null: nullpx

Los 'Aristemo' dijeron adiós: así fue el final de El Corazón Nunca Se Equivoca

Aris, Temo y compañía se vieron cara a cara ante un peligroso enemigo que a lo largo de la historia puso sus vidas en riesgo. Esto es lo que sucedió en el desenlace de El Corazón Nunca Se Equivoca.
10 Sep 2019 – 10:21 PM EDT

En la nueva aventura que emprendieron fuera de Oaxaca, Aris y Temo vivieron de todo: pleitos, atentados, muerte y situaciones que pusieron su amor en peligro. Ahora enfrentaron un enemigo que pudo separarlos para siempre. Te contamos cómo se vivió el final de El Corazón Nunca Se Equivoca.

Los crímenes descubiertos
A pesar de que Ubaldo hizo todo lo posible por mantener en la oscuridad su verdadero rostro, Aris, Temo, Carlota y Diego pudieron desenmascararlo. Después de desarmar al pistolero que había sido contratado para asesinarlos, ellos y Pancho López le pusieron una trampa para que confesara todos sus crímenes. Sin saber que Pancho traía un micrófono oculto, Ubaldo reconoció ser el culpable de la muerte de Andrés y el responsable de los ataques que Carlota y Aristóteles sufrieron.


Tras la verdad bajo la luz, Ubaldo se ganó el desprecio de sus seguidores e inmediatamente fue arrestado para encarar a la justicia. Con todo su poder, logró llevar su proceso fuera de la cárcel, pero la soledad lo llevó a tomar una decisión sin retorno: apartado de sus seres queridos, tomó un revolver para quitarse la vida no sin antes pedir perdón por el sufrimiento que causó.

El gran sueño de su vida
Una vez más Aris y Temo demostraron que su amor y cariño es muy fuerte. Luego de la inesperada muerte de Polita, Pancho López le entregó a Aristóteles una carta que ella había escrito tiempo atrás. Ahí su madre lo animó a luchar por sus sueños y no darse por vencido. Además, le deseó una feliz vida al lado de Temo y una boda llena de magia.

Después de leer la carta, Aris imaginó unir su vida a la de Temo en medio de un gran festejo. Pancho López fue el testigo del momento y juntos bailaron llenos de alegría.

El amoroso encuentro
También Polita regresó a los brazos de Aris. En medio de sueños, ella apareció para darle todo su cariño. Ambos no pudieron contener la emoción y se abrazaron con fuerza. A pesar de no estar con vida, ella le prometió acompañarlo en cada paso y cuidarlo como un ángel.


Al finalizar de leer el mensaje, Aris respiró tranquilo sabiendo que su madre velará por él y por su hermano.

La gran sorpresa
Sorpresivamente, doña Imelda llegó a la ciudad de México para alegrar a toda la familia y amigos. Poco a poco fue contando todo lo que su nieto Aris y Temo vivieron en Oaxaca y cómo lograron librar todos los obstáculos que encontraron.

Fue así como Aris, Temo, Carlota, Diego, Pancho López y todos juntos demostraron que El Corazón Nunca Se Equivoca.

Más contenido de tu interés