null: nullpx
Cargando Video...

Hijas de la Luna Capítulo 31

Univision27 Nov 2019 – 12:00 AM EST

Comparte

...evisa presenta

victoria: todavía

la están checando, papá.

juan: no entiendo.

ustedes me dijeron

que iba mejor con sus dolores

de cabeza, ¿no?

y ahora resulta

que se fue a la iglesia

sin avisarle a nadie

y se puso grave.

¿de qué o por qué, qué le pasa?

victoria: pues es

que había dicho

quesque era el estrés.

pero, pues, a mí

ya se me hace mucho

que hasta el ojo

se le haya cerrado

por la hinchazón.

soledad: ey, tiene

una protuberancia en la cabeza.

>> buenas noches,

buenas noches.

bárbara: ah, ya era hora,

doctorcito,

¿qué tiene la juana inés?

>> todavía no sabemos,

es necesario practicar

una serie de estudios,

pero, desgraciadamente,

en este hospital

no tenemos el equipo adecuado

para algunos de ellos.

sebastián: ¿qué tan grave

puede ser, doctor?

>> recomiendo que la lleven

a la ciudad de méxico

lo antes posible.

juan: [resuella]

victoria: no digas eso,

que la boca

se te haga chicharrón.

ay, primero, mi madre

y, ahora, mi hermana.

soledad: ave de mal agüero.

bárbara: no sé,

nomás solté mi miedo

de que juana inés tenga cáncer.

victoria: que no.

soledad: y dale

con esa palabreja,

ya no la digas.

xavier: todavía no sabemos

qué tiene,

la imaginación vuela

y no tiene caso preocuparse

por lo que se nos pueda ocurrir.

hay que esperar

un diagnóstico real.

juan: no, yo no voy a permitir

que le pase nada a mi hija.

me la llevo ahorita a méxico

al mejor hospital.

todas: yo voy contigo.

victoria: no, no, no,

vamos las tres.

sebastián: no sabemos

cuánto puede costar

la atención de juana inés,

es mejor ser prudentes.

margarita: además,

no se puede descuidar

el hotel,

por si llegan huéspedes.

juan: miren, una de ustedes

sí me puede acompañar.

todas: yo.

sebastián: antes de que discutan

hacemos una rifa, ¿sí?

¿va?

victoria: ay...

bárbara: [celebra]

¡gané, me voy a méxico!

[ríe]

teresa: [chista]

¿que no ves

que estamos en un hospital?

ya.

mauricio: [resopla]

quisiera acompañarte

a la ciudad de méxico,

pero me comprometí con mi papá.

por fin voy a--voy a presentar

mi proyecto

al consejo de administración.

te voy a extrañar.

[ríe]

cuando--cuando grabamos

los videos,

me coqueteaste

y yo creo que ya sientes algo

por mí.

tienes que ponerte bien,

juana inés,

para que juntos seamos

muy, muy felices.

teresa: hija, ten fe.

juana inés se va a recuperar.

victoria: pero, pues,

no chillo nomás por su salud,

si no, por su corazón.

teresa: ¿crees que tiene

un problema cardíaco?

victoria: ¿sabes por qué

ha estado así?

teresa: el doctor dijo que--

victoria: está enamorada

de sebastián.

teresa: ¿qué?

victoria: sí, le juré

no decirle a nadie,

pero es que me cae

que, ay, me estoy muriendo,

tenía que contártelo.

¿qué voy a hacer?

teresa: no puedo creer

que le haya pasado

lo mismo que a ti.

victoria: con la diferencia

de que ella no sabe

que sebastián

no es nuestro hermano.

encima, mi carnalita

es mucho más frágil que yo.

teresa: híjole, híjole.

¿qué va a pasar

si juana inés se entera

de que tú también estás ena--?

victoria: no, no, no, no,

ni lo digas,

ella no puede enterarse

por nada del mundo.

teresa: no.

victoria: no.

teresa: y menos,

que ustedes dos llevan

una relación secreta.

ay, dios.

¿te imaginas si se entera

lo que pasó en careyes

entre sebastián y tú?

híjole.

victoria: [solloza]

sebastián: mamá.

leonora: ay, ¿qué?

tienes que ver esto.

sebastián: ¿"huéspedes

a punto de morir

por envenenamiento"?

¿cómo es posible?

cuando amelia

nos consiguió una nota

fue muy pequeña

y en la mitad el periódico.

pero, claro,

para desprestigiarnos

utilizan un titular

en primera plana, mamá.

son unos amarillistas.

leonora: y ¿ya supiste

lo que salió

en el noticiero?

¿eh?

sebastián: no.

leonora: el sector turismo

de estados unidos

recomendó

no hospedarse en nuestro hotel.

¿dónde está el señor oropeza?

sebastián: se fue

a la ciudad de méxico

a llevar a juana inés

porque estaba mal--

leonora: ay, perfecto, perfecto,

¿qué otra cosa

yo podía esperar?

octavio: nomás vine

a echarte porras.

bien, pariente.

mauricio: gracias, hermano,

gracias.

octavio: a ver,

¿cómo te sientes?

mauricio: ay, muy nervioso.

tengo la junta,

pero no dejo de pensar

en juana inés.

no sé si hice bien

en no acompañarla a méxico.

octavio: calmado, venado.

ahorita no te distraigas

por la monjita, ¿sí?

concéntrate en tu proyecto

que seguro está bien bueno.

me consta

que te empeñaste con él,

ni la sombra te veíamos.

mauricio: es que no puedo creer

que mi papá haya convocado

al consejo de administración

en pleno

para que se los presente

a todos.

octavio: pues vételo creyendo,

porque vas a dejar

a los viejitos

con la boca abierta

y el ojo cuadrado.

mauricio: ahora pienso

que mi papá

solo me ha estado probando

y que en el fondo cree en mí.

octavio: eso, "compa",

ya se armó la "bachaca".

[ríe]

felicidades.

leonora: el señor oropeza

a mitad de la catástrofe

decide irse de paseo

con una de las ilegítimas.

sebastián: no, mamá,

juana inés está muy grave.

leonora: ah, muy bien

y de seguro

el tratamiento

nos va a salir como lumbre.

sebastián: ¿es lo único

que te importa?

¿lo que se gaste mi papá?

leonora: claro,

es nuestro dinero,

no de esas juanas.

sebastián: a ver, suficiente,

mamá.

perdón, pero no me interesa

escucharte decir

lo mismo, lo mismo y lo mismo

desde que llegaron mis hermanas.

leonora: está bien,

solo una cosa más.

espero que en ausencia

del señor oropeza,

tú resuelvas

la situación del hotel,

porque es nuestro patrimonio,

nuestro futuro,

nuestra vida.

mauricio: ¿qué pasa?

¿y el consejo?

darío: este es el consejo

que tú mereces.

mauricio: ¿qué?

darío: ¿en serio crees

que iba a exponerme

a que me avergonzaras?

¿que le iba

a hacer perder su tiempo

a gente importante

como los señores del consejo

solo por ti?

siempre has sido una desgracia,

mauricio, un perdedor.

y por eso,

antes de que tu hermana

terminara con el imbécil

de sebastián,

yo pensaba dejarle

esta empresa a él.

mauricio: [resuella]

darío: por lo menos,

es inteligente,

tiene iniciativa.

en cambio, tú...

[ríe]

...no eres más que un fracaso.

mauricio: siento mucho

que mi padre los haya utilizado

para algo tan...

desagradable.

por mi parte,

me disculpo con ustedes.

darío: ¿vas a llorar, mauricio?

lástima que tu mamita

ya no está para que te consuele.

xavier: ¿será posible

que ernesto cifuentes

tenga influencias

hasta en el sector turismo

de estados unidos?

sebastián: un hombre

que vive en un cuchitril

no puede hacer todo esto.

xavier: pero, entonces,

¿quién quiere hacernos

tanto daño?

sebastián: voy a hablar

con el agente

del ministerio público

a ver si tiene noticias

sobre él.

te veo luego.

xavier: sí, está bien.

sebastián: ay, bonita,

con lo complicado que está todo,

no sabes el gusto

que me da verte.

victoria: sebastián,

tú y yo...

...hasta aquí llegamos.

nuestra relación a escondidas

se terminó.

[música]

[música]

sebastián: juana victoria.

juana victoria,

vamos a mi oficina,

tenemos que hablar.

victoria: no, ya te dije

que terminamos

y no hay vuelta atrás.

suéltame, sebastián.

sebastián: perfecto.

¡hablemos aquí entonces!

¿te parece?

victoria: [resuella]

sebastián: a ver, por favor,

explícame qué es lo que pasa.

victoria: sebastián,

ya de por sí

esto es bien difícil,

no me lo pongas peor.

sebastián: ¿peor?

victoria: sí, entiende que--

sebastián: a ver, no, no, no,

es que no entiendo,

¿por qué tomaste

una decisión así

sin--sin hablarlo antes conmigo?

victoria: ¿para qué?

¿para qué?

sebastián: a ver, tú y yo

somos pareja, juana victoria,

decidimos estar juntos.

victoria: ay, no, no, no,

espérate tantito,

eso de que estamos juntos

es nomás un decir, ¿eh?

a ver, ahí te va de vuelta,

a mí me choca

echarle mentiras

a la gente que queremos,

estoy harta de eso.

ser novios,

ser pareja

es estar orgullosos

de nuestro amor.

sebastián: y lo estoy.

victoria: eso dices,

pero si así fuera,

pues, no estaríamos

ahí a escondidas.

el que nada debe, nada teme.

sebastián: tú sabes

perfectamente

por qué tú y yo tenemos--

victoria: sí, sí, ay...

lo entiendo,

no soy tonta.

pero ya.

[solloza]

ya estuvo,

ya no aguanto más.

sebastián: ¿de verdad?

¿por eso,

por eso terminas conmigo?

victoria: juana inés.

inés: sebastián.

victoria: juana inés,

¿qué te pasó?

inés: que--que no se entere

que estoy enamorada de él.

ay...

victoria: ¿qué?

sebastián: juanita.

victoria: ay, "porfa",

ya no me digas así

porque sufro más.

sebastián: yo te juré

que iba a encontrar la forma

de hablar con mis papás.

victoria: ¿y luego?

a ver, ¿tú hasta cuándo pensabas

que yo iba a esperarte?

sebastián: es--estoy

buscando el momento,

es que no es fácil.

imagínate,

voy con mi papá y le digo:

"¿sabes qué?

no, siempre no,

no eres mi papá,

mi mamá te fue infiel,

yo soy hijo

de quién sabe quién".

victoria: nunca dije

que fuera fácil.

sebastián: no, pues no.

además, el medialuna

está quebrando,

no hay un solo huésped.

luego, la enfermedad

de mi mamá, que--

victoria: ya, ya te dije,

te entiendo.

[suspira]

a ver, por favor,

ponte tantito en mi lugar.

andar contigo ha sido lindo,

pero, pues, también

es un tormento

con el jueguito ese

de las escondidillas.

sebastián: yo sin ti me muero.

victoria: ay, no, de veras,

de veras lo siento.

[resuella]

lo de nosotros,

lo de nosotros

se acabó para siempre.

[música]

[música]

leonora: ay, no es cierto,

jerome, eso no sucedió así.

[alerta de mensaje]

>> [celular] ay, amiga,

no puedo dejar de reírme,

está divertidísimo tu video.

leonora: ¿mi video?

[alerta de mensaje]

>> [celular] caray, leo,

cuida tus amistades.

usar abrigo de mink

en la playa,

ay, solo la gente vulgar.

[alerta de mensaje]

>> [celular] perdón

que te lo diga, amiga,

pero controla

tu consumo de alcohol.

leonora: ay.

[alerta de mensaje]

>> [celular] hiciste

el ridículo, leo.

[alerta de mensaje]

>> [celular] ay, qué bueno

que no nos prestamos a hacer

ese video contigo.

de otro modo,

imagínate la vergüenza.

leonora: ay.

[alerta de mensaje]

>> [celular] ¿cómo aceptaste

que subieran ese video al tubo,

leonora?

leonora: ¿que qué?

[video] si quieres cer...

cerrar una delicia de viaje,

apunta...

teresa: [video] amanezca

con una langosta benedictina

y termine el día

con unos huevos termidor.

sí.

leonora: ay, no.

[resuella]

>> también usted puede paladear

los mejores licores...

leonora: [balbucea]

>> [ríen]

[celebra]

leonora: ay, no, no, no.

xavier: de verdad lo siento,

sebastián.

sebastián: es que hay algo

que no me cuadra.

juana victoria

fue demasiado tajante.

xavier: ¿y?

sebastián: yo creo

que algo me oculta.

xavier: bueno, ella no es

de las que aceptan así como así

una relación clandestina,

esa que hay que esconder,

que nadie puede ver,

que no existe.

sebastián: ya, ya lo sé.

yo jamás la vi en ese plan

a juan victoria,

no se lo merece.

nos vemos después.

xavier: ¿adónde vas?

sebastián: ¿a dónde más?

a hablar con mi mamá,

a decirle de una vez por todas

cómo descubrí

que no soy hijo

de juan oropeza.

victoria: es que no le pude

contar a sebastián

la verdad, madrina.

[solloza]

ni modo de decirle

que terminé nuestra relación

porque juana inés

está enamorada de él.

[solloza]

teresa: ¿lo hiciste

por tu hermana?

victoria: ay, imagínate

si se enterara

que él y yo nos vemos,

que nos veíamos a escondidas.

ay, es que segurito

que se muere de la tristeza.

teresa: y peor ahorita

que está tan enferma.

victoria: pues, yo juré

que no iba a decirle nada

a sebastián.

y aunque yo le dijera la verdad,

él seguiría duro y dale

que podríamos tener

la relación a escondidas.

teresa: juana inés

ni se huele que él

no es su hermano.

victoria: claro que no.

ay, no, nada más tú y don xavier

saben que--que sebastián

no es hijo de mi papá.

[solloza]

teresa: ay, ven.

ay, mi hijita,

me preocupa que sufras tanto,

juana victoria.

¿será que tomaste

la decisión adecuada?

él es el amor de tu vida.

victoria: sí, sí, sí,

me duele...

me duele en el alma,

pero...

[suspira]

...yo tengo que proteger

a mi--a mi manita,

porque, pues, la pobre

es la más frágil de nosotras.

teresa: ay, ven.

victoria: [llora]

sebastián: mamá, tengo

que hablar contigo, es muy ur--

doctor, ¿otra vez su corazón?

soledad: para curar

una quemadura

lo importante es lavarla bien

porque el riesgo de infección

es alto.

>> sí, doctora.

soledad: debemos esperar

a que absorba la pomadita, ¿sí?

mientras,

voy a hacer una llamada.

juana bárbara, contesta.

buzón: el teléfono celular

que usted marcó se encuentra--

soledad: ay, ya, me dio

el méndigo buzón.

[tono de llamada]

ay, estoy salada

y tampoco contesta mi papá.

>> ¿tanto le urge, doctora?

soledad: no soy doctora

y es que se llevaron

a mi hermana a méxico,

es que está inter--está

muy enferma.

sabe qué les habrá dicho

el doctor.

bárbara: ay, ya me encabritó

este méndigo celular.

nada que hay señal.

juan: a veces, la bloquean

dentro de los hospitales,

mi hija.

bárbara: achis, están peor

que los bancos, pues.

¿cómo vamos a avisarle

a mis hermanas

que ya estamos aquí?

las morras han de estar

retepreocupadas

por la juana inés.

juan: sí, ya sé,

pero, de todas maneras,

todavía no tenemos

un diagnóstico.

hasta que les acaban de hacer

los estudios.

bárbara: no te me agüites, pa,

todo va a salir bien,

ya verás.

juan: y ¿si no, hija?

y si sí es algo más grave,

¿qué?

sebastián: entonces,

por culpa de este video

se le subió la presión

a mi mamá.

>> me dijo que se sentía

muy avergonzada, sebastián.

cuando llegué,

estaba llorando.

francamente, muy mal.

me comentó

que se sentía humillada,

que ese video

había destrozado la imagen

que construyó

a lo largo de años,

que nunca más

va a salir a la calle.

sebastián: el problema

es que ella se lo toma

demasiado en serio.

>> tuve que sedarla,

porque en esas condiciones,

podría sufrir

un ataque al corazón.

sebastián: ¿tanto así?

>> sí, sebastián,

su estado de salud es crítico,

lo he dicho desde el principio

y no pueden

restarle importancia.

sebastián: no, no, claro que no.

pero, mire, yo entiendo

que la situación

ha sido difícil,

muy difícil para ella.

pero el problema grave

está en su incapacidad

para perdonar

y aceptar la realidad como es.

>> como sea,

con cada evento estresante,

la salud de tu mamá empeora

y podría resultar fatal.

[música]

[música]

sebastián: me siento impotente,

frustrado, mamá.

es que estoy en un callejón

sin salida.

no puedo permitir

que tu situación empeore,

pero tampoco quiero perder

a juana victoria.

a ver, ¿por qué?

¿por qué engañaste a mi papá?

¿por qué has guardado

este secreto por tantos años?

[llaman a la puerta]

sebastián: adelante.

>> ay, ¿cómo sigue la patrona?

sebastián: le aplicaron

un sedante para que descanse.

maría, tengo que salir.

te encargo a mi mamá.

maría: sí, claro, joven,

no se preocupe.

sebastián: gracias.

maría: sí, ¿de qué?

[llaman a la puerta]

>> hola.

>> pariente, pero ¿qué traes?

>> hace poco me dijiste

que podía quedarme aquí contigo,

¿no?

>> claro, faltaba más,

pásale.

>> gracias, octavio.

octavio:¿cómo te fue

con la presentación

de tu proyecto?

>> mi papá me humilló,

octavio.

octavio: con razón

traes esa cara.

>> en vez de citar

al consejo de administración,

sentó a la mesa a los empleados

de limpieza, octavio.

dijo que eso es

lo que yo merecía.

que jamás habría permitido

que lo dejara en ridículo

con sus asesores.

octavio: qué desgracia.

pero no me extraña.

siempre ha sido bien malo.

qué ganas de...

>> dejé la empresa.

me fui de su casa.

ya, aquí estoy.

octavio: pues, bienvenido,

pariente.

acuérdate, mi casa es tu casa.

>> gracias.

fernando: ¿y esa cara,

sebastián?

sebastián: mamá.

se puso mal otra vez.

fernando: ¿qué le pasó?

sebastián: ya sabes, su corazón.

mensaje de mi papá.

fernando: ¿noticias

de juana inés?

sebastián: "los estudios

de tu hermana

cuestan una fortuna.

tengo que dar un tarjetazo

porque no tenemos dinero

en el banco."

es que daría lo que fuera

por tener enfrente

a ernesto cifuentes.

necesito encontrar

a ese maldito,

saber si realmente es él

quien ha lastimado tanto

a mi familia.

o quién,

¿quién está detrás de todo esto?

>> a ver, tranquilo, sebastián.

no hagas tonterías.

sebastián: se me acabó

la paciencia,

no puedo seguir así.

>> espera, espera, yo voy.

ernesto: hacía mucho

que no estaba tan feliz.

yo, ernesto cifuentes,

logré esto.

>> no solo el encabezado

del periódico,

sino algo mejor todavía.

>> un hotel de cuatro estrellas

ubicado frente al mar

en donde recientemente

se suscitó un envenenamiento

de alimentos

que casi cobra vidas.

de hecho, el sector turismo

de los estados unidos

ha emitido una recomendación.

pide a sus ciudadanos

que cuando viajen a mazatlán,

de ninguna manera se hospeden

en el hotel medialuna.

ernesto: vaya,

del sector turismo.

no sabía

que fuera yo tan poderoso.

>> gracias a eso,

el hotel de juan oropeza

está totalmente vacío.

ahora, mira esto.

ernesto: gracias, gracias

por darme la oportunidad

de atestiguar la destrucción

de ese infeliz.

>> pues, dando y dando, ernesto.

y espero que cuando lo necesite,

sepas responderme.

ernesto: claro que sí.

he anhelado esto

durante muchos años,

que juan pague

por lo que me hizo.

que su vida se haga pedazos

como la mía.

todos: [hablan a la vez]

[timbre]

soledad: ay, no, otra vez

mi suegra con la misma.

¿que no sabe eso

de "descanse en paz"?

[llanto de bebé]

>> ay...

[gruñe]

[música]

[música]

todos: [hablan a la vez]

>> ¿qué quieren, juana victoria?

victoria: quién sabe.

entenderles, ahora sí

que está en chino.

>> según yo, piden ver

a juana inés.

>> pues, sí,

no se les entiende nada,

pero clarito se ve

que están como locos por ella.

victoria: pues, uy, creo

que nuestra campaña funcionó,

vientos.

todos: [hablan a la vez]

inés: yo solo sirvo

para dar problemas.

deberían de botarme ahí

en un basurero.

bárbara: si sigues así, te tomo

la palabra.

juan: hija, tú no tienes

la culpa de lo que está pasando.

inés: ¿no?

si supieras...

juan: ¿cómo?

bárbara: ¿qué dices?

inés: no, nada.

juan: mira.

no te apures.

en un rato, con los resultados

de tus exámenes,

el médico nos da un diagnóstico

y un tratamiento

y nos vamos de volón, pin, pon,

pa' la casa.

sebastián: a ver,

¿cómo es posible

que todavía no encuentren

a ernesto cifuentes?

>> no ganas nada gritando.

sebastián: ¡ese tipo

está hundiendo a la medialuna!

¿y qué hacen las autoridades?

nada.

>> nuestra línea--

sebastián: no, no han hecho

nada, solamente encontraron

el lugar donde vivía, nada más.

>> yo le prometo--

sebastián: no me prometa nada

que no puede cumplir.

¿sabe qué? no se preocupe.

yo mismo voy a buscarlo.

¡gracias por nada!

[llanto de bebé]

soledad: ¡ya, ya, ya, por favor!

ah...

ya, ya.

gracias, santo cielo.

[suspira]

ájalas.

¿y eso?

¿qué demonios significa?

>> sebastián, espérate.

¿qué te pasa, hombre?

sebastián: el hotel, mis papás

y mi futuro está en riesgo

gracias a un desgraciado

que quién sabe dónde está.

y todo gracias a la policía,

porque son unos ineptos

que no hacen su trabajo.

fernando: a ver, te entiendo,

sebastián.

no me lo tomes a mal,

pero se me hace que traes

algo más.

ey, sebas.

despierta.

sebastián: ¿qué quieres

que te diga, fernando?

¿qué?

fernando: ¿ves?

estás muy alterado.

solo quiero ayudarte, sebastián,

por eso estoy aquí contigo.

sebastián: tienes razón, perdón,

disculpa.

[celular]

llamada de medialuna.

¿bueno?

chinos.

fernando: ¿chinos?

todos: [hablan a la vez]

>> no entienden ni papa,

ni español, ni el idioma

ese raro, margarita.

margarita: es inglés.

es más como del sur

de los estados unidos.

>> parece que los chinos

solamente quieren hospedarse

en el hotel

para ver a juana inés.

fernando: el video los volvió

locos.

sebastián: como sea, tenemos

que encontrar la manera

de comunicarnos con ella.

a ver, silencio, por favor--

"silence, please".

[timbre]

sebastián: [habla inglés]

>> yo hablo español.

>> ay, gracias al cielo.

margarita: ¿en qué idioma habló

el chino?

>> [ríe]

y sí, hablas tantito

disque inglés,

¿y se te olvida tu idioma?

habla en español, margarita.

sebastián: a ver,

¿qué necesitan?

soledad: no, no, no,

no podemos recibir

estos huéspedes en el hotel.

sebastián: tranquila,

¿qué te pasa, sol?

soledad: acabo de tener

una visión horrible.

>> voy a tener que soltarle

la verdad a juana soledad.

derecha la flecha, ¿que no?

>> ¿cuál verdad?

octavio: es que he estado

pensando y me hace que mi amá

le soltó algunas cositas

a mi sol.

>> ¿tú crees?

>> sí, por eso salió por piernas

después de hablar

con su espíritu.

y ni modo, voy a tener

que decirle lo de los tacones.

>> ¿tacones?

>> pues, sí.

la cosa es

que cuando era plebito

me puse unos tacones de mi amá.

bueno, fueron dos veces,

contando unos

que me quedaban bien machín.

[...]

y aquí ya ves que vinieron

mis primas de los mochis,

yo creo que fueron tres.

>> [ríe]

¿tacones?

[ríe]

soledad: más o menos eran así.

sebastián: pues, ni idea

qué significa eso.

>> parece chino, pero también

podría ser japonés.

soledad: a fuerza que es chino.

es mucha casualidad

que hayan aparecido

esos símbolos en mi visión

y luego luego llegaran

un montón de chinos al hotel.

victoria: sí, está bien,

juanita, pues, yo te creo.

pero a ver, viste estos

garabatos, ¿y luego qué más?

soledad: vi toditito destruido.

sebastián: ¿eh?

soledad: el medialuna

estaba hecho pedazos.

victoria: ay, no, pero eso

¿qué significará?

a ver, primero estos símbolos

chinos, japoneses, lo que sea,

¿y luego el hotel?

fernando: ¿entonces los chinos

van a despedazar el hotel?

>> como sea, no podemos darnos

el lujo de rechazarlos.

es un grupo grande,

algo escandaloso y excéntrico,

pero parecen buenas personas.

además, significan oxígeno

puro para nuestras finanzas.

soledad: chance y sí,

no es que tenga algo

contra ellos,

hasta divertidos son los morros.

pero una cosa sí te digo, tío.

mis visiones siempre

se vuelven realidad.

victoria: pues, a mí me consta--

[llanto de bebé]

soledad: ay, ¡que vuelve

la mula al trigo!

¿por qué no me deja en paz,

suegra, eh?

¿qué, quiere hacerme desatinar?

no oigo, no oigo,

no oigo, soy de palo, no oigo.

todos: [hablan a la vez]

>> gracias.

victoria: gracias por imprimir

las fotos.

>> hombre, pero si fue tu idea,

y mira, va funcionando.

>> sí, fue genial, hija.

los chinos por fin se aplacaron.

victoria: magdalena, porfa,

ayúdame a registrar

a los chinos.

>> ¿qué le pasa

a juana victoria?

magdalena: nada, mejor ayúdame

con la registrada

de los huéspedes.

>> oye, ¿y siempre hablaste

con tu mamá?

sebastián: cuando llegué

a la casa, estaba con el doctor,

tenía la presión alta

y estaba sedada.

>> ¿y ahora por qué?

sebastián: hice un video,

con teresa y margarita.

se les pasaron las copas

y todo el mundo lo subió

a su página y ahora mi mamá

se siente avergonzada.

el doctor me explicó

que en cualquier momento

le puede dar

un ataque al corazón.

>> entonces, no le dijiste nada.

sebastián: es que me siento

tan mal y tan frustrado.

>> si en algo puedo ayudarte...

sebastián: es que si

por lo menos encontrara yo

a ernesto cifuentes

para interrogarlo...

es más, voy a seguir con esto.

>> ¿con qué?

sebastián: con lo del tipo ese.

voy a buscarlo hasta debajo

de las piedras,

y cuando lo encuentre...

[llanto de bebé]

soledad: ya, ya, ya.

déjame en paz.

ájalas.

los garabatos

que vi en mi visión.

perdón, perdón,

perdón, perdón.

ocupa hablar contigo.

¿qué es esto?

>> tatuaje.

tinta y aguja sobre la piel.

"tiqui, tiqui, tiqui".

soledad: mi hijo, eso ya lo sé.

¿qué significa?

>> "hulacán".

victoria: voy a hablarle

a los empleados del hotel,

que vengan de volada.

si no, no vamos a librarla

con tantos chinos.

soledad: ya sé qué significa

mi visión.

viene un huracán.

>> ¡viene un huracán!

>> lo acaban de decir

en las noticias.

no saben todavía si va a llegar

aquí a mazatlán.

soledad: ájalas,

¿qué les dije?

>> explicaron que se dirige

al norte, hacia la península

de baja california.

>> viene bien fuerte.

dice categoría cuatro.

>> y lo más extraño curioso

es que el huracán

se llama juana.

[truenos]

>> pues, ya lo saben,

por aquí los espero.

mucho gusto, que les vaya bien.

ahora sí, mi hijo,

¿qué me decías?

sebastián: que fue

hace más o menos 15 años,

mi papá venía a comer aquí

con ernesto.

ernesto cifuentes,

eran muy amigos.

>> ya me acuerdo.

sebastián: ¿tiene idea

de dónde vive ernesto cifuentes?

>> me dijo para el rumbo

de las colonias detrás

del muelle general.

ahí vivía.

para allá, para esa parte.

>> que tapen todas las ventanas,

que guarden los muebles

del jardín,

bajen el swicht de la luz,

cierren el gas

y las puertas con llave.

>> sí, señor.

¿y usted dónde va a andar?

digo, por si preguntan

sus hijos.

>> a estefanía le hablo al rato

y mauricio no importa.

ya se largó de la casa.

ocúpate de lo que te pedí.

[truenos]

manda por ernesto cifuentes,

hay que trasladarlo

a un lugar seguro.

sí, está bien.

primero lo llevan

adonde está pidiendo,

pero después a la cabaña

de la hacienda.

soledad: ey, pero yo vi todo

destrozado.

margarita: ay, no, ¿entonces

viene para acá?

soledad: sí.

>> ahora se dirige

a la península de la california,

margarita.

>> sí, por ahora,

porque los huracanes

tienen vida propia, ¿no?

¿y luego qué?

se van para donde se les antoje.

victoria: pues, si es

voluntarioso, claro que iba

a llamarse juana.

sebastián: con razón decían

que era un cuchitril.

hasta apesta.

fernando: parece que nadie

ha vivido aquí

desde hace tiempo.

oye, pero ¿qué estamos buscando

exactamente?

sebastián: cualquier cosa

que nos ayude a encontrar

a ernesto cifuentes.

sebastián: la esposa

y las hijas de ernesto.

ernesto: dame esas fotografías,

infeliz.

sebastián: ahora sí vamos--

Cargando Playlist...