null: nullpx
Cargando Video...

El Corazón Nunca Se Equivoca Capítulo 8

Univision23 Ago 2019 – 12:00 AM EDT

Comparte

locutor: televisa presenta...

aris: perdóname,

por favor, te lo suplico.

mi hermano se perdió.

polita: ¿dónde se perdió

tu hermano?

aris: fue en el mercado.

me distraje con algunas fans

y de pronto se soltó de la mano.

el--él fue a ver--él fue a ver

y dijo que quería un juguete,

pero no regresó a ese puesto.

fuimos a buscarlo ahí

y a todos lados.

polita: ¿ya le avisaron

a la policía?

aris: sí, sí,

ya activaron la alerta "amber".

diego: mi papá no me contesta,

pero podemos pedirle ayuda.

polita: voy a buscarlo en--

en cada calle, en cada lugar.

aris: ma, ma, pero es que

¿por dónde vamos a empezar?

esta ciudad es enorme.

polita: por donde sea,

por donde estuvieron.

[llora]

mi arquímedes, ino!

aris: imamá!

ambos: [lloran]

thiago: hola, amigos,

el pequeño se llama

arquímedes córcega castañeda.

ya tienen las fotos,

así que si alguien lo ha visto

o tienen alguna información,

lo que sea, por favor,

escríbanme de inmediato.

voy a estar pendiente

a todos los comentarios, ¿va?

yo sé que juntos

podemos encontrarlo.

polita: por favor, déjame salir.

aris: mami, mami,

no conocemos esta ciudad.

diego: mi papá

está en la conferencia

y la policía quedó de llamarme

si tenía noticias.

polita: vamos--vamos

al ministerio público, entonces.

aris: ma, ma, a ver,

ya subí videos

a mis redes sociales,

ya subí fotos.

lo van a encontrar.

ambos: [lloran]

eduardo: ¿hay alguna noticia?

¿alguien ha hablado?

ya hablé

con todos mis contactos.

están intensificando

la búsqueda.

las fotos de arqui

están en todos los portales.

va a aparecer, ¿eh?

aris: perdón, ma.

[llora]

polita: no puedo estar tranquila

con nada.

no hasta ver la cara de mi niño.

llévame cerca de ese mercado.

necesito encontrarlo.

eduardo: amor, amor, amor...

temo: lo siento, carlota,

pero ubaldo dijo

que tiene pruebas, ¿eh?

yo creo que dice la verdad.

carlota: mi papá

es incapaz de algo así.

el es un hombre honesto.

ha criticado a ubaldo,

pero siempre de frente.

temo: perdón, carlota, perdón,

pero yo ya no entiendo nada

de tu situación.

hablas como si odiaras a ubaldo.

[suspira]

a ver...

[aris] te necesito mucho.

temo: tahi, ¿qué tienes?

¿cómo estás?

aris: mal, temo.

muy mal.

temo: ¿por qué? ¿qué pasó?

aris: mi hermano--

[solloza]

mi hermanito se perdió.

temo: ¿qué?

no--¿dónde?

¿en la privada o qué pasó?

aris: no, no, fue en el mercado.

temo: ¿y qué hacías

en el mercado?

mirna: temo, el señor ortega

te quiere en su oficina.

temo: gracias, mirna, ahí voy.

sí, sí, ahorita.

tahi, amor, tengo que ir

con mi jefe ahorita, ¿ok?

pero avísame si necesitas ayuda

aquí, ¿ok?

lo que sea.

arqui es muy inteligente

y va a pedir ayuda,

así que te juro

que va a aparecer.

te amo y mucho.

carlota: ¿qué pasó?

temo: el hermanito de ari

se perdió.

elsa: creo que lo que usted dijo

es completamente falso.

ubaldo: ¿me estás llamando

mentiroso, elsa?

elsa: sí, estoy diciendo

que usted es un mentiroso.

ubaldo: [golpea el escritorio]

creo que debes

de cuidar tu actitud

y sobre todo tus palabras.

elsa: y creo que usted

debió cuidar sus declaraciones

y su estrategia, señor.

porque no está basado

en la verdad.

ubaldo: no iba a permitir

que me difamaran.

elsa: pero no tenía que llevarse

a olegario entre la corriente.

ubaldo: no estás siendo

objetiva, elsa.

lo defiendes porque todavía

estás casada con él.

elsa: no, señor,

no se equivoque.

soy una profesional

y soy 100 por ciento objetiva.

defiendo a olegario porque sé

que es un hombre íntegro.

y él no fabricó ese video.

meto las manos al fuego por él.

ubaldo: pues vas a salir quemada

porque hay pruebas.

y se están investigando

muchas más.

elsa: expóngame qué pruebas son.

andele, déjeme callada.

carlota: iay!

thiago: ¿qué?

carlota: creí que era un mosco.

y como que no estás muy alejado

de la realidad.

thiago: ay, ¿sabes qué?

me encanta cuando te metes

conmigo, pero mejor dime

un abejorro, ¿no?

soy más dulce.

carlota: ¿sabes qué?

te voy a tener

un matamoscas gigante,

o un insecticida

como de este tamaño.

thiago: bueno, bueno,

mejor el matamoscos, ¿eh?

porque con ese insecticida

me has despeinado todo.

carlota: creo que lo mejor

será que me ponga repelente.

thiago: si me conocieras

de verdad, no dirías

ni que soy mosco ni molesto.

carlota: de hecho, acabo de ver

que subiste un video

para ayudar a encontrar

al hermanito de ari.

thiago: sí,

todavía no tengo noticias,

pero nunca hay que perder la fe,

¿no?

carlota: mira, primera vez

que estoy de acuerdo contigo.

nunca hay que perder la fe.

thiago: ¿quieres?

carlota: no.

ubaldo: symanski,

con tus conocimientos

tecnológicos, exponle a elsa

cómo se produjo el video

en mi contra.

mateo: [carraspea]

es evidente que tomaron

el video del señor ortega

donde habla de otro asunto

y le insertaron otro audio

compuesto por su misma voz.

es algo que han hecho

en otros países

y es conocido como "deep fake".

ubaldo: ultra falso.

muy ad hoc con el ataque.

mateo: es una técnica

de inteligencia artificial

que genera un video

completamente falso,

pero lo suficientemente realista

para mostrar como hechos

algo que es pura ficción.

ubaldo: el pueblo es amable

y maravilloso.

el pueblo es fácilmente

manipulable.

elsa: la manipulación del video

me queda clara.

lo que quiero saber

es cuáles son las pruebas

que confirman que fue olegario.

ubaldo: primero,

el lenguaje utilizado.

olegario me llamó

"el mareador del pueblo"

en su columna.

y en el video truqueado

se repite.

segundo, se rastreó la ip

y coincide con la zona

y el edificio

donde vive olegario cervantes.

y tercero, él es el único

que me ha atacado abiertamente.

elsa: sinceramente, las pruebas

son bastante débiles.

pudo haber sido cualquiera.

se debió investigar antes

de declarar un culpable.

ubaldo: mira, elsa,

si te vas a poner

del lado de mis enemigos,

contrario a lo que se supone

que debería hacer mi asesora

y coordinadora de campaña,

entonces, sí acepto tu renuncia.

elsa: siempre estaré

del lado de la justicia, señor.

así que, por supuesto me voy,

y con la conciencia tranquila,

porque yo lo llevé a la cima.

espero que gane...

con honestidad.

temo: señor,

yo sé que usted está

en una situación complicada,

pero necesito su ayuda

para encontrar

al hermano de aristóteles.

[llaman a la puerta]

polita: [llora]

[ríe][tema musical]

soledad: yo vine aquí

para cenar con mi hijo,

no para preparar una fuga.

nora: pero puedes hacer

las dos cosas, ¿no?

soledad: no, no,

yo quiero cenar con mi hijo

porque quiero que se sienta

acompañado.

nora: me parece perfecto.

puedes cenar con diego

y después vamos a la cafetería.

tú no puedes salir si yo no voy

y yo no puedo escaparme de aquí

si tú no vas.

estamos juntas en esto, soledad.

ay, por favor,

necesito respirar fuera de aquí.

además, tengo mucha curiosidad

de conocer al tal collins.

como que parece

que es un buen hombre, ¿no?

soledad: pero si ni siquiera sé

si va a estar ahí, por favor.

mira, está bien, podemos salir,

pero no por verlo a él.

yo soy una mujer casada.

nora: infelizmente casada.

mira, yo sé

que no estoy haciendo

lo correcto, soledad,

porque ubaldo es mi hermano.

pero también sé

que tú no eres feliz.

y que él no te trata bien.

soledad: sí, ya sé, ya sé,

soy infeliz, pero no puedo

usar eso como un pretexto.

nora: ay, ya bastante

nos hemos flagelado, soledad.

mira, ve al tal collins

como un amigo y punto.

pero no hay marcha atrás.

hoy salimos.

soledad: está bien.

dora: el policía llegó

con arqui a la farmacia

diciendo que el único nombre

que se sabía en la ciudad

era "farmacia sana dora".

arqui: pero lo leo

cuando salimos de la casa.

diego: sana dora.

siempre me pareció un nombre

muy chistoso.

aris: ay, cállate.

dora: bueno, al menos la gente

se acuerda del nombre.

afortunadamente,

arqui se supo acercar

a un policía y llegó

sano y salvo a mis manos.

polita: sí, doña dora,

no sabe cuánto le agradezco

que haya traído a mi niño.

es un milagro que esté aquí.

eduardo: un verdadero milagro,

considerando que estamos

en la ciudad más grande

del mundo.

aris: y nunca debí

descuidarte, hermanito.

arqui: te quiero, hermano.

aris: y yo más.

te pido perdón mil veces,

te lo juro.

tú eres mi responsabilidad.

polita: pero tú

también fuiste responsable

de lo que pasó, mi amor.

te he dicho muchas veces

que no puedes separarte

de nosotros,

y menos en la calle.

aris: sí.

polita: no debiste alejarte

de tu hermano.

arqui: perdón, mamá.

polita: ¿sabes qué hubiera

pasado si te roban?

¿si ese policía no te ayudaba?

¿sabes la cantidad de niños

que se pierden todos los días

y no regresan nunca a su casa?

arqui: muchos, mamá.

polita: yo no podría soportarlo

si no te volvía a ver.

jamás te vuelvas a separar,

hijo.

jamás.

dora: es cierto, arqui.

debes obedecer a tu mamá.

polita: hoy vamos a aprendernos

mi celular, el de tu hermano

y nuestra dirección, ¿ok?

y yo te prometo que voy a estar

más cerca que nunca de ti.

de ustedes.

eduardo: bueno,

pues para agradecer

que estamos todos juntos,

sugiero un paseo de familia

mañana.

podríamos ir a chapultepec.

arqui: isí!

aris: y aprovechando

que es domingo y no trabajo.

puedo invitar a temo, ¿verdad?

ah, tengo que avisarle

que arqui ya está con nosotros.

a ver...

[toma fotografías]

todos: [ríen]

ubaldo: sé que está

la alerta amber,

pero necesito más movimiento.

[celular]

[aris] tahi, mi hermanito

ya está con nosotros.

muero por estar contigo

y abrazarte.

temo: iseñor!

arquímedes ya apareció.

ubaldo: ya encontraron al niño.

te informo después.

temo: arqui ya está en su casa,

lo ayudó un policía.

ya está en su casa.

ubaldo: gente comprometida

con su ciudad

y con su gente, temo.

temo: señor, ¿de casualidad cree

que pueda salir un poco antes

para poder ir a verlos

y estar con aristóteles?

ubaldo: no.

lo siento mucho,

pero tenemos mucho trabajo.

si quieres, puedes hablarle

en alguna pausa.

quiero que mateo y tú

diseñen una publicación especial

para nuestro portal web

y redes explicándole a la gente

la importancia

de cuidar el agua, ¿sí?

mañana voy a revisar el diseño.

ya sé que esa cara significa:

"mañana es domingo, señor",

pero aquí, temo,

se trabaja toda la semana.

digo, si quieres trabajar

en esto, ¿verdad?

otto: aristóteles,

llegaste tarde.

muy tarde, más bien.

aris: sí, sí, lo que pasa

es que hubo un problema

con mi hermano.

otto: estás despedido.

aris: no.

no, otto, no me puedo quedar

sin trabajo, por favor.

no, iotto!

olegario: sinceramente,

me sorprendió mucho

tu invitación, así que creí

que merecía un brindis.

elsa: ¿no viste

la conferencia de ubaldo?

olegario: sí, lo vi todo

y ya me han querido entrevistar.

elsa: olegario, te cité

para decirte que creo en ti.

te apoyo.

carlota: ¿quiere ver parte

del documental, señor ortega?

ubaldo: en realidad

solo quería verte aquí.

te extraño, carlota.

te voy a hacer

una sola pregunta:

a pesar del odio

entre tu papá y yo,

¿es cierto que me amas?

carlota: sí, no puedo evitar

el amor por ti.

ubaldo: talvez tú y yo

podríamos volver a vernos.

voy a pensarlo.

por lo pronto, sigue luciéndote

con mi documental.

nora: tuve que cerrar

la farmacia

y venirme corriendo para acá.

dora me va a matar.

soledad: ay, no, hombre,

no te preocupes.

¿no te topaste con diego?

justo iba saliendo.

[resuella]

ahí está collins.

nora: ¿a ver?

está guapo.

salúdalo.

soledad: no, claro que no.

hay que portarnos bien, no.

dora: nora, ¿dónde andas?

ay...

¿en dónde estarás metida?

elsa: hemos pasado por altas,

bajas y muy bajas, olegario.

pero siempre he tenido claro

que eres un muy buen hombre.

siempre serás

el padre de mi hija.

bueno, de nuestros hijos.

olegario: elsa, tus palabras

consuelan mi alma.

significa tanto

que confíes en mí.

significa todo.

pero no tienes que renunciar

por mí, elsa.

yo voy a enfrentar a ubaldo

y tú debes de seguir

con tu éxito.

elsa: no, no puedo seguir

apoyando a un hombre que engaña.

no, no.

olegario: bueno, entonces,

seamos más inteligentes que él.

ayúdame a desenmascararlo

desde adentro.

elsa: ¿cómo?

olegario: mira,

regresa a trabajar con él

y seamos cómplices, tú y yo.

elsa: [suspira]

olegario: como cuando decidimos

ser novios, ¿te acuerdas?

aún en contra de tus papás,

pasé por ti

en aquella moto barata

que tenía en aquel entonces.

¿te acuerdas?

ambos: [ríen]

olegario: tú traías

una blusa blanca,

un pantalón negro muy bonito...

elsa: guau.

olegario: unos aretes como estos

o muy parecidos.

elsa, me acabas de regalar

minutos de felicidad.

porque con lo que hiciste

no solo

me demostraste confianza,

también me haces sentir

que todavía me amas.

aris: ¿ya puedo entrar,

temocles?

qué bien te ves, tahi.

temo: sé que me tienes

que contar de tu familia,

de tu trabajo, y yo del mío.

pero quiero que ahorita

hagamos una pausa,

un suspiro en el tiempo,

y que pisemos nuestro presente.

ambos: [ríen]

temo: cuando una puerta

se cierra,

una ventana se abre.

y esta noche quiero que veamos

el universo entero.

cada una de estas luces

representan los sueños

que vamos a cumplir.

aris: son todos los días,

todos los años y toda la vida

que nos queda por delante, amor.

[música]

[música]

nora: salúdalo, soledad.

soledad: ¿cómo crees?

claro que no.

¿qué le voy a decir?

nora: pues algo así como:

"hola, collins, ¿cómo estás?

yo soy la escultura famosa.

¿te acuerdas de mí?".

soledad: ay, cuñada,

de veras que qué creativa.

cierra el pico, por favor.

no, no, por supuesto que no.

nora: está leyendo.

pues nada más lo saludas

como a cualquier amigo y ya.

soledad: de verdad que no.

nora: nos está viendo, ¿eh?

nos está viendo.

ahí viene, ahí viene.

soledad: [resuella]

nora: haz como que lees,

haz como que lees.

collins: ¿soledad?

¿qué tal?

ambas: hola.

collins: qué casualidad

de encontrarme contigo por aquí.

soledad: sí, claro,

qué casualidad.

estoy aquí con nora, mi cuñada.

¿la conoces a nora?

ambos: muchos gusto.

soledad: sí, estamos aquí,

pues leyendo, ¿verdad?

nora: mira, me tocó un libro

de juventud.

lo que uno se encuentra,

¿verdad?

soledad: sí, yo estoy--

collins: "escultura

para principiantes".

soledad: es que siempre es bueno

volver a--a los básicos, ¿no?

recordar de dónde viene uno.

collins: me imagino.

los libros

abren las puertas del mundo.

bueno, no quería incomodarlas.

nora: no, no nos incomodas.

de hecho,

ya queríamos saludarte.

soledad: sí, sí,

te queríamos saludar,

porque la verdad

es que ya--ya nos vamos.

sí, sí.

a ver si después te veo, ¿no?

en otra ocasión.

collins: ok.

nora: con permiso, mucho gusto.

collins: soledad,

la salida queda por allá.

nora: ah--

mesero: señoras, su cuenta.

collins: no, no,

permítanme invitarlas.

nora: ah, pues muchas gracias,

muy amable.

soledad: gracias.

nora: encantada.

collins: un gusto.

nora: hasta luego.

collins: [ríe]

ubaldo: necesitamos asegurarnos

de que el plan

no se vaya a caer, symanski.

si elsa dudó, lo más probable

es que la gente lo vaya a hacer.

mateo: la duda

es lo más importante, señor.

en el mundo de la política,

la verdad está sobrevalorada.

lo único

que debería de importarnos

es que la gente sienta

que la otra parte

está equivocada.

ubaldo: espero

que estés consciente

que no eres tan inteligente

como crees que eres.

mateo: no, talvez no, pero sí

soy lo suficientemente astuto

para no dejarme vencer.

señor, ya declaramos la guerra

y ahora solo queda

ganar las batallas.

ubaldo: ¿y qué es

lo que vas a hacer

con aristóteles y con temo?

mateo: cambiar mi estrategia.

los aristetos son capaces

de creer cualquier cosa.

[ríe]

ellos confían

en la bondad de la gente.

ubaldo: sigue dando resultados

y me aseguraré

de cumplir tus sueños.

pero si fallas,

voy a convertir tu vida

en una miserable pesadilla.

mateo: usted deje todo

en mis manos, señor.

no pienso fallarle.

temo: me encanta compartir

estos momentos contigo.

aris: sí.

siempre me sorprendes,

me consuelas.

aparte, me encanta saber

que podemos ser uno mismo.

temo: cuéntame cómo te fue

en el trabajo.

aris: uy...

pues, malas noticias,

la neta, tahi.

temo: ¿por qué?

aris: me corrieron

del restaurante.

a otto no le pareció para nada

que llegara tarde.

temo: ¿cómo crees?

¿le dijiste que fue

por lo de arqui?

aris: sí, sí,

pero no escuchaba razones.

pero ¿sabes qué?

no me voy a rendir, tahi.

te juro que voy a encontrar

otro trabajo

y vamos a salir adelante.

temo: por eso cada día

me enamoras más, tahi.

si necesitas ayuda,

me tienes hoy y siempre.

aris: gracias.

pero tú ya haces mucho por mí,

temocles.

con que estés conmigo

y me abraces,

es más que suficiente.

por cierto,

se veía usted muy guapo.

y te luciste con la decoración.

temo: [ríe]

bueno, lo que quería

era regalarte las estrellas.

aris: y me encontré

con toda una galaxia.

dora: ieh, eh!

al fin llegó la pinta,

señoras y señores,

pero vamos a racionarla.

les voy a dar horarios

específicos a cada uno

para el uso moderado del agua.

hortensia: dora,

pero ¿por qué decides esto?

dora: porque soy

la administradora

del condominio, hortensia vaca.

¿por qué más va a ser, eh?

hortensia: ay, no,

pues ahora resulta que--

dora: hable usted, licenciado.

iun momento!

eduardo: señora, considero

que sería una propuesta viable

que estableciéramos

un reglamento, así tenemos

las reglas por escrito.

todos: [asienten]

dora: ¿quién va a pagar

las copias de la impresión?

son un gasto extra

que yo no tengo considerado.

carlota: yo puedo redactarlo

e imprimirlo en el depa.

todos queremos vivir en paz,

¿no?

todos: [asienten]

dora: bueno, ya, está bien.

pero van a seguir mis reglas.

nora: uy, no te preocupes,

hermana.

todos sabemos

que tú eres la única

que tiene la voz de la verdad

en esta ciudad.

[gime]

dora: ya, ya, sírvales.

sírvales, por favor.

con medida.

[música]

mirna: con permiso.

ubaldo: ¿a qué debo tu visita,

elsa?

elsa: recapacité las cosas

y reconozco que tomé

una decisión precipitada

al renunciar al puesto, señor.

ubaldo: pensé

que estabas convencida

de la inocencia de tu marido.

¿qué fue lo que te hizo

cambiar de opinión?

elsa: olegario es un hombre

que utiliza métodos extraños

para alcanzar sus objetivos.

ubaldo: eso quiere decir

que me crees.

elsa: quiere decir que yo tengo

una responsabilidad con usted.

yo no me rindo

ante los retos que tengo.

y lo que hemos alcanzado

con esta campaña es muy grande

para dejarlo ir por la borda.

ubaldo: yo necesito tener

alguien que confíe en mí, elsa.

tu hijo andrés lo hacía,

y yo no entiendo

por qué te cuesta tanto trabajo

hacer lo mismo conmigo.

elsa: yo confío en su proyecto.

sé que usted

es el jefe de gobierno

que esta ciudad necesita.

ubaldo: dime una cosa.

¿por qué tendría que aceptarte

de vuelta?

elsa: porque juntos

hemos avanzado

de una manera impresionante.

porque usted me necesita

para ganar.

ubaldo: [ríe]

bienvenida a casa, elsa.

elsa: sin embargo,

antes de que me acepte

de regreso, señor,

necesito ponerle mis cartas

sobre la mesa.

polita: mil gracias

por el rico desayuno, prometido.

arqui: igracias, papá!

eduardo: juré que les iba a dar

todo de mí, prometida.

arqui: guau, qué rico.

polita: y usted,

jovencito arquímedes,

¿cómo va con su promesa?

arqui: bien.

polita: ¿ajá?

¿promete

que se va a portar bien?

arqui: ¿mi cadena?

polita: la traes aquí.

eduardo: aquí está.

¿ya te aprendiste

nuestros celulares

y nuestra dirección, campeón?

ambos: [ríen]

eduardo: bueno, voy a apurarme

a hacer unos pendientes

para que podamos ir

a chapultepec al ratito.

arqui: ¿chapultepec?

polita: está bien,

aquí te esperamos, prometido.

arqui: oye, mamá, en chapultepec

hay un castillo, ¿verdad?

polita: sí.

arqui: yo quiero ser

el príncipe.

¿o estoy castigado?

polita: claro que sí, mi niño,

pero no necesitas ser príncipe

de chapultepec.

tu hermano y tú

son los príncipes de mi corazón.

eduardo: ¿y yo, prometida?

polita: tú eres el rey,

futuro esposo.

arqui: [silba]

uy...

polita: ¿qué?

todos: [ríen]

polita: usted a lo suyo,

jovencito.

eduardo: provecho.

elsa: este es un trabajo

en equipo, señor.

necesito que me tome en cuenta

para su toma de decisiones.

no puede dejarme en la oscuridad

con cada paso.

ubaldo: lo que sucedió

con tu marido

era demasiado personal

como para hacerte partícipe.

elsa: aún así, señor, mi trabajo

es defenderlo a usted.

y claro,

no puedo cumplir mi función

si usted no me da

las herramientas.

no quiero falsas promesas.

no tiene que hacer campaña

conmigo.

ubaldo: es una propuesta

razonable, elsa.

será un honor

contar de nuevo contigo.

carlota: puedes trabajar

después de desayunar, ¿eh?

te juro que la oficina

no se va a ir a ningún lado.

temo: quedamos con ubaldo

que le íbamos a entregar

una propuesta y no la terminé.

diego: ay, temo,

pues, ¿qué tanto

estaba haciendo en la noche?

[timbre]

olvídenlo, no quiero saber.

carlota: ari, temo,

¿creen que podamos hablar

después de ya saben qué?

es que hay algo

que necesito contarles.

aris: ¿pasó algo más?

temo: yo no quiero que me metan

en esas cosas, no.

carlota: ay, temo,

es que de verdad--

aris: ¿qué haces aquí,

symonski?

mateo: es "symanski",

aristóteles.

vine a recoger a temo

para irnos juntos a la oficina.

temo: gracias, symanski,

pero yo puedo ir solo.

gracias.

mateo: cuauthémoc, mira,

yo sé que hemos estado

con el pie izquierdo

desde que empezamos,

pero la neta

no podemos seguir así.

estamos trabajando

en la misma oficina,

estudiando

en la misma universidad.

diego: guau, ¿neta?

no nos habíamos dado cuenta.

mateo: vengo en son de paz.

por lo menos hoy.

después de todo lo que pasó

con tu hermanito, aristóteles,

no quiero causar más problemas.

todavía tenemos toda la vida

para pelear.

¿qué dices, temo?

temo: gracias, mateo,

pero mejor te alcanzo allá,

¿vale?

no hay que forzar las cosas.

mateo: está bien.

solamente quiero decirles

que podemos volver a empezar.

provecho.

todos: gracias.

diego: yo creo

que le gustas a mateo.

todos: idiego!

mateo: cuauthémoc y yo

planeamos subir pdfs

a redes sociales

donde la gente pueda descargar

todo lo que necesita saber.

elsa: ¿trabajaron en equipo,

señor lópez?

temo: desarrollamos propuestas

independientes, maestra,

pero decidimos unir fuerzas

y estamos trabajando

por el bien común.

elsa: en ese caso, considero

que las propuestas de ambos

son complementarias.

la sensibilidad de cuauthémoc

converge adecuadamente

con el pragmatismo de mateo.

ubaldo: bueno, tal parece

que necesitábamos una crisis

para unirnos.

y ahora lo que necesitan

es un golpe de realidad.

aris: ma,

sé que ya lo platicamos,

pero neta no sabes

lo mal que me siento

por lo que pasó ayer.

polita: ari, lo importante

es que mis dos hijos están bien.

tu hermanito apareció,

y arqui ya prometió

que no se va a volver a separar

de nosotros, ¿verdad, hijo?

arqui: lo prometo, mamá.

polita: [ríe]

aris: sí,

pero yo tenía que cuidar a arqui

y siento que te decepcioné.

siento que fui un mal hijo

y un mal hermano.

arqui: oye, tranquilo.

tú eres un buen hermano.

aris: sí, chaparro,

pero no estoy muy seguro de eso.

polita: aristóteles, arqui,

sé que lo que pasó

fue algo muy grave,

pero va a llegar

un momento de su vida

en el que se van a acordar

de esta anécdota

y se van a reír.

aris: digo, tanto así

como reírme, no creo.

neta me preocupé mucho.

polita: quiero que se hagan

una promesa, hijos.

que los dos siempre

se van a cuidar entre ustedes.

que siempre van a estar ahí

el uno para el otro,

porque son el lazo más fuerte

que tienen en el mundo.

aris: ¿prometido?

arqui: lo prometo.

aris: pero también

te tenemos a ti, madre.

polita: sí,

pero cuando yo no esté,

pues ustedes van a ser

su principal apoyo, mis niños.

aris: madre, tú siempre

vas a estar con nosotros.

aparte todavía tenemos

mil sueños por cumplir.

polita: sí, mi ari.

tú y yo

nos vamos a graduar juntos

de la universidad.

aris: ieso!

arqui: pero nosotros

vamos a estar en tu boda.

polita: isí, también eso!

y a ti te falta mucho

por crecer,

y muchas cosas por ver,

muchas cosas por hacer.

y voy a estar con ustedes

en cada paso.

hemos superado muchas pruebas,

todo pasa por algo.

hoy somos más fuertes que ayer,

y nuestro principal motor,

aquí...

es el corazón.

aris: y juntos...

pues el corazón

nunca se equivoca.

[música]

[música]

[aplausos]

aris: neta

que no deja de sorprenderme

cómo le hiciste

para sacarnos adelante, ma.

estoy muy orgullosa de ti.

polita: [ríe]

una no nace sabiendo ser madre,

mi aris.

ya verás,

cuando temo y tú tengan hijos,

si así lo deciden,

van a aprender muchísimo.

aris: yo creo

que va a estar bien complicado.

polita: los tiempos

han cambiado, hijo.

algo que me queda muy claro

es que tu novio y tú

me cambiaron la vida.

me enseñaron que existen

muchas cosas más allá

de lo que yo pensaba.

me enseñaron a ser valiente.

aris: no, no, mamá,

tú ya eras muy valiente.

a lo mucho

te dimos un empujoncito.

polita: no se hagan menos, aris.

ustedes son un ejemplo.

no solo para mí,

para cientos de personas.

todo lo que has logrado

a través de tus videos,

de tu música...

y ahora temo en campaña.

aris: ya sé.

pero cada día es más difícil.

crecer duele.

polita: todo lo que vale la pena

es difícil.

y cuentas conmigo

para cumplir tus metas,

para abrazarte

en los días difíciles.

siempre.

arqui: ¿quieren jugar?

pero les advierto

que les voy a ganar, ¿eh?

polita: ah, ¿de verdad?

aris: ok, va, vamos a ver.

polita: no tenemos miedo.

a ver, tira.

aris: soy portero,

soy portero.

nora: hermana...

ihermana!

[risas]

dora: ¿qué?

ay, bueno, escuché ruido

y pues, escándalo,

y yo quería ver qué era.

nora: ¿por qué mejor

no reconoces

que la familia de aristóteles

te ha ablandado el corazón?

dora: oye, estabas muy peleonera

en la mañana, nora.

¿y ahora te preocupas por mí?

ay, por dios,

hay que ser congruentes.

decídete.

o estás enojada o no lo estás.

me odias o me amas.

nora: ay, ya, dora, ya.

somos hermanas,

no podemos estar peleando

cada segundo del día.

dora: mejor vamos a la farmacia,

a ver si trabajando

se te quitan las ideas

de andar saliendo a deshoras.

ay, mi bolsa.

temo: tu papá

no deja de sorprenderme.

está cañón cómo lo ama la gente.

diego: sí, ¿verdad?

a este ritmo, va a ganar

como jefe de gobierno.

creo--creo que ni siquiera

con lo que hizo

el papá de carlota,

le va tomar la campaña.

temo: sí, me sorprendió mucho

lo de olegario.

diego: ni creas.

la familia de carlota

es medio rara.

y con lo que le pasó a andrés,

todo se puso peor.

temo: ¿por qué lo dices?

diego: pues

desde que le dije a mi papá

que ya no quería ser político,

se puso medio intenso

buscando alguien

que estuviera a su lado.

y de repente

andy se volvió una buena opción.

temo: ¿andrés se llevaba bien

con tu papá?

diego: bien se queda corto,

temo.

eran casi como papá e hijo,

y eso causó muchas broncas

en la familia de carlota.

pero ya ves cómo terminó todo

con andrés.

la depresión

es una enfermedad silenciosa.

nunca sabemos qué hay

en el alma de los que la sufren.

temo: diego, tengo una duda

y quiero que me digas la verdad.

¿yo provoqué tu depresión?

¿fue porque no funcionamos

como pareja?

diego: no, temo, ¿cómo crees?

contigo he vivido

los momentos más maravillosos.

lo que yo tengo

es mucho más profundo.

tengo que aprender a aceptarme

tal y como soy.

temo: pero tú siempre has sido

el más seguro de los dos.

¿qué fue lo que pasó?

diego: pues, llega un momento

en el que te das cuenta

que no eres la persona

que te gustaría ser.

bueno, vamos para la casa.

no vas a llegar

con toda esta política, ¿eh?

temo: espérate

que no puedo correr con esto.

aris: muy bien, campeón.

temo: llegué, llegué.

perdón si los hice esperar.

polita: dieguchas,

¿no quieres venir con nosotros?

diego: no, gracias.

se toman fotos y me las enseñan.

tengo que ir

a comprar unas cosas.

inos vemos!

polita: adiós.

arqui: "bye".

aris: ¿qué onda, tahi?

temo: hola.

aris: ¿todo bien?

temo: cansado,

pero sí me urge un respiro,

más que nada.

polita: [resuella]

se me olvidó el arroz con leche.

espérenme, ahorita regreso.

no se vayan a ir sin mí, ¿eh?

arqui: no te tardes, mamá.

temo: ya se tardó tu mamá, tahi.

aris: sí, tienes razón.

seguro quiere traer

como cien tápers.

ya voy por ella.

ustedes tranquilos, ¿eh?

imamá!

imamá!

ma, se nos va a hacer tarde.

ima!

ma.

ma...

[solloza]

ma, qué--

ma, ¿qué te pasa, ma?

ima, ma, ma!

[música]

aris y temo: ♪ baila

esta conmigo

mientras te lo digo

baby, te quiero

hasta que el cuerpo siga vivo

bésame la boca

y ahora a ti te toca

siente este el corazón

que nunca se equivoca

mira nuestros cuerpos

son polos opuestos

que más se atraen

cuando la gente no está viendo

vamos a otro lado

poco iluminado

y ahí te enseño

lo que a mí me has provocado ♪

Cargando Playlist...