null: nullpx
Cargando Video...

La Rosa de Guadalupe - 'La otra vida'

21 May 2020 – 12:00 AM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

>> no te suelto,

porque vas a ser mía.

gustavo: entonces, nos estábamos

organizando varios chavos

de la escuela y yo para juntar

un buen de despensas

y llevársela a los

más necesitados.

samuel: me parece muy bien, ¿eh?

sabes que cuentas con nosotros.

lourdes: eres muy noble,

mi amor.

gustavo: es la forma de

agradecerle a la vida todo

lo buena que ha sido conmigo.

sobre todo por darme unos papás

como ustedes, que aunque no sea

su hijo, me tratan como uno.

lourdes: ay, no, pero claro

que lo eres, mi vida,

tu papá y yo te amamos

desde el primer momento

en que llegaste a nuestra vida.

samuel: los agradecidos

somos nosotros, hijo,

porque con tu adopción

llenaste nuestra vida

de felicidad.

estamos muy orgullosos de ti,

gustavo.

gustavo: y espero que siempre

sea así.

quiero agradecerles todo

lo que ustedes hacen por mí,

espero nunca defraudarlos.

ahora sí se juntaron

un buen de despensas,

yo creo vamos a poder ayudar

a muchas familias.

xóchitl: y lo mejor de todo

es que ernesto se ofreció en ir

a dejar las cosas,

entonces tenemos

la tarde libre.

gustavo: mm, pues,

podríamos aprovechar, ¿no?

y pasarla juntos.

xóchitl:: es lo que te iba a

decir,

¿por qué no vemos una peli?

gustavo: ay, pues, por mí

está perfecto, lo que sea

con tal de estar juntos.

xóchitl: ya está todo listo

para ver la peli.

gustavo: ¿y qué te parece

si vemos una de las románticas?

de las que a ti te gustan.

ricardo: ¡qué padre!

¿vamos a ver una película?

xóchitl: ay, no, ricardo, vete

a jugar con tus videojuegos.

ricardo: si quieres lo hago,

¿eh? pero va a ser

mi mamá la que venga a verla

con ustedes, porque ya sabes

que no le gusta que estén solos.

xóchitl: no, pues, no sé

qué está peor.

ricardo: entonces, no te queda

de otra, hermanita, soy yo

o mi mamá, tú escoge.

gustavo: ya, ya, no pasa nada,

hasta eso tu hermano

es súper buena onda.

xóchitl: pues, sí, pero me choca

que me pongan chaperón.

gustavo: mi amor, pero siempre

ha sido así.

ricardo: entonces, ¿ya está todo

listísimo para ahora sí

ya verla?

gustavo: sí, vamos a verla.

ricardo: ah, este, con permiso,

perdone, con permiso.

xóchitl: no, ricardo,

qué estresante eres,

siéntate en otro--

gustavo: te quedó delicioso

el jamón, mami.

samuel: la verdad es que sí,

amor,

está tan rico que comí de más.

lourdes: ay, qué bueno

que les gustó,

es lo último que nos enseñaron

en la clase de cocina.

ay, por cierto, mañana viene

una compañera a que repasemos

unas recetas.

samuel: oh, eso quiere decir

que vamos a volver a cenar rico.

¿qué van a hacer?

lourdes: ah, no, eso es una

sorpresa, ya verán.

gustavo: oigan, pues, nada,

es que estoy supercansado,

yo creo que ya me voy a dormir.

lourdes: sí, mi amor,

tuviste un día pesado,

vete a descansar.

samuel: descansa.

gustavo: descansa, pa.

samuel: igual.

lourdes: descansa, amor,

que sueñes con los angelitos.

siempre voy a agradecerle

a la virgen de guadalupe que

haya puesto a gustavo

en nuestro camino, es tan bueno.

samuel: es que tú lo has sabido

educar muy bien,

lo has guiado muy bien

gracias a tu esfuerzo

y dedicación.

gustavo: ya, que se duerman

mis papás.

[pasos]

[puerta se cierra]

ya, ya cerraron la puerta

de su cuarto, ya.

seguro ya no salen.

ahora sí, a pasármela bien.

lourdes: ya tengo todo listo

para las recetas que vamos

a preparar, espero que no

se me haya olvidado ningún

ingrediente.

norma: muchas gracias

por recibirnos

en tu casa, lourdes.

lourdes: de nada, norma.

norma: espero que no te moleste

que mi hija tania

me haya acompañado.

lourdes: no, hombre, para nada,

al contrario, pues,

unas manos extras

siempre caen bien, ¿no?

además, ella puede ser

nuestra asistente, ¿te parece?

perfecto, pues,

adelante por favor.

miren, ahí están.

norma: ah, ya tienes todo.

lourdes: ya todo, pues,

te dije, mira.

mira, aquí está la hierba buena.

gustavo: ma.

lourdes: ¡aquí en la cocina,

mi amor! está la granola.

gustavo: ¿qué onda, ma?

lourdes: ay, mi vida.

gustavo: ¿cómo estás?

lourdes: muy bien.

miren, él es mi hijo gustavo,

ella es mi compañera norma.

y su hija tania.

norma: bien, gracias.

gustavo: hola, ¿cómo estás?

tania: ¡no me toques!

norma: hija, ¿qué te pasa?

tania: él fue quien me violó,

mamá. ¡él me violó!

gustavo: no, debe haber una

equivocación, yo a ti nunca

te he visto, nunca,

no te conozco.

tania: ¡claro que sí!

¡tú me violaste!

¡me violaste!

norma: eres un maldito.

lourdes: ¡oye, no, norma!

¡no te voy a permitir

que le hables así a mi hijo!

gustavo: mamá, mamá.

señora, tranquila,

yo nunca había visto a su hija,

yo no la toqué nunca.

norma: ¡mi hija no miente,

si ella dice que fuiste tú

es porque fuiste tú

quien la violó!

lourdes: no, no, no. debe haber

una confusión, de seguro

se trata de alguien

que es igualito a mi hijo,

que se parece mucho a él.

tania: ¡eso no puede ser!

nunca olvidaría su cara.

lourdes: a ver, ¿cuándo fue

lo del abuso? ¿cuándo ocurrió?

norma: ¡el viernes pasado

en la noche!

lourdes: ¡ah, pues, entonces

estoy segura que mi hijo no fue

porque él estuvo en esta casa

toda la noche!

norma: ¡debería darte vergüenza

proteger a este violador!

pero ¡esto no se va

a quedar así!

vámonos. ¡loca!

lourdes: ¡loca, estás loca!

norma: ¡loca tú!

lourdes: ¿qué te pa--

norma: no se va a quedar así.

gustavo: mamá, te lo juro

que yo nunca había visto

a esa chava en mi vida,

yo nunca la he tocado.

lourdes: mi amor, ya lo sé,

yo te conozco y sé

que no serías capaz

de atacar a una mujer

de una manera tan vil.

no te preocupes.

norma: trata de calmarte, hija,

va a hacerte daño.

tania: ¡no puedo, mamá!

acabo de encontrar

a mi violador.

norma: por eso te insisto

que levantemos una denuncia,

más ahora que ya sabemos

dónde encontrar a quien

te atacó.

tania: no puedo hacerlo, mamá,

no puedo.

norma: por favor, hija,

si ya sabes quién fue

quién abusó de ti

es más fácil que reciba

su castigo.

tania: pero tendría que revivir

esa noche una, y otra,

y otra vez cada vez que tenga

que declarar.

y no puedo, mamá,

no tengo el valor.

norma: pues, ¡tienes que ser

fuerte, hija!

es la única manera

en la que ese infeliz

reciba lo que se merece.

tania: ¡entiende que esto es

mucho más fuerte que yo!

yo lo único que quiero es

olvidar esa maldita noche.

samuel: por supuesto que gustavo

no tocó a esa muchacha.

está tan traumada

que enloqueció.

gustavo: sí, qué mal que le haya

pasado algo tan feo,

pero yo no fui.

samuel: tranquilo, hijo,

yo te creo.

lourdes: por supuesto,

yo también creo en gustavo,

pero tania se mostró

tan segura que me dejó

preocupada, y más después

de la amenaza de norma.

samuel: bueno, en eso

tienes razón.

voy a consultar un abogado

para ver la mejor manera

de proteger a nuestro hijo.

gustavo: sí y ojalá

y se resuelva algo, ¿eh, papá?

porque yo no resistiría

ir a la cárcel por algo

que yo no hice.

samuel: tranquilo,

tranquilo, hijo,

vamos a hacer hasta lo imposible

para protegerte de esa mentira.

esa muchacha no va a lograr

desprestigiarte,

eso te lo aseguro.

gustavo: te juro que no tengo

idea de dónde sacó esa chava

que yo fui quien la violó.

yo nunca la había visto.

xóchitl: pues, seguro se

confundió, ¿no?

gustavo: eso mismo dice mi mamá,

pero es que es superraro

porque no dejaba de acusarme,

y te juro que yo no hice nada.

xóchitl: no, yo sé y no tienes

que repetírmelo.

yo sé que no le harías nada

a ninguna mujer, al contrario.

gustavo: qué bueno que creas

en mí, me hubiera dolido mucho

que no lo hicieras, pero

siento que tenía que ser

sincero contigo al respecto.

xóchitl: no, y te agradezco

que me hayas dicho la verdad.

gustavo: solo espero que esto

pase, porque neta

no estoy tranquilo.

xóchitl: ya verás que sí.

y al ratito yo te voy

a consentir como yo solo sé.

gustavo: [ríe]

por eso me encantas,

porque sabes cómo subirme

el ánimo.

norma: ¡ten cuidado

con este tipo,

no vaya a violarte

como hizo con mi hija!

xóchitl: su hija miente, señora,

gustavo no hizo nada.

norma: ¡el que miente es él,

es un maldito violador!

gustavo: ya le dije que yo

no toqué a su hija,

yo no lo hice nada.

norma: ¡eres tan cobarde

que siempre vas a negarlo,

pero mi hija no miente!

gustavo: ¡pues, yo tampoco!

norma: ¡claro que sí!

¡por eso te voy a hacer pagar

por lo que le hiciste!

¡voy a convertirme en tu sombra!

¡y así como averigué

donde estudias,

voy a averiguarlo

todo acerca de ti!

¡te voy a seguir a todas partes

hasta que todo el mundo

se entere de que eres

un maldito violador!

xóchitl: vámonos, mi amor.

esta mujer está loca.

norma: ¡gustavo álvarez

es un violador!

¡sigue a las muchachas,

las golpea, las viola!

¿me escucharon?

gustavo: pero es que nunca

me va a dejar en paz,

nunca me voy a poder

librar de ella.

lourdes: a mí también norma

me hizo un escándalo

en la clase de cocina,

y fue un momento muy incómodo.

gustavo: mamá, es que ¿por qué

me tiene que pasar esto a mí?

yo no le he hecho daño a nadie.

lourdes: yo ya lo sé, mi amor.

a ti lo que te debe importar

es que tienes tu conciencia

tranquila.

gustavo: pues, sí, mamá,

pero es que aunque quisiera

no darle importancia

a los comentarios de esa señora,

ya me dijo que no me va a

dejar en paz.

lourdes: ya encontraremos

la manera de evitar

que te siga molestando.

gustavo: ojalá, mamá,

porque esto cada vez

se hace más fuerte que yo.

lourdes: y te entiendo, hijo,

pero tienes que sacar fuerzas

en lo que encontramos

la solución.

lourdes: gustavo.

¿gustavo?

¿dónde habrá ido a esta hora?

>> [grita] ¡ah!

>> no te suelto, porque vas

a ser mía.

>> [grita] ¡ah!

[llama a la puerta]

lourdes: perdón, mijo, pensé

que ya te habías vestido.

gustavo: no, no te preocupes,

ma. ayer no pude dormir

y ya se me hizo tarde,

¿necesitabas algo?

lourdes: sí,

necesito hablar contigo,

pero, por favor, te pido

que seas muy sincero conmigo.

gustavo: pues, ¿cuándo no lo he

sido? ¿por qué lo dices?

lourdes: pues, ayer me quedé

muy angustiada porque vi

que te afectó mucho lo que pasó,

te vine a buscar a tu cuarto

y no estabas.

gustavo: mm,

¿y buscaste en la cocina?

lourdes: no, no te vi aquí,

pensé que habías salido.

gustavo: ah, es que seguro

sí estaba en la cocina.

o sea, lo que pasa es que

me estaba muriendo de sed

porque no podía dormir

y bajé a la cocina

por un vaso con agua,

y después me pasé al jardín

porque necesitaba relajarme.

nada más que no quise

prender las luces

para no despertarlos.

lourdes: ¿me estás diciendo

la verdad, gustavo?

gustavo: sí, ma.

oye, y

¿por qué no me quitaron este

tatuaje cuando me adoptaron?

lourdes: en cuanto te lo vi

pensé que era una salvajada

que te tatuaran siendo tan niño,

apenas tenías 4 años.

bueno, y tu papá y yo

no quisimos someterte a algo

tan doloroso como quitarte

un tatuaje.

gustavo: pues, a mí no me gusta,

¿eh?

lourdes: pues, esto no está

tan mal su significado.

estuve investigando

y es el símbolo celta

de la paz.

gustavo: pues, eso es justo

lo que quisiera ahorita, mamá,

tener paz en mi vida.

lourdes: nosotros también, hijo.

nunca olvides que cuentas

con nosotros pase lo que pase.

pero necesito que seas

muy honesto con nosotros

porque es la única forma

en que podemos ayudarte.

samuel: ¿hablaste con gustavo?

lourdes: sí, me dijo que estuvo

en la cocina y en el jardín.

samuel: ¿ves como te preocupaste

de más? te dije que había

una razón para que gustavo

no estuviera en su cama.

lourdes: sí, samuel,

pero es que cuando le pregunté,

nuestro hijo se puso

muy nervioso, no lo pudo

disimular, como si algo

me ocultara.

samuel: ¿qué te va a ocultar?

lourdes: no lo sé

y eso es precisamente

lo que más me preocupa.

samuel: mira,

quita esos pensamientos

de esta cabecita.

seguramente estás influenciada

por cómo están pasando

las cosas, pero algo sí te voy

a decir.

nuestro hijo es bueno,

siempre nos ha dicho la verdad.

tranquila.

lourdes: ok.

gustavo: la verdad, sí me

tranquiliza un poco que la mamá

de esa chava ya no me haya

vuelto a buscar.

xóchitl: porque ya se dio cuenta

que tú no le hiciste nada

a su hija. ya deberías

de olvidarla.

gustavo: sí, tienes razón.

ya, ya debería dejar

de pensar en eso, ¿no?

xóchitl: sí, ya.

aguirre: ¿gustavo álvarez?

gustavo: sí, soy yo.

aguirre: quedas detenido

como presunto culpable

del delito de violación.

gustavo: ¿qué?

no, pero yo soy inocente.

¡háblale a mi papá!

xóchitl: gusta--

[música]

[música]

licenciado: créeme que estoy

haciendo todo lo posible

por sacarte de aquí,

pero tenemos que dejar

que las investigaciones

sigan su curso.

aguirre: ya están listos

los resultados de las pruebas

de adn.

gustavo: pues, ahí está

y ahí se debe de comprobar

que yo no he violado a nadie,

que soy inocente.

aguirre: al contrario,

el adn es el mismo

que se encontró en la víctima,

lo que comprueba que tú

sí la violaste

y vas a pagar por tu crimen.

vas a pasar mucho tiempo

en la cárcel.

samuel: esa prueba de adn

está equivocada,

quiero otra prueba.

licenciado: así lo pedí,

aunque en raras ocasiones

hay errores en esas pruebas

y por eso tengo que ser

sincero con ustedes.

el que coincida el adn

complica la situación

de gustavo.

lourdes: ¿y qué va a pasar

con mi hijo, licenciado?

licenciado: gustavo seguirá

detenido mientras se lleva

a cabo su juicio.

con la nueva evidencia,

hoy mismo será trasladado

al reclusorio

y ahí esperará su juicio.

lourdes: no, por favor,

mi hijo no puede ir a la cárcel,

no, licenciado, no.

mi amor, no puede ir.

a penas puedo creer

que nuestro hijo va a pasar

la noche en la cárcel.

es una pesadilla.

samuel: yo tampoco esperaba

que fuera así,

pero no vamos a dejar de luchar

hasta que gustavo esté libre.

lourdes: ¿qué hicimos mal,

samuel?

¿cómo gustavo fue capaz

de hacer algo tan bajo?

samuel: no dudes de él.

lourdes: es que yo no quisiera,

pero todo lo acusa.

yo no sé qué pensar,

to--todo tan confuso.

al principio yo pensé

que había sido tania

la que lo había denunciado

y ahora resulta que es otra

muchacha.

samuel: o tal vez fue la mamá

de tania la que planeó

todo esto,

no olvides que esa mujer

ha hecho hasta lo imposible

por perjudicar a nuestro hijo.

lourdes: no me olvido,

pero tampoco puedo dejar

de pensar en lo que acusa

a gustavo, que es su adn

y el tatuaje que tiene.

samuel: por favor, por favor,

no dudes de nuestro hijo,

hoy más que nunca

necesita de nosotros, por favor.

lourdes: sí, sí, no importa

nada, siempre contará conmigo.

yo solo quiero que se sepa

la verdad para poderlo ayudar.

gustavo: mi amor,

qué bueno que viniste a verme.

xóchitl: tu mamá me insistió

en que viniera, que querías

hablar conmigo.

gustavo: sí, es que necesito

que digas que yo no violé

a nadie esa noche porque

esa noche yo estuve contigo.

xóchitl: no lo sé, gustavo.

gustavo: mi amor, pero es que no

te estoy pidiendo que digas

mentiras, nada más te estoy

pidiendo que digas la verdad.

tú sabes que todas las noches

que yo me escapaba de mi casa

era para estar contigo,

porque fue la única manera

que encontramos de estar juntos.

ya sabes cómo son tus papás

de estrictos.

xóchitl: pues, sí, pero yo no sé

qué es lo que hacías

cuando te ibas de mi casa.

gustavo: ¿estás dudando de mí?

xóchitl: no quisiera,

pero ¿qué más pruebas quieres?

no es la primera vez

que te acusan de haber violado

a alguien.

gustavo: es que no puedo creer

que dudes de mí, xóchitl.

xóchitl: es que todo te acusa,

gustavo, yo ya no estoy segura

de que tú estés diciendo

la verdad.

perdón, pero lo mejor

es que te olvides de mí.

yo no puedo estar

con un violador.

[música]

[música]

lourdes: amor. el abogado

y tu papá están haciendo todo

para sacarte cuanto antes

de aquí, mi vida.

gustavo: pues, ojalá, ma.

porque yo cada vez

le veo más difícil.

lourdes: no, no te desanimes.

te traje un regalito.

mira, es una imagen

de nuestra morenita

para que no se te olvide

que ella siempre está contigo.

gustavo: tú y mi papá son

los únicos que me quedan.

todo mundo me está

dando la espalda, ma.

lourdes: ¿qué? ¿xóchitl no ha

venido a verte?

gustavo: sí,

pero para terminar conmigo.

dice que no puede andar

con un violador.

lourdes: no puede dudar de ti.

gustavo: pero lo hace,

a pesar de que la noche

en que violaron a esa chava

yo estuve con ella.

lourdes: ¿cómo?

gustavo: sí, ma.

fue la vez que no me encontraste

en mi cuarto.

varias veces me escapé

de la casa para estar con ella

porque...

fue la única forma que hayamos

de estar juntos.

sus papás son muy estrictos.

lourdes: ¿me estás diciendo

la verdad, hijo?

gustavo: [golpe] ¡que sí, mamá!

te pido, por favor,

que no dudes de mí.

lourdes: y no lo hago, mi amor,

pero cada vez me cuesta

más trabajo entender.

a ver, ¿cómo es que esa noche

estuviste con xóchitl,

pero apareció tu adn

en los estudios que le hicieron

a esta muchacha?

gustavo: pues, no sé, mamá.

y no tengo idea,

pero yo no hice nada.

yo no violé a esa chava.

yo no lo hice, mamá.

>> échamela.

>> ¡ya ponte a trabajar!

[silbidos]

>> miren nada más.

si ya nos enteramos

de por qué estás aquí.

por violador.

gustavo: no, no, no,

yo no he violado a nadie.

>> ah, caray.

pues, por algo está aquí, ¿no?

y ya te vas a enterar

de lo que le hacemos

a los violadores.

>> ey, ey, ey, ey.

gustavo: ¡suéltenme!

>> más te vale que no te pongas

bravo o te va a ir peor.

guardia: ¿qué pasa?

>> nada, jefe.

nada más aquí pasando el tiempo.

guardia: ¿qué le hacen al nuevo?

¿eh?

>> le estábamos dando

la bienvenida.

guardia: ¿es cierto?

gustavo: no.

¡no, estaban tratando

de hacerme algo!

guardia: por lo visto, ustedes

no entienden.

¡jalen a los cuatro,

se van a castigo!

¡vamos!

>> te lo juro que esto

no se va a quedar así.

>> órale, rápido.

guardia: es para hoy. ¡muévanse!

gustavo: [jadea]

tengo que salir de aquí,

no puedo pasar un día más.

no, no puedo.

licenciado: con la nueva

denuncia en contra de su hijo,

las cosas se han complicado más.

su hijo puede pasar

muchos años preso.

samuel: no nos diga eso,

licenciado,

algo se debe poder hacer.

lo que cueste.

licenciado: no es cuestión

de dinero, señor.

ambas víctimas

identificaron a gustavo.

ninguna de las dos

olvida su rostro ni el tatuaje

que él tiene.

lourdes: pero mi hijo no fue

quién las atacó.

licenciado: las pruebas dicen

lo contrario, y mientras no haya

algo que demuestre la inocencia

de gustavo, su hijo pasará

varios años en la cárcel.

lourdes: ¡ xóchitl!

xóchitl: señora.

lourdes: te suplico

que ayudes a mi hijo.

ya me dijo que se escapaba

en las noches para

estar contigo.

xóchitl: lo que yo diga no va

a cambiar las cosas.

lourdes: ¡claro que sí!

la policía va a tratar

de buscar una explicación,

gustavo no pudo estar

en dos lugares al mismo tiempo.

xóchitl: pero pudo haberlas

violado después de que salió

de mi casa.

lourdes: ay, tú--tú deja

que solo investigue la policía.

por favor,

di que estuvo contigo.

xóchitl: perdón, señora,

pero eso sería comprometerme

y no lo voy a hacer.

no voy a declarar a la policía.

gustavo: ¿una nueva denuncia?

no, es que no puedo creerlo.

no--no, no puede ser cierto.

gustavo: [jadea]

me van a duplicar la condena.

voy a pasar toda mi vida aquí.

no voy a aguantar estar

en este lugar,

no voy a aguantar.

[llora]

[música]

[música]

>> por suerte, el compañero

de celda de su hijo

lo encontró a tiempo

y pudimos salvarle la vida.

lourdes: ¿y podemos verlo?

>> le comentaré a mi superior

a ver qué me dice.

en un momento regreso.

lourdes: gracias.

samuel, esto no puede

seguir así.

ya no solo se trata

de la libertad,

sino de la vida de nuestro hijo.

samuel: lo sé,

por eso estoy desesperado.

ya no sé qué hacer para sacar

a gustavo de este lugar.

lourdes: [llora]

¿así que hoy regresan a mi hijo

a su celda?

ay, está bien,

muchísimas gracias.

[suspira] gustavo ya está

fuera de peligro,

aunque sigue esta tortura

para él.

por favor, madre mía,

todo acusa a mi hijo,

pero yo creo en él.

yo sé que gustavo

no violó a esas jóvenes.

por eso te pido,

virgen de guadalupe,

que podamos descubrir

qué es lo que está pasando.

¿cómo es posible que todo

acuse a mi hijo si él

no es un violador?

gustavo: ¿qué hace esta rosa

aquí?

¿virgencita?

por favor, que se descubra

que yo no lastimé a nadie.

[llora]

perdón por tratar de quitarme

la vida, pero es que ya

no soporto este lugar.

virgencita,

ayúdame a salir de la cárcel.

te lo suplico.

[llora]

lourdes: tienes que prometerme

que nunca vas a volver

a atentar contra tu vida.

prométemelo.

[solloza]

gustavo: perdón, ma.

es que estoy desesperado,

ya no sé qué hacer.

lourdes: nosotros también

estamos muy angustiados

porque estás aquí,

pero suicidarte no es

la solución.

gustavo: mamá, es que ya no

hallo salida.

por más que pienso,

no sé cómo hacerles entender

que soy inocente.

no hay nada que demuestre

que yo no violé a nadie.

mi vida aquí adentro

es un infierno.

ni la peor pesadilla se compara

con el infierno

que vivo aquí, mamá.

lourdes: lo sé, mi amor,

pero tienes que ser más fuerte

que nunca.

mira, nosotros estamos

buscando la manera

de sacarte de aquí

lo ante posible.

gustavo: la verdad...

yo ya perdí la esperanza

de que me vayan a sacar.

es como si estuviera viviendo

una vida que no es mía,

que no me pertenece.

lourdes: lo sé, hijo.

pues, es que estaba pensando

que tal vez necesitas

ayuda psicológica.

si quieres, le puedo decir

al abogado que te busque

una cita con el sicólogo

del penal.

¿ya?

¿mm?

gustavo: está bien.

lo que sea para soportar

esta pesadilla.

lourdes: [solloza]

[música]

[música]

psicóloga: ¿cómo está?

tome asiento, por favor.

lourdes: gracias.

psicóloga: gracias por venir

a verme, porque necesito

hablar con usted.

lourdes: ¿qué es lo que

pasa, doctora?

psicóloga: he estado hablando

con gustavo y...

pues, cada vez me siento

más desconcertada.

eh, su personalidad no es

la de ningún violador.

al contrario,

él es un joven muy sensible.

lourdes: ¿entonces su testimonio

podría ayudar a mi hijo?

psicóloga: yo puedo dar

mi opinión en el juicio

de su hijo si es necesario,

aunque están las pruebas

que culpan a gustavo

y eso es lo que lo condena.

lourdes: pero ¡usted me acaba

de decir que mi hijo

no es un violador!

psicóloga: tome asiento.

eh, le he estado dando vueltas

al asunto y...

le hice una pregunta a gustavo,

una pregunta que no supo

contestarme. espero que usted

lo haga.

lourdes: sí, claro.

psicóloga: ¿en su familia

existe algún pariente que

haya sufrido esquizofrenia

o, eh--trastorno

de identidad disociativo?

esto antes se conocía

como trastorno

de personalidad múltiple.

lourdes: pues, no, no,

en nuestra familia nunca

ha habido una enfermedad

de ese tipo.

psicóloga: se lo pregunto

porque esto,

eh, explicaría la razón

por la que gustavo está pasando

por esto, que quizá

no recuerde que ha violado

a estas jóvenes.

lourdes: mire, doctora.

la verdad es que gustavo no es

nuestro hijo biológico.

mi esposo y yo lo adoptamos

cuando tenía cuatro años.

psicóloga: ok,

y ¿podría usted investigar

con la familia de los

padres biológicos si existieron

estas enfermedades?

mire, esto podría responder

muchas dudas sobre este caso.

>> espero que comprenda

que no puedo darle

la información que me está

solicitando, señora.

además, es--es poco probable

que contemos con los datos

de la persona que dio

en adopción a su hijo

hace ya tantos años.

lourdes: por favor, investigue

si se tiene esa información.

entienda que se trata

de la salud de mi hijo,

el poder localizar

a su verdadera familia

es lo único que lo puede ayudar.

>> comprendo la gravedad

del asunto, señora, pero...

hay reglas que no puedo romper.

lo siento.

lourdes: ¿es su familia?

>> sí.

son mis hijas.

ay, son mi mayor tesoro.

lourdes: y, ¿qué no haría

por ellas?

>> ay, señora, imagínese.

estaría dispuesta a dar mi vida,

si ellas corrieran

algún peligro.

lourdes: la entiendo,

porque yo haría lo mismo

por mi hijo.

por eso le suplico

que se ponga en mi lugar

y haga una excepción conmigo.

si yo no obtengo

la información que necesito,

la vida de mi hijo

está en peligro.

[llora]

[música]

[música]

[llaman a la puerta]

nadia: [suspira]

caray, ya no dejan

ni chupar a gusto.

¿sí?

lourdes: perdón.

¿qué tal?

disculpe, ¿usted es

nadia gonzález?

nadia: depende para qué asunto.

lourdes: disculpe que la

moleste, es que quiero hacerle

una pregunta.

¿de casualidad usted dio

en adopción a un niño

hace 15 años?

nadia: [resopla] uy,

eso fue hace mucho tiempo,

ya ni quién se acuerde.

lourdes: yo sí.

junto con mi esposo,

nosotros fuimos quién adoptamos

a su hijo.

nadia: ¿y qué quiere que yo

haga? esos chamacos

ya son bronca suya.

¡y ni venga a reclamarme nada!

porque si me busca,

me va a hallar.

lourdes: por favor, tranquila.

yo--yo solo quiero platicar

con usted, yo no quie--

perdóname, ese--ese tatuaje

es idéntico al que mi hijo

tiene, exactamente--

nadia: sí, sí, sí.

este tatuaje me lo hice

en una borrachera

junto con mis chamacos,

estaban bien tiernitos.

[resopla]

fíjese que ni chillaron

tanto.

lourdes: ¿chamacos? ¿chillar?

¿por qué se refiere

como si fuera más de un niño?

nadia: ah, es que tuve gemelos.

se los di al orfanato

cuando ya no pude mantenerlos.

lourdes: gemelos.

claro, entonces,

el que lastimó a las

muchachas--

su otro hijo fue el que las

violó.

policía: ¿ramón lópez?

quedas detenido por la presunta

violación de tania robles

y rebeca lira.

aguirre: si quieres puedes

negarlo, pero una prueba

más especializada de tu adn

y las pruebas sicológicas

aclararán si tú fuiste

el que violó a esas jóvenes.

ramón: pues, para qué perder

el tiempo.

sí, sí fui yo.

[ríe]

y de una vez le digo

que lo hice para vengarme

de mi hermanito.

aguirre: ¿así que tú sabías

que tienes un gemelo idéntico?

ramón: [ríe] pues, claro.

fíjese, lo descubrí

por las redes sociales.

lo empecé a seguir

y todo iba bien,

hasta que me di cuenta

que él va a ser todo

lo que yo nunca voy a llegar

a ser.

me empecé a llenar de odio,

porque a mí la persona

que me adoptó--

¿qué cree que hizo conmigo?

me botó a la basura.

no sabe lo doloroso que es

saber que solo por la suerte,

y solo por la maldita suerte

a mí me tocó otra vida.

aguirre: te quisiste vengar

culpándolo de los crímenes

que tú cometiste, ¿verdad?

ramón: pues, claro.

quería que sufriera

en carne propia lo que es sentir

miseria y hambre.

no es justo que a él le tocara

una mejor familia que a mí.

no es justo que tuviera

mejor suerte que yo.

aguirre: pues, la sigue

teniendo, ¿eh? porque, pues,

se pudo descubrir

tu venganza.

mira, tú vas a ocupar

su lugar en la cárcel.

tú serás quien pague

por los delitos que tú

cometiste.

lourdes: al fin se acabaron

la angustia y el sufrimiento

y estás aquí con nosotros.

gustavo: sí, mami,

gracias a ti que descubriste

que tenía un hermano gemelo

y que él fue el que violó

a las chavas.

lourdes: en cuanto me enteré,

le pedí al agente aguirre

que investigara.

era la única explicación

de que tu adn coincidiera

con el que encontraron

en las chicas violadas.

samuel: no imaginamos

que tuvieras un hermano gemelo.

cuando te adoptamos

no nos dijeron de su

existencia.

lourdes: a él lo adoptaron antes

que nosotros a ti.

gustavo: pues, realmente lamento

mucho toda esta situación.

de verdad que si yo hubiera

sabido que tenía un hermano,

hubiera buscado la forma

de ayudarlo.

lourdes: y nosotros también,

hijo.

pero fue su decisión

buscar otra vida

donde la venganza era

su prioridad.

pero ya estás aquí con nosotros,

como debe de ser.

ya podemos olvidar

esta pesadilla

y continuar con tu vida, ¿mm?

[suspira] ay, mi niño.

gustavo: mami.

lourdes: [ríe] mi bebé.

gustavo: de verdad que agradezco

a la vida por mandarme

unos papás como ustedes, ¿mm?

gracias por no dejar

que me hundiera en la vida

que mi hermano tenía preparada

para mí.

gracias por no dejar

que me perdiera en...

la otra vida.

lourdes: [ríe]

es muy importante el ambiente

donde crecen nuestros hijos.

si hay amor, comprensión

y protección,

tendrán más posibilidades

de ser mujeres y hombres

de bien.

cuando van creciendo,

es fácil que los adolescentes

se desorienten,

y por sus carencias

se llenen de odio

y resentimiento.

estas carencias, principalmente,

son emocionales,

porque si no se les sabe guiar,

terminarán en un abismo

que los llevará

a un mundo de oscuridad

donde se perderán,

pues, nunca dejarán de anhelar

tener la otra vida.

[música]

[música]

>> ♪ desde el cielo

una hermosa mañana

desde el cielo

una hermosa mañana

la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajo el tepeyac

>> juan dieguito a la virgen

le dijo

juan dieguito a la virgen

le dijo

este cerro elijo

este cerro elijo

este cerro elijo

para hacer mi altar

ambos: la guadalupana

la guadalupana

la guadalupana

bajo el tepeyac ♪

[música]

Cargando Playlist...