null: nullpx

Corona de Lágrimas Capítulo 10

14 Feb 2020 – 12:00 AM EST

Comparte

lucero: [solloza]

mamita, ¿por qué nos tuvo

que pasar esto?

[suspira]

ignacio: ¿te sirvo agüita, jefa?

refugio: sí, mi amor.

edmundo: ¿qué pasó, familia?

¿cómo están?

refugio: qué bueno que llegas,

hijo.

edmundo: ¿cómo estás, ma?

¿todo bien?

¿qué tienes aquí, nachito?

¡ay!

ignacio: ¿qué te pasa, baboso?

edmundo: ¿cómo estás, ma?

refugio: mi amor,

¿te sirvo algo de cenar?

edmundo: sí, mamá, me estoy

"desbielando" de hambre.

ah, no, eso es algo

que tú dirías, ¿verdad?

ignacio: [se mofa]

a ver, cómete algo.

refugio: no, no, no,

con la comida no se juega.

no, no, no,

parecen chiquitos.

edmundo: oye, con la comida

no se juega.

refugio: ya.

a ver.

edmundo: oye, con la comida

no se juega, te he dicho.

ignacio: ¿y tú para qué

te sientas ahí?

ese es el lugar del principito.

siéntate en tu lugar.

edmundo: no lo harán

de mala vibra, ¿verdad?

ignacio: se me hace--

qué bueno que vas a ser médico

y no payaso, ¿eh?

edmundo: porque voy a curar

todos tus males.

por favor, aprovecha, ándale.

oye, ya, en serio,

¿cómo está lucero?

ignacio: mi mamá dice

que sigue en la depre.

edmundo: y como doña julieta

mañana se va a ir sola de viaje,

va a ir por el cuerpo

de su esposo,

pues, va a estar peor.

refugio: pobrecita.

va a ser la peor noche

de su vida.

edmundo: gracias, mamá.

ignacio: ¿y si la invitamos

a dormir aquí a la casa?

total es una noche

y el sofá se hace cama.

edmundo: ah, sí, claro,

y tú muy contentote, ¿no?

ignacio: oh, ¿qué te pasa?

¿yo por qué?

edmundo: porque te gusta lucero,

no te hagas.

a ver, niégalo.

refugio: bueno, qué necedad

están diciendo, por dios.

edmundo: mejor tú te quedas

aquí en el sofá.

y lucero que se vaya conmigo

a la habitación, ¿no?

hacemos pijamada.

ignacio: ah, qué buena idea.

raúl: por aquí, permíteme.

norma: gracias.

raúl: oye, de verdad,

muchísimas gracias

por llamarme, de verdad

que no me lo esperaba.

norma: olga me dio

tu teléfono y--

y pues, ya ves,

me dieron ganas

de llamarte, raúl.

raúl: qué bueno, de verdad,

me encantó mucho la sorpresa.

pero creo que me sorprende más

que seas tan amiga de mi prima.

norma: ¿por qué?

olga es superlinda.

raúl: sí, sí, sí,

pero cuando quiere.

norma: ay, no seas malo, raúl.

yo sé que tiene

un carácter difícil.

y a veces, pues,

nos peleamos y todo,

pero luego nos contentamos

y volvemos a ser

súper amigas.

raúl: fíjate que lo mismo

me pasa con patricio.

y más últimamente.

pero como tú dices,

al rato se nos olvida el pleito

y tan amigos como siempre.

norma: pues, sí.

oye, ¿qué piensas

de que tu prima y él

ya son novios?

raúl: ¿cómo, cómo, cómo?

¿novios?

norma: sí... ¿cómo?

¿es tu mejor amigo

y no lo sabías?

ignacio: ¿de qué te ríes,

idiota?

edmundo: ay, de la cara

que pusiste, nachito.

refugio: bueno, ¿me van a hacer

el favor de callarse la boca

y hablar de otra cosa?

lucero es la novia

de su hermano mayor

y la van a respetar.

edmundo: pues, díselo al niñito

chiquito este.

ignacio: tú sabes

que no es cierto, mamá.

acuérdate cuando te enojaste

la vez pasada con patricio,

que me acusó de lo mismo.

edmundo: ya hasta patricio

se dio cuenta.

oye, ¿qué onda con el hermanito

que le quiere dar guaja

al hermano mayor?

eso no es de hermanos, nachito.

refugio: no seas grosero, mundo.

estás hablando de tus hermanos,

no de los ganapanes

con los que te juntas.

como el que me trajiste

a la casa.

edmundo: no te preocupes, mamá.

no se lo vuelvo a traer.

ignacio: ahora se sintió--

edmundo: [chista] cállate.

refugio: ay, dios santo.

julieta: siéntate, amiga,

por favor.

refugio: toma, julieta.

bien dicen que las penas

con pan son buenas.

ah, y además--

te traigo esto.

ayer le pagaron a mi nachito.

toma.

julieta: ay, refugio,

¿cómo crees, amiga?

si tú lo necesitas mucho.

refugio: en estos momentos

te hace más falta a ti,

julieta, por favor.

julieta: vamos a velar

a jerónimo aquí en la casa.

y prefiero no deberle favores

a la compañía

para la que trabaja.

refugio: bueno, entonces

acéptalo, por favor.

si no lo ocupas,

pues, me lo devuelves.

julieta: [llora] ay, refugio.

refugio: dime, ¿conseguiste

quién te acompañara al pueblo?

julieta: no, no, voy a ir sola.

refugio: ay, dios,

yo no puedo acompañarte

porque no me dieron

otro permiso en el trabajo.

julieta: amiga,

me ayudas mucho más

quedándote aquí

y echándole un ojo a mi hija.

refugio: si quieres,

me quedo a dormir aquí

en tu casa con ella.

julieta: no, no,

no va a haber necesidad.

hoy mismo me regreso, ¿sabes?

lo único que necesito es--

ir a reconocer

el cuerpo de mi esposo.

[llora] refugio...

tengo que ir a hacer eso.

nada más.

los tipos de la empresa

agilizaron los trámites.

por lo menos sirvieron para eso

los desgraciados.

porque de plano me dijeron

que me olvidara del seguro.

ay, amiga,

son unos infelices.

raúl: pobre lucero, ¿eh?

qué mala onda.

¿has estado consolándola?

patricio: sí.

o bueno,

más bien al menos

trato de hacerlo.

lucero es bien linda conmigo,

no lo niego, pero--

raúl: pero ya andas

con mi prima, ¿no?

patricio: ¿quién te dijo eso?

raúl: norma.

patricio, ¿es cierto?

digo, yo sé que--

que no es asunto mío, pero--

olga: adivina quién soy,

mi amor.

patricio: no tengo

ni la menor idea.

olga: ay, qué malo eres, ¿eh?

pues, ¿cuántas novias tienes

para que no sepas quien te dice

"mi amor"?

patricio: ya perdí la cuenta.

cuéntame, ¿qué haces aquí?

olga: te cuento

si me das un besito.

ay, qué chiquito beso.

pero bueno, te disculpo

nada más porque el regalo

también es igual

de chiquito, ¿eh? toma.

patricio: ¿es para mí?

olga: sí, y para que no me vayas

a preguntar...

agustín está allá afuera.

trajo la camioneta.

y se veía muy hábil

en preguntarle a tus maestros

en dónde estabas.

raúl: me hubieras podido

preguntar a mí, olguita.

olga: obviamente

no me hubieras dicho, primito.

si yo te caigo pésimo.

raúl: no, ¿cómo crees?

eso no es cierto.

patricio: esto es--

es una maquinota.

olga: ¿te gustó?

patricio: no, bueno,

me encanta, claro.

olga: qué bueno,

me da muchísimo gusto.

digo, está mil veces mejor

que la reliquia esa horrorosa

que tenías, ¿no?

patricio: no, bueno, seguro.

olga: ¿por qué no le pones

el chip ahorita?

patricio: sí, claro.

olga: yo te ayudo.

a ver, ¿en dónde está?

a ver, ¿dónde está? esto--

chelito: entonces,

¿hoy es el velorio?

mamá está necia

con que quiere ir.

ignacio: sí, hoy a la noche.

chelito: ¿y cómo está lucero?

no, te lo estoy preguntando

en buen plan.

ignacio: no sé, no la he visto.

pero me contó mi jefa

que está bastante mal.

chelito: pues, ojalá

que se les pase pronto.

nosotros nos tardamos un montón.

la neta es que yo todavía

extraño mucho a mi jefe.

ignacio: bueno,

al menos tuviste chance

de disfrutarlo un rato.

en cambio yo, nada.

chelito: pues, si se portó

como dices, mejor.

ah, oye, mira, te traje esto.

para ver si se te pasa

la apachurrada.

checa,

lo repartieron aquí,

por la casa.

son de una escuela técnica.

para al menos,

de aquí a que los flojos

de tus hermanos

terminen la escuela, pues,

tú puedes estudiar

una carrera corta.

puede servirte

hasta para el taller.

ignacio: no, no creo

que tenga tiempo.

aparte eso debe costar una lana.

chelito: échale un ojo.

igual y te late algo.

tú eres bien chido.

y neta, puedes con todo.

soy tu "fan".

olga: patricio, ¿por qué

tienes esa cara?

¿qué no te gustó?

patricio: no, sí, claro, mucho.

oye, ¿y cómo supiste

que quería este?

olga: ah, porque el amor

hace milagros.

y porque yo siento

que nuestras almas

están empezando a comunicarse.

raúl: [ríe]

no, bueno.

olga: a ver, a ver, a ver,

tú sigues con tus estupideces

y te voy a mandar,

pero hasta allá.

raúl: no, no, prima, prima,

al contrario.

mira, es más,

enmudezco frente al amor.

violines de fondo.

[ríe]

[celular]

olga: ay, ya lo vas a estrenar.

dime quién es

para mandarle un regalito--

patricio: no, es mi mamá.

disculpen, ¿eh?

olga: ¿cómo?

raúl: ¿qué?

olga: no, pues, no entiendo.

¿qué es lo que le tiene

que decir su mamá que no podamos

escuchar nosotros?

raúl: tranquila, primita.

olga: bueno, a mí no me gustó.

raúl: prima, cuidado.

si lo asfixias, lo pierdes.

lucero: [llora] mi mamá salió

temprano por mi papá.

así que en la noche

va a ser el velorio en la casa.

patricio: siento mucho

que no pudieran ir las dos,

lucero.

lucero: llegas en cuanto puedas

para acompañarme, ¿verdad?

patricio: sí, claro.

oye, pero por favor,

prométeme que vas a estar

tranquila, que vas a comer,

que te vas a cuidar.

yo te lo juro que voy

en cuanto pueda.

lucero: ay,

me haces mucha falta.

me siento muy sola, patricio.

[llora] muy sola.

patricio: lucero,

todo va a estar bien.

discúlpame, pero--

pero tengo que colgar.

lucero: está bien,

te veo más tarde.

margarita: lucero,

no te pongas así.

ven, tómate este tecito, ¿sí?

lucero: no, no.

ahorita no, gracias.

olga: ay, ¿y cuál era

el asunto tan importante

que tenías que hablar

con tu mamá?

patricio: encargos de la casa.

sigue de viaje.

olga: y por cierto,

¿cuándo me vas a presentar

a tu familia, eh?

patricio: bueno, mi familia--

yo--yo--

eh... vámonos, ¿no?

es tardísimo.

olga: ay, pero ¿cómo?

patricio: derecho procesal

ahorita, ¿sí? vamos.

olga: patricio, no, no,

pero a ver, ¿cómo?

¿por qué no te vuelas la clase?

o podemos ir a mi casa, no sé.

no, es que además

tengo una sorpresa

que les tengo que dar a los dos.

raúl: ¿para los dos?

olga: sí, a los dos.

patricio: olga, yo te expliqué

el otro día cuáles son

mis prioridades, ¿ok?

si de veras me quieres,

me vas a apoyar.

así que vámonos, ven.

edmundo: patricio con esa vieja.

¿quién será esa vieja?

patricio: gracias.

olga: ay, ¿de qué, mi amor?

¿te gustó?

patricio: mucho.

está increíble.

olga: ¿y el color?

patricio: bueno, el color

es lo de menos, está increíble.

agustín: don rómulo me mandó

a decirle que ya mandó

a preparar la cabaña

de valle de bravo.

olga: gracias, agustín,

acabas de echar a perder

la sorpresa para mi novio.

agustín: perdón, señorita.

voy a acercar la camioneta.

olga: pero, ya, ¿eh?

la camioneta debería

de estar aquí hace horas.

agustín: sí, señorita, disculpe.

patricio: ¿sorpresa?

¿otra sorpresa?

olga: sí, amor, otra sorpresa.

nos vamos a valle de bravo

todo el fin de semana.

patricio: ¿a valle de bravo?

olga: sí.

¿no te encanta la idea?

no me vayas a decir que no,

mi amor, porque mi papá

ya mandó a todo el personal

para que nos atienda.

patricio: ¿atienda a quiénes?

olga: ay, pues a unos amigos,

a nosotros, y--

va norma, raulito.

me acaba de pedir que te invite.

raúl: ok, olguita,

pero tengo que avisar a mi casa.

olga: ay, ya, mi mamá

habló con tu mamá.

no te preocupes.

lo único que tienen que hacer

es ir a su casa

por el cepillo de dientes

porque nos vamos

después de sus clases.

patricio: ¿y cuál es el motivo?

olga: ¿cuál va a ser el motivo,

mi amor?

pues anunciar que somos novios.

¿no te encanta la idea?

patricio: sí, claro, claro, sí--

raúl: mira, primita,

ya llegó--ya llegaron por ti.

olga: ya vi.

bueno, entonces, ¿qué--

qué onda, amor?

¿quieres que agustín pase por ti

o llegas a la casa?

patricio: no, yo--

yo llego con raúl--

olga: ¿sí? bueno, ya me voy.

"bye".

patricio: gracias.

olga: ¿de qué? "bye".

patricio: "bye".

olga: adiós, amor.

patricio: "bye", adiós.

¿qué querías que le dijera?

raúl: que tienes una novia

y que acaba de perder a su papá.

patricio: ya te dije

qué onda con lucero.

¿qué ganas con quererme

hacer sentir culpable?

además, acabas de confirmar

quién sí es mi novia.

raúl: patricio, olga es la mujer

más celosa y posesiva del mundo.

pero ya, en fin,

tú sabrás mejor lo que haces.

patricio: sí, lo sabré.

vamos a clase.

refugio: patricio,

habla tu mamá.

de seguro tienes trabajo,

pero urge que estés aquí

acompañando a lucero.

ya no te tardes, hijo.

adiós.

apolinar: ¿no lo encontró,

refugio?

refugio: no.

gracias.

me pone nerviosa

oír tanto sonidito

para dejar los recados.

a ver si ahora sí lo dejé bien.

apolinar: si quiere,

insisto a ratos.

refugio: no, no, apolinar,

se lo agradezco,

pero no quiero

darle problemas a mi hijo.

él tiene responsabilidades

con un trabajo que le ofrecieron

con unos abogados.

apolinar: bueno.

julieta: ya vamos a rezar

el rosario.

¿nos acompañan?

apolinar: sí, sí, claro.

refugio: sí.

julieta: gracias.

refugio: pobre,

y a mí que me robaron

mi rosario.

patricio: órale.

raúl: [ríe]

[risas]

patricio: guau,

padre la casita, ¿eh?

raúl: mi tío así es.

todo lo exagera.

confunde lo grandote

con lo grandioso.

patricio: es que--

raúl: oye, y a ver si mi prima

no se enoja porque

llegamos tan tarde.

patricio: no, ojalá y no.

oye, gracias

por el traje de baño

que me prestaste, ¿eh?

raúl: no, hombre, ¿de qué?

digo, a ver si lo usas.

algo me dice que mi primita

te compró uno a su gusto.

patricio: [ríe] no, ¿cómo crees?

claro que no.

raúl: [ríe] bueno, vas a ver.

nomás te echo una apuesta.

olga: mi amor.

raúl: mira, ahí viene.

patricio: ay--

olga: ay, qué bueno

que ya llegaste,

estaba preocupada.

raúl: buenas noches, primita.

a mí también me da

muchísimo gusto verte.

olga: ay, raulito, no exageres,

nos vimos en la mañana.

oye, ¿y a ti sabes adónde

te voy a llevar?

patricio: ¿adónde?

olga: directo a tu cuarto,

porque ¿qué crees?

te compré un traje de baño

que te va a encantar.

raúl: [ríe]

olga: ¿y tú de qué te ríes?

raúl: no, de nada, de nada.

olga: chicas,

miren quién llegó.

todas: [celebran]

patricio: hola.

norma: hola.

>> ¡ay, qué lindos!

[celebra]

lucero: [llora]

margarita: ay, amiga,

siento tan feo verte así.

¿quieres que te traiga

algún tecito?

lucero: no, no quiero nada,

gracias.

chelito: híjole,

sí se ve retemal tu cuñada.

¿y tu hermano?

¿por qué no la está consolando?

ignacio: porque es un imbécil.

martina: yo sé que no conozco

mucho a julieta,

pero de verdad,

dile que cuenta conmigo.

refugio: muchas gracias,

martina.

martina: es que si no

nos ayudamos entre nosotras,

pues, ¿cómo?

refugio: sí.

lucero: [llora] doña refugio.

martina: ay, mi hija, lo siento.

con permiso.

lucero: doña refugio,

¿pudo comunicarse con patricio?

refugio: ay, no, hija, no.

debe seguir trabajando,

pero ya le dejé recado.

no te preocupes, hija,

ya no debe tardar.

lucero: [llora] no puedo creer

que mi papá esté muerto.

¿qué vamos a hacer sin él,

doña refugio?

refugio: ay, hija.

julieta: cálmate, mi amor.

cálmate, mi princesa.

ya veremos cómo

nos la vamos a arreglar,

mi amor.

lucero: [llora]

ignacio: solas no están, lucero.

ni tú ni tu mamá.

ustedes nos ayudaron

cuando llegamos aquí

y ahora nos toca a nosotros

hacer lo mismo.

lucero: gracias, nacho.

ojalá que patricio

no tarde mucho.

[llora]

olga: y quiero decirles

que a partir de ayer,

patricio y yo somos novios.

norma: ¡guau!

[aplausos]

olga: sí, estoy bien contenta.

oye, tómame una foto

de una vez.

norma: ay, pero con beso,

olga, "please".

olga: ¿con beso?

¿un beso, mi amor?

patricio: bueno.

olga: bueno.

patricio: un besito.

norma: va, una, dos--

listo.

[aplausos]

norma: ya, niños, ya.

olga: [ríe]

roxana: ¿y para cuándo la boda?

olga: ay, roxy,

no seas pesada.

a patricio lo van

a sacar de onda.

patricio: no, mi amor, pero--

olga: oye, amor,

ahorita vengo, ¿eh?

voy por unas bebidas.

norma: ay, yo te acompaño, olga.

olga: un besito.

norma: vente.

¿quieren algo ustedes?

patricio: [suspira]

raúl: oye, ¿y qué inventaste

en tu casa?

¿o ni siquiera saben

que estás aquí?

patricio: no, raúl, por favor,

no me amargues la vida.

¿no ves qué bien

la estamos pasando?

la noche apenas empieza, no--

no puede ser.

mesero, disculpe.

¿no hay música aquí?

esto se está muriendo.

esto no es velorio.

>> sí, en un momento.

patricio: por favor, rápido.

>> discúlpeme, señor.

lucero: [llora]

refugio: a lo mejor le tocó

tráfico, ya ves cómo está

la ciudad, hijo.

ojalá no se tarde.

la pobre lucero

está inconsolable.

ignacio: no lo justifiques,

mamá. lo menos que puede hacer

patricio es estar aquí

acompañando a doña julieta

en su dolor.

y sobre todo a lucero.

lucero: [llora] papá...

papacito...

¿por qué?

julieta: tranquila, mi amor.

yo estoy aquí.

yo te voy a cuidar,

yo te voy a cuidar, mi amor.

refugio: se me parte el alma

de ver a lucero así.

ignacio: mamá--

apolinar: qué tragedia.

me contaba doña julieta

que su esposo estaba por cambiar

de trabajo.

ignacio: con permiso, ma.

apolinar: propio.

de veras que cuando a uno

le toca, aunque se quite...

y cuando no, aunque se ponga.

[llaman a la puerta]

lucero: yo voy, yo voy--

benjamín: buenas noches, lucero.

vengo a darles el pésame

a tu madre y a ti.

lucero: ah, es usted.

benjamín: lo siento mucho.

lucero: gracias, pase.

benjamín: buenas noches,

refugio.

aquí me tiene, para que luego

no anden diciendo

que soy un mal jefe, ¿no?

refugio: se lo agradezco,

benjamín.

benjamín: espero que esto

sea suficiente muestra

de mi buena voluntad con usted

y con los suyos--

apolinar: gracias, gracias.

por ahí está el café.

refugio, doña julieta

quiere hablar con usted.

refugio: sí, claro.

¿por qué no llega patricio?

¿por qué?

apolinar: seguro no tarda.

[música]

julieta: ya, mi amor.

ya, mi chiquita, ya.

raúl: oye, oye, ¿qué te pasa,

patricio?

patricio: ¿de qué?

raúl: cuando estás con olga

te transformas.

patricio: ay, no me pasa nada.

¿sabes qué? sí me pasa.

me pasa que estoy

donde quería estar.

y pasándola

como siempre la quise pasar.

¿tiene algo de malo?

raúl: no, no, no.

patricio: mira, ¿ya ves?

olga: traje champagne

para celebrar

nosotros dos solos.

patricio: ah, ¿sí? salud.

olga: salud.

patricio: mmm, qué rico.

olga: amor--

patricio: ¿qué?

olga: ¿y ese beso?

qué rico beso, ¿eh?

patricio: un besito chiquito.

olga: ay, chiquito,

casi me desmayo.

patricio: ¿sí?

ambos: [ríen]

patricio: no seas exagerada.

olga: oye--

¿ya conociste mi cuarto?

patricio: ¿tu cuarto? no, no--

olga: ¿quieres ir?

patricio: ya, ¿y no lo ibas

a compartir con norma?

olga: ay, claro que no, amor.

si estoy en el cuarto

de mis papás yo sola.

patricio: ¿cómo? ¿sí?

olga: sí, yo sola.

¿no quieres que vayamos?

¿no te gustaría que vayamos?

ignacio: oye, ¿de casualidad

no viste a patricio?

edmundo: ¿no ha llegado?

ignacio: no, y me da pena

con doña julieta y con lucero.

¿qué van a pensar de nosotros?

edmundo: pues, que piensen

lo que quieran,

pero de patricio.

nosotros estamos aquí.

en la mañana lo vi

en la universidad,

pero él no me vio

o se hizo el loco.

estaba con una chavita

muy rara, por cierto.

estaba con este cuate,

con el "mirreycito" este

de pacotilla.

ignacio: ah--

refugio: ay, mundo,

qué bueno que llegaste.

márcale a tu hermano,

ya me tiene muy preocupada.

edmundo: sí, ma.

[celular]

olga: ¿quién?

patricio: nadie.

raúl: oye, ¿y no quieres

que salgamos a caminar un rato?

norma: raúl, la verdad

es que estoy muy cansada.

no me lo tomes a mal,

pero yo creo que me voy

a dormir. buenas noches.

raúl: ok.

buenas noches.

no, bueno, ¿qué le pasa

a la gente?

[celular]

olga: ay, ¿y ahora qué?

¿quién te está hablando,

patricio?

patricio: no sé, no hagas caso.

raúl: oye, ¿no vas a contestar,

patricio?

digo, puede ser importante, ¿no?

patricio: no, lo voy a apagar.

olga: a ver--

¿sí?

diga.

ajá.

ok.

sí, yo le aviso.

patricio: ¿qué? ¿quién era?

olga: ay, no sé,

una señora histérica

diciendo que estaba

esperando a su hijo

para que llegara al funeral.

hazme el favor.

raúl: oye, ¿y te dijo quién era

o a quién buscaba?

olga: ay, no,

claro que no, raúl.

era un número equivocado.

o a menos de que a ti

se te haya muerto alguien,

mi amor.

patricio: no, claro que no.

y mejor lo voy a apagar.

olga: ay, sí, mejor apágalo,

porque la verdad

es que las conexiones

hoy en día están patéticas.

a mí todo el tiempo

me están hablando

para propagandas y publicidades.

raúl: ok, bueno,

¿quieren tomar algo?

yo se los traigo.

patricio: gracias.

olga: oye, raúl,

¿y norma dónde está?

raúl: se fue a dormir.

le pedí que se quedara

un rato más, pero--

dijo que estaba muy cansada.

olga: fíjate, yo hubiera

hecho lo mismo, ¿eh?

porque con esa cara

de funeral que tienes...

a lo mejor era a ese funeral

al que se refería

la loca que llamó.

raúl: voy por las bebidas,

primita.

patricio: te acompaño,

te acompaño.

olga: ay, bueno, ya,

si se van a ir--oigan,

tráiganme un tequila, ¿no?

raúl: sí, primita.

olga: ¿y ustedes

qué están haciendo, ¿eh?

refugio: hijo, ¿estás seguro

de que marcaste bien

el número de tu hermano?

edmundo: sí, por supuesto, mamá.

está grabado en el celular,

o sea, no hay pierde.

refugio: es que--

contestó una mujer.

edmundo: era su número,

te lo juro.

refugio: hijo, por favor,

vuélvele a marcar, ¿sí?

raúl: era tu mamá, ¿verdad?

patricio: ¿quién?

raúl: la que llamó por teléfono,

¿quién más?

patricio: era número equivocado,

ya oíste a olga.

raúl: patricio,

te están esperando en el velorio

del papá de lucero.

patricio: bueno, ¿cuál es

tu problema, eh?

raúl: no, ninguno.

que te sigas divirtiendo.

me voy a dormir.

patricio: ¿qué te pasa?

¿cuándo te pedí

que fueras mi consciencia?

raúl: nunca.

por eso mejor te dejo en paz.

y cuando llegues al cuarto,

trata de no despertarme.

digo, si es que olga

te deja dormir.

patricio: ¿cómo dices eso

de tu prima?

raúl: ¿y tú cómo le haces

eso a tu novia?

patricio: baja la voz.

mi novia,

lo acabas de escuchar,

es olga, ¿ok?

raúl: ah, claro, felicidades.

patricio: mira, escúchame

una cosa.

si el papá de lucero se mató,

no es mi culpa.

¿por qué quieres que a fuerza

yo me sienta culpable? ¿por qué?

raúl: porque no has terminado

con ella y andas con otra.

o porque lucero

es tu amiga de la infancia

y acaba de morir su papá.

a ver, dime cuál prefieres.

patricio: tiene razón olga.

eres un amargado.

raúl: [ríe] vaya,

por fin lo descubriste.

buenas noches, patricio.

edmundo: pues, no,

no entra la llamada, mamá.

refugio: no puede ser.

ignacio: no te preocupes,

jefecita.

de seguro la mujer

que escuchaste

era alguna amiga de patricio.

edmundo: mamá, hoy lo vi

en la universidad

paseándose con esa chavita.

y se veían muy contentos

y todo, ¿eh?

ignacio: ¿qué tal?

típico de mi carnal, ¿eh?

refugio: bueno, mundo, nacho.

¿me van a hacer el favor

de callarse?

patricio sería incapaz

de salir a divertirse

después de la muerte

del papá de lucero.

edmundo: mamá, pero si tú misma

escuchaste que era una mujer--

refugio: ya, ya.

pudo haber sido

alguna secretaria

del lugar donde trabaja.

porque además,

me dijo que ella le avisaba.

ignacio: ¿una secretaria

a esta hora, mamá?

refugio: bueno, ya,

dejen de discutir conmigo.

recuerden el lugar

donde estamos.

lucero: [llora]

apolinar: doña refugio, pase,

pase, por favor.

ignacio: seguro es una perrada

de mi hermano, me cae.

edmundo: seguro, pobre lucero.

en quién se fue a fijar.

[celular]

patricio: edmundo.

no, no puedo llegar al velorio.

no, no me pases a mi mamá.

escúchame.

estoy en otra ciudad.

bueno, por cosas de trabajo.

¿y cómo querías que avisara

si a mí también

me cayó de sorpresa?

edmundo: ¿sabes qué?

yo aviso que no vas a llegar,

pero las explicaciones

las vas a dar tú.

ya te dejo,

porque si no te acuerdas,

estoy en un velorio.

patricio: edmundo,

entiende que--

ay, mundito,

ya necesitarás algún día

algún favor.

olga: amor, ¿qué haces aquí?

patricio: olga, me asustaste.

olga: [ríe]

ay, qué sensible, ¿eh?

yo no sabía que mi bebé

era tan sensible.

¿sabes qué?

patricio: ¿qué?

olga: que mami quiere a bebé.

¿sabías?

patricio: ¿ah, sí?

olga: ajá.

patricio: olga--

[suspira]

estás haciendo que se me ponga

la piel chinita.

olga: [ríe]

ay, pues, qué rico, ¿no?

cuando tú quieras,

nos podemos desaparecer.

patricio: no, no,

es que no podemos

hacerles eso a tus amigos.

olga: ay, a mis amigos.

¿qué te importa? que se mueran.

nada más estamos tú y yo,

y para eso es esta fiesta, ¿no?

patricio: bueno, pero vamos

con ellos, ¿no? ándale.

olga: ay, bueno,

pero solo un ratito, ¿eh?

conste.

patricio: ok.

refugio: julieta,

sus jefes lo presionaron

y patricio no va a poder llegar.

julieta: refugio, discúlpame,

pero no te corresponde

justificar a tu hijo.

refugio: no, es que

no lo estoy justificando.

es que en verdad

fue un imprevisto.

¿tú crees que convenga

decírselo a lucero?

julieta: yo hablo con mi hija.

voy a ver cómo le hago

para que no le afecte tanto

enterarse de que patricio

no va a venir.

refugio: yo estoy segura

de que mañana nos va a acompañar

en el entierro. ya lo verás.

patricio es un buen muchacho.

si pudiera, estaría aquí,

estoy segura.

julieta: aquí estabas, mi amor.

lucero: [llora] sí, mamá.

alcancé a oír lo que dijo

doña refugio.

prefiero que ya

ni me digan nada.

[llora]

ignacio: no te preocupes,

lucero, aquí estamos nosotros

para apoyarlas.

edmundo: siempre.

lucero: [llora]

[música]

[música]

refugio: no se entretengan

mucho.

recuerden que solo venimos

a darnos un baño rápido

y nos vamos a ir al entierro.

edmundo: yo tengo mucha hambre,

ma.

ignacio: prepárate algo tú,

no molestes a mi mamá.

todos estamos cansados.

refugio: mundo, por favor,

ve a asomarte

al cuarto de patricio.

a lo mejor ya regresó.

edmundo: hasta crees que está,

mamá.

refugio: hazme ese favor, mundo,

¿qué te cuesta?

ignacio: no, yo voy, mamá.

tú no te metas en la cocina,

estás muy cansada.

mejor ahorita compramos

en la feria cualquier cosa.

refugio: ay, qué pena.

ni tiempo tuve de recoger

los platos de ayer.

¡ay! ¡mi rosario!

[ríe]

¡esto es un milagro!

edmundo: sí es tu rosario,

¿verdad, mamá?

refugio: claro que sí, hijo.

mira, tiene la misma cuenta

de otro color.

edmundo: ¿y por qué dices

que es un milagro

que apareciera?

refugio: es que en la calle me--

se me perdió en la calle

hace unos días.

edmundo: entonces sí será

un milagro, me cae, mamá.

qué cosas, ¿verdad?

refugio: bueno, también

pude haberlo dejado

aquí en la casa.

pero no en el comedor,

sino en mi recámara,

que es donde le rezo

a mi virgencita.

edmundo: sí, ¿verdad?

en tu recámara.

refugio: ¿por qué estás

tan inquieto, hijo?

edmundo: no, no, es de gusto

de ver que encontraste

tu rosario, ma.

refugio: ¿tú lo trajiste aquí,

edmundo?

edmundo: ¿yo?

¿por qué piensas que yo lo traje

aquí a la casa?

refugio: no, no, a la casa no,

hijo. aquí, al mueble.

lo encontraste

y lo pusiste aquí

para que yo pudiera verlo,

¿verdad?

edmundo: sí, mami,

yo te lo puse aquí.

refugio: ay, hijo, gracias.

me hubiera dado

mucha tristeza perderlo.

ay, ya ves que me falla

la vista a veces.

bueno, me voy a bañar.

y tú también,

porque en un ratito más

nos vamos al entierro.

y ahorita levanto yo todo esto.

edmundo: no, no, no,

yo lo hago, mami.

refugio: gracias.

edmundo: ve tú.

¿cómo terminó el rosario

en manos del pollo?

>> buenos días.

patricio: buenos días.

>> ¿juguito de naranja

o prefiere que le traiga

una mimosa?

patricio: ¿una qué, perdón?

>> eh, mimosa.

champagne con jugo de naranja.

patricio: ¿alcohol acabando

de despertar? no, gracias--

>> ¿un poquito más de fruta?

patricio: no, no,

así estoy bien, gracias.

raúl: buenos días.

patricio: buenos días.

no supe ni a qué hora

te levantaste.

raúl: tempranito,

estabas dormidísimo.

fundido.

me fui a dar una vuelta

por el lago, pero pues,

me cayó la lluvia.

patricio: pensé que te habías

regresado al d.f.

raúl: no, te hubiera

avisado antes.

de hecho, a eso vine,

a preguntarte

si te quieres regresar.

patricio: mm...

olga no se ha levantado.

raúl: [ríe] obvio.

patricio: no pasó nada

de lo que te imaginas, ¿eh?

raúl: no hablaba de eso.

a ver, déjame adivinar.

estuvo brindando

hasta que tuviste

que llevarla cargando

a su recámara.

patricio: bueno, sí,

pero no fue la única.

raúl: no, no, claro que no,

todas fueron cayendo

como moscas, ¿verdad?

qué padrísima fiesta.

patricio: aunque lo digas

en ese tono,

estuvo muy divertida.

raúl: sí, padrísima.

bueno, ¿qué? ¿te quedas?

patricio: no sé, sería

muy descortés de mi parte

dejar a olga aquí, ¿no?

raúl: claro.

a una pareja no se la abandona

en un momento difícil, ¿verdad?

patricio: raúl.

raúl: perdóname, pero--

no debí decir eso,

ni nada de lo que dije anoche.

tienes razón,

no soy tu consciencia.

patricio: mira, raúl--

raúl: mira, lo digo en serio.

y también la disculpa

te la pido en serio.

ya me voy,

me despides de olga.

nos vemos en la uni.

lucero: [llora] ¡papá, papacito!

¡no se lo lleven!

¡no se lo lleven!

julieta: por favor,

tranquilízate.

lucero: [grita]

julieta: [llora]

refugio: julieta, julieta,

por favor.

por favor, hay que tener valor.

mucho valor.

por favor--

julieta: refugio, no.

no, no es justo, no es justo.

[llora] dios mío, ¿por qué?

refugio...

edmundo: están esperando

los de la carroza.

¿qué puedo hacer, mamá?

¿sabes qué? si quieres

tú acompáñalas.

nacho y yo nos vamos

en el coche de doña martina.

refugio: sí, sí, hijo.

¿supiste algo de--?

edmundo: no, no, no, mamá.

¿nos vamos?

refugio: sí, sí, vamos.

por favor, vamos.

julieta: ay, virgencita,

ayúdame.

refugio: cálmate.

martina: vamos, mi hija.

chelito: sí, mamá.

patricio: olga...

olga...

olga: ay, cierren eso.

patricio: olga, ya casi

es mediodía.

olga: que cierren eso,

¿no me oíste?

patricio: olga.

olga: ¿mm?

patricio: olga, por favor.

olga: ¿qué haces aquí?

patricio: es que vine

a despertarte y a ver

cómo estás. ya, olga.

olga: ay, no, no, no me veas,

que me veo horrible,

me siento fatal.

pídele a alguien

que me traiga unas mimosas

y ya déjame dormir, ¿sí?

patricio: olga, ya tengo que

regresar al d.f., por favor.

olga: ay, bueno, ya,

entonces déjame

de molestar y vete.

patricio: ¿es lo que quieres?

olga: sí, lo que quiero

es que cierres

las malditas persianas.

patricio: chau.

disculpe,

la señorita olga

quiere que le lleven una mimosa.

>> [ríe]

patricio: ¿de qué se ríe?

>> de nada, señor.

enseguida la preparo y pido

a una mucama que se la lleve.

patricio: gracias.

oiga, ¿y los demás

siguen dormidos?

>> supongo que sí,

o a lo mejor ya se fueron.

el joven raúl se fue hace rato.

no he visto a nadie más.

patricio: oiga, ¿y cómo puedo

hacer para regresarme al d.f.?

>> le puedo pedir un taxi,

señor.

patricio: no, es que el efectivo

que tengo no me alcanza.

>> algunos aceptan

tarjetas de crédito, señor.

patricio: ah, es que la mía

no creo que la acepten.

>> o puedo pedir que le carguen

el traslado a la cuenta

del licenciado ancira.

no sería la primera vez.

patricio: ¿y qué quiere decir

con eso?

>> nada, señor.

¿le pido su taxi?

patricio: sí, por favor.

>> claro que sí.

enseguida, señor.

patricio: gracias.

"no sería la primera vez".

[música]

lucero: [llora]

ignacio: oye, chelito,

muchas gracias por todo lo que

estás haciendo por lucero.

chelito: no, ni en cuenta,

porque la neta,

lo estoy haciendo por ti.

a esa pobre chava,

se ve que le caló gachísimo

quedarse sin papá.

pero a ella

la conozco muy poco.

y al que conozco es a ti.

ignacio: bueno, de todas formas,

gracias.

eres muy buen cuate.

perdón, cuata--

cuata quise decir.

chelito: entendí, no te fijes.

oye, metiéndome

en lo que no me importa.

pues, ¿qué onda

con tu hermano patricio?

ignacio: no sé,

ni me lo menciones

porque me pones de malas.

chelito: bien dije

que me estaba metiendo

en lo que no me importa,

¿verdad? perdón.

ignacio: no, no me molesté

por eso, chelito.

perdón.

es que pensar en mi hermano

es lo que me pone de malas.

chelito: entonces vamos

pensando en otra cosa, ¿no?

aunque ahorita no hay

como que mucho

en qué pensar, ¿verdad?

ignacio: pues, no.

[celular]

edmundo: ¿qué pasó, patricio?

estamos en el panteón

san martín.

no, no, como te dije,

las explicaciones

las vas a dar tú.

ahí nos vemos.

ignacio: ¿era patricio?

edmundo: sí, sí,

dijo que le avisáramos

a lucero y a mi mamá

que ya viene para acá.

hazme el favor.

ignacio: que se lo diga él

cuando llegue.

a ver si tiene cara, ¿no?

edmundo: no, encima nos quiere

de asistentes el muy imbécil.

ignacio: además mi mamá está

acompañando a la señora julieta.

ahorita mejor

no hay que distraerla.

edmundo: no, no, ya sé.

clarísimo.

raúl: la fiestecita de olga

era para anunciar

que patricio y olguita

ya son novios.

aurora: ¿qué?

¿tu amigo y tu prima

se hicieron novios tan pronto?

raúl: así es.

aurora: a ver qué tal les va.

esta muchacha olga

tiene un carácter muy difícil.

raúl: ándale, mamá,

perfectamente bien contestado.

bueno,

¿y cuándo llega sandra?

aurora: cuando termine

sus exámenes.

ay, me muero de ganas

de ver a tu hermana, no sabes.

raúl: yo también la extraño.

aurora: bueno, ve a dejar

tus cosas, cámbiate,

que tu papá ya no tarda

en llegar y nos sentamos

a comer, ándale.

raúl: con permiso, madre.

julieta: gracias

por acompañarnos.

martina: considéreme su amiga.

julieta: muchas gracias

por su apoyo.

martina: ya sabe que aquí

nos tiene para cualquier cosa

que se le ofrezca.

chelito: ¿quieres que vaya

por la nave, mamá?

martina: sí, mi hija,

pero yo manejo.

chelito: está bien.

señora, con su permiso,

y que dios la ayude

a recuperar el buen ánimo.

julieta: muchas gracias.

gracias, chelito.

chelito: con su permiso.

no debe desesperarse.

patricio: oye, disculpa.

estoy buscando a unas personas

que están en un entierro.

chelito: tú eres patricio,

¿verdad?

patricio: sí.

chelito: ah, sí,

mira, te sigues aquí derecho

hasta el fondo a la izquierda.

te vas a perder, mira,

mejor agarra este atajo.

sigues derecho acá

y están hasta el final.

ahí es donde está el "llorero".

patricio: ok, gracias.

chelito: oye,

ya se acabó, ¿eh?

patricio: gracias.

olga: ¿cómo que se fue patricio?

>> me dijo que le había

avisado a usted, señorita.

olga: no, no me dijo nada.

¿y a qué hora se fue?

>> ya pasaba de mediodía,

se fue en un taxi.

¿les ofrezco algo más?

olga: mimosas.

tráenos muchas mimosas

porque ya no soporto

el dolor de cabeza.

>> claro, enseguida.

olga: no,

no me veas así, amiga,

porque yo sé que me veo bien,

pero de verdad me siento fatal.

[risas]

en serio.

ay, no me acuerdo

si patricio entró

y me dijo algo--

no, no tengo ni idea.

>> amiga,

¿tan, tan dormida estabas?

olga: no, es que yo cuando

me duermo, me duermo.

pero ¿saben qué?

patricio sí entró al cuarto.

me despertó

y no sé qué me dijo,

y abrió las persianas

y me sentí horrible.

roxana: a mí también me choca

que me den el "vampirazo".

es horrendo.

olga: sí.

y no sé qué me dijo,

porque francamente

no me acuerdo de nada.

pero bueno, ya decía yo

que él no se podía ir

así nada más, ¿no?

pues, sí, porque si lo hace...

lo mato.

>> amiga, antes

te acuerdas de algo.

anoche te pusiste tan,

pero tan "happy".

amiga, tuvieron que cargarte

para llevarte a tu recámara.

olga: no--

>> [ríe] sí.

ay, amiga--

lucero: [solloza]

patricio: señora julieta,

lucero.

mil disculpas.

julieta: patricio,

no es el lugar ni el momento.

ve con tu mamá,

que la has tenido angustiada

toda la noche.

patricio: lucero,

es que quiero decirte que--

lucero: ya oíste a mi mamá.

no es lugar ni el momento.

si quieres hablar,

búscame y hablamos luego.

julieta: vámonos, hija.

refugio: ¿en dónde estabas,

hijo? ¿por qué nos hiciste esto?

patricio: mamá, te lo mandé

a decir con edmundo.

edmundo: no, no, no,

quedamos en que yo le avisaba

que estabas fuera del d.f.,

pero que las explicaciones

se las ibas a dar tú.

patricio: ¿no fuiste capaz

de disculparme con mi mamá?

ignacio: ¿y tú no fuiste capaz

de estar en el funeral

del papá de tu novia?

¿de qué te quejas?

patricio: a mí no me reclames

nada, ¿quién te crees que eres?

refugio: patricio, por favor ya.

vámonos a la casa

y ahí hablamos.

ignacio: oye, para habértela

pasado trabajando,

te veo muy asoleado, ¿no?

edmundo: verdad que sí, ¿eh?

patricio: mira, mamá,

yo tengo que irme al trabajo,

porque tengo que reportar

lo del viaje de hoy.

pero los veo en la noche, ¿sí?

edmundo: sí, por mí llégale

a otro viajecito sorpresa.

ahí le avisas a mi mamá

cuando vuelvas.

patricio: mira, edmundo,

¿qué te pasa, eh?

no me estés provocando, ¿eh?

refugio: ya, hijos, por favor.

estamos ante la tumba

del padre de lucero.

por favor, más respeto.

ignacio: vámonos, mamá.

edmundo: ay, principito.

[música]

Cargando Playlist...