null: nullpx

Muertes, una boda fallida y una cicatriz entre los momentos que marcaron Rubí: esta noche gran final por Univision

La historia protagonizada por Camila Sodi llega a su desenlace luego de un sinfín de traiciones, tragedias y desencuentros. Revive con este recuento los momentos más impactantes del melodrama, y no te pierdas el gran final esta noche a las 9P/ 8C por Univision acompañado de un after show con el elenco.
27 Feb 2020 – 01:29 AM EST

Ella fue ambición, seducción y belleza. Sus labios dejaron una huella imborrable en quienes la amaron. Su nombre desató fuego, pasión y resentimiento. Así fue el paso de Rubí, la mujer que ha usado sus encantos para cumplir con sus objetivos. Después de intensos capítulos, la nueva versión de la telenovela llega a su final. No te lo pierdas este jueves a las 9P/ 8C por Univision, seguido de un after show donde tendrás más detalles del desenlace.

Mientras llega la culminación de la historia protagonizada por Camila Sodi, José Ron, Kimberly Dos Ramos y Rodrigo Guirao, te invitamos a recordar los momentos que marcaron el melodrama y que impactaron a la audiencia.

La renuncia al verdadero amor


Luego de arruinar la primera cita de Maribel con Héctor, Rubí confundió a Alejandro con un taxista y de inmediato una chispa se encendió entre los dos. Tras un encuentro donde se dieron su primer beso, ella descubrió que su pretendiente no era millonario y decidió abandonar la relación a pesar de estar verdaderamente enamorada del doctor.

Una traición y una boda arruinada


Al conocer al novio de Maribel, Rubí quedó encantada, y desde el primer instante se propuso conquistar a Héctor. Sin importarle herir a su mejor amiga, lo sedujo y lo puso a sus pies. Rubí sabía muy bien que tenían todo listo para casarse, pero aprovechó para escaparse con él a España y que dejara plantada a Maribel frente al altar. El momento cambiaría la vida de todos los involucrados.


La obsesión de Héctor


La relación de Rubí y Héctor no llegaría a buen puerto, pues además de los explosivos celos del arquitecto, la aparición de Lucas (un reconocido diseñador de moda) detonó la separación. Cansada de las constantes peleas, Rubí se refugió con su nueva conquista con el objetivo de convertirse en una famosa modelo. Pero Héctor no se quedaría de brazos cruzados y la secuestró para evitar que continuara con los trámites de divorcio. Al final, Rubí logró engañarlo para regresar a los brazos de Lucas.

La muerte de una madre


Tras una fuerte pelea con su hermana Cristina causada por el injusto encarcelamiento de Cayetano, Rubí salió de prisa y olvidó su celular en casa de su madre Refugios, quien alterada por la discusión sufrió un infarto sin que nadie pudiera socorrerla. Al regresar, Rubí la encontró en el suelo y poco pudo hacer por ella, simplemente la contempló morir entre sus brazos.


La llegada de un verdadero príncipe


Cansada de las exigencias de Lucas, Rubí puso sus ojos sobre otra víctima. Ahora un príncipe de carne y hueso. En medio de un coctel de bienvenida celebrado en casa del experto en moda, ella conoció a Eduardo, príncipe de España, quien también fue cautivado por la belleza de la modelo. Tiempo más tarde, se mudó con su nueva conquista para conseguir el poder que ni Lucas ni Héctor pudieron darle.

La falsa muerte de Héctor


Héctor estaba cansado y desesperado al no poder reconquistar a Rubí. Luego de decirle adiós a sus amigos y colaboradores más cercanos, tomó una decisión que no tenía retorno. Al no soportar más los constantes rechazos de su aún esposa, ingresó en un deshuesadero de autos, roció el suyo con gasolina y le prendió fuego para suicidarse. No obstante, todo era una simulación, pues el arquitecto lo había planeado todo para fingir su fallecimiento.

Una herida, una cicatriz


Creyendo que finalmente recibiría la herencia de Héctor, Rubí se presentó en una mansión para tomar posesión de ella. Lo que no imaginaba es que su esposo aparecería tras haber fingido su muerte. Él le explicó todos los pasos que dio para que las autoridades creyeran que había muerto en el incendio de su automóvil, y la amenazó con asesinar a su sobrina y a Alejandro si no regresaba a su lado.


En un intento desesperado por escapar, Rubí lo golpeó con un florero, pero él se recuperó y la aventó salvajemente contra una mesa de cristal. Luego del brutal golpe, el rostro de Rubí sufrió una severa cortada que acabó con su belleza. Del mismo modo, una de sus piernas había resentido el impacto y estaría con un eterno malestar.

¿Qué pasará con Rubí? No te pierdas el gran final este jueves 27 de febrero a las 9P/ 8C por Univision.

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.