null: nullpx

Entre milagros y celebraciones: así fue el final de 'Doña Flor y sus dos maridos'

El destino y Valentín juntaron nuevamente los corazones de Flor y Teo para que tuvieran una familia. Te traemos los mejores momentos del final de 'Doña Flor y sus dos maridos'.
11 Jul 2019 – 2:40 PM EDT

La historia estelarizada por Ana Serradilla, Rebecca Jones, Joaquín Ferreira y Sergio Mur llegó a su final. A continuación, te contamos los mejoremos momentos del episodio final de ' Doña Flor y sus dos maridos', donde Flor, Teo y Valentín cumplieron con sus destinos.

Una petición inesperada
Carlota le pidió a Teo irse con ella al Más allá. Sin embargo, en un acto de generosidad Valentín decidió tomar su lugar para que él pudiera regresar con Flor y formar una familia al lado de Diego, su hijo.

Antes de irse, Valentín se escapó de Carlota y fue en busca de sus seres queridos para despedirse de ellos.

La despedida de los amigos
Valentín buscó a ‘El Chile’ para agradecerle por todo lo que habían vivido desde niños y también porque cuidó de Diego y de Flor cuando él falleció.

Sorpresivamente, Valentín se hizo visible ante los ojos de su mejor amigo. Ambos se despidieron entre lágrimas y envueltos en un largo abrazo.

Otra despedida necesaria, pero dolorosa, para Valentín fue la de su hijo Diego. A pesar de que el pequeño no lo podía escuchar ni ver, Valentín le prometió cuidarlo y convertirse en su ángel de la guarda para hacer por él lo que no pudo en vida.

Adiós a un gran amor
Flor salió del hospital al saber que Teo estaba fuera de peligro para encontrarse con Valentín. A su exesposo le agradeció lo que había hecho, sin saber la magnitud del sacrificio que realizó para que Teo volviera a su lado.

Ambos se dieron las gracias por todo lo vivido y Flor le prometió amarlo el resto de sus días, aunque no de la forma que él quería al final, pues su corazón ahora le pertenecería a Teodoro.

Una nueva familia
Flor y Teo le dieron a Diego la noticia de que ya contaban con los papeles de su custodia temporal y que, de ahora en adelante, formarían una familia.

Finalmente, Teo, Flor y Diego se tomaron de la mano para dar un paseo. Diego tomó también la mano de Valentín, a quien podía ver como su ángel de la guarda.

Más contenido de tu interés