null: nullpx
Cargando Video...

Así operan los 'motochorros' o delincuentes en motocicletas en las calles de Argentina

Estos ladrones acechan a sus víctimas para robarlas y hasta matar a quien se les interponga en el camino. Un hombre que se dedica a esta actividad asegura que no le importan las consecuencias de su asalto.
2 Sep 2019 – 07:21 PM EDT
Reacciona
Comparte

respetan edad ni sexo. abel nosdice ómo operan estosdelincuentes conocidos como losmotochorros.estas iágenes resultan seralgo corriente en la calle debuenos aires, la capital deargentina.la señora que veíacaminando, le arrancan lacartera, pero la tiran, laarrastran, teía sangre desdela sien hasta el cuello.pero estaba con un dolor muygrande en todo lo que era lacadera y la rodilla.aí operan los motochorros oladrones de motocicleta. unamodalidad de robo que va enaumento burándose de lasautoridades y haciendo blancode sus fechoías a todo aquelque lleve algo de valor.impulsados por un poderosoinstinto criminal, estosdelincuentes y temor a nadatransitan las calles en buscade alguna íctima desprevenida.logramos tener acceso altestimonio de uno de estosdelincuentes para conocer unpoco ás sobre su modo deoperar.una va mirando, va mirando ylo que queda de regalo,nosotros le decimos aí, deregalo esta ácil.esé ladón asegura que nole importan las consecuencias ysu brutal asalto.yo no pienso en la íctima,no piensas si esá bien, siesá mal, si se lo merece,porque sino no lo puedes hacer.yo me fijo en mi necesidad,lamentablemente.este ídeo de una ámara deseguridad pone al descubiertocomo las motochorros yaformando verdaderas bandas queazotan los distintos barrios debuenos aires.aproximadamente 9:30 p.m.ingresaron cinco motochorros,estacionaron aá, eran tresmotos.en ese momento sión de 59años, atenía su comercio comoera habitual a esa hora.pidieron en todo momento eldinero, despés en unmovimiento brusco y ledispararon.ella relata con dolor comolos asaltantes le dieron unbalazo en el pecho y como supadre traó de escapar hacia laparte trasera de la tienda.loúnico que le dice a mimaá, le dice andrea, medieron, me dispararon. esasfueron lasúltimas palabras deél.estos maleantes armados sehan convertido en una plagamaldita. ellos sabe muy bienónde golpear y ómo meterse enmedio del tánsito paraescaparse sin ser perseguidos.la poliía mientras no se lohacen en la cara, no seinvolucra. es aí, y tampocotienen ío.mientras tanto lasautoridades aseguran que hantomado medidas para combatireste delito. pero hasta lo queel momento parece nos daresultados positivos.é que hay una complicacónen el depa de motochorros. hahabido muchos delitos en lascalles. y es por eso que hemostrabajado juntos y nos hemospuesto de acuerdo para que haya12,000 efectivos que van aestar controlando estasituacón.sin embargo, las motochorrossiguen siendo los dueños de lacalle.éstas iágenes captadashace pocos ías con dos ámarasde seguridad muestran elmomento del robo de la moto aun padre que lleva a su hija aclase, en la puerta misma de laescuela los delincuentesdispararon sin piedad ante elterror de los niños quetrataban de protegerse de lasbalas.llega a la moto, le diceamiga ájate, si se corre,lola, pero ella dice que no secuela. entoncesél corre y novio que ella se queó atás.cuando se que ya estaba aírecén luna le dice, segícorriendo, que una. y en esoellos tiraban, porque tiraroncomo ocho, tiraron ás. no sesabe todo lo que tiraron.una de esas balas y sobrancon la mochila de un estudiantesu espalda mientras escapaba de