, obligó a Omar a llevarse el cuerpo del fallecido en su auto, al tiempo que él forzaba a Marcela a conducir un auto.


Cansada de seguir las órdenes de Rommel y de sus criminales pasos, Marcela detuvo el auto. Además, le advirtió que si deseaba acabar con su vida lo hiciera ya. Omar no abandonó a su gran amor y cautelosamente se acercó al carro para detener a su rival. En el preciso instante en que Rommel apretó el gatillo de su pistola, Omar abrió la puerta del automóvil para jalarlo y rescatar a Marcela.

Rommel emprendió la huida, pero su destino ya estaba marcado. El camino olía a pólvora mientras la presencia del joven criminal se desvanecía.

Un destino perdido


Una vez atrapado por la justicia, Rommel fue internado en el hospital tras las heridas de bala que recibió. Ahí, su madre lo visitó para revelarle que él mismo había asesinado al hombre que le dio la vida. Rommel no sabía de qué hablaba, hasta que recordó el ataque contra Tulio.

El exagente de la policía era el hombre que lo abandonó en el pasado, y ahora había visto el final de sus días de la mano de su propio hijo. Sin palabras ante la noticia, el jefe de Los Peñones le exigió a su mamá que no lo volviera a buscar.


Más tarde, Rommel fue recluido en un penal donde se encontraría con un viejo conocido. ‘El Yeison’, su eterno rival ya lo esperaba con fuertes deseos de venganza. Al cruzar por una de las puertas, Rommel escuchó su voz y trató de pedirle piedad, pero todo fue inútil… el dolor era su presente y futuro.

La libertad y la vida por delante


Cristina, la hermana de Marcela, finalmente logró reponerse a la violación de Mitre y permitirse una oportunidad para amar. Además, hizo a un lado sus sueños de ganar una competencia por el bienestar de quien fuera su mejor amiga, pues sufrió un calambre que puso su vida en peligro. Cristina no lo dudó y prefirió ayudar a su compañera que el triunfo. Así, se convirtió en una campeona de la amistad.

También Inés, la mamá de ambas, se había liberado de las cadenas de su esposo Vicente para descubrir que su libertad no dependía de nadie. Juntas descubrieron el poder de sus decisiones y el valor de sus palabras. Para difundir el trabajo de Marcela, decidió abrir una galería y organizó una gran fiesta para celebrar la nueva etapa de su vida.

Los crímenes revelados


Omar estaba profundamente herido al descubrir que su tío realmente era el asesino de su padre. Y ahora David estaba pagando en la cárcel por todos sus crímenes. Sin embargo, faltaba algo por esclarecer: la muerte de su abuelo.

Decidido a saberlo todo, visitó a su tío en prisión y le exigió confesar. Sin más salida, él le contó que don Horacio Cifuentes no murió solo, sino que el propio David estaba presente en su último día. También le reveló que su abuelo sufrió un ataque al corazón tras descubrir la verdad sobre la muerte de su hijo, y que no hizo nada para ayudarlo. Decepcionado, Omar le aseguró que la soledad sería su peor castigo.


El amor venció al miedo


Luego del calvario que vivió, Marcela tenía paz en su día a día y sobre todo amor. Omar llegó a su vida para darle tranquilidad y ayudarla a limpiar su nombre. De la mano dejaron atrás los obstáculos y los engaños para darle paso a su felicidad rodeados del amor de los suyos y del barrio.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés