null: nullpx
Cargando Video...

Trabajadores esenciales se exponen al contagio de coronavirus saliendo a las calles

29 Mar 2020 – 07:50 PM EDT

¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

[úsica]

[úsica]

ilia: ás estados se unieron

esta semana a aquellos

que han ordenado

a sus residentes seguir

una cuarentena obligatoria.

de esa manera buscan

reducir el contacto

entre las personas

y tratan de controlar

la expansón de la epidemia.

sin embargo,

como nos cuenta

juan carlos aguiar,

hay un grupo de trabajadores

de actividades consideradas

esenciales que deben dejar

sus familias y sus hogares

para arriesgarlo todo.

juan: mientras va al volante

daniel zambrano salta

de un pensamiento a otro.

daniel: cada vez me preocupo

ás y ás, pero debo salir

a trabajar.

juan:él sabe que cada ía

que sale a trabajar

se multiplican

las posibilidades de

contraer

el covid19.

aunque esa preocupacón

pasa a segundo plano

cuando recuerda

que no tiene otra opcón.

daniel: ¿ómo se pagan

los "billes", los péstamos,

el alquiler del hogar?

todas esas cosas

hay que pagarlas,

no se detienen.

juan: adicionalmente

recuerda

por qé esá en este pís

despés de escapar

de venezuela.

daniel: me vine

hace cinco años

porque estuve detenido

por protestar

contra el gobierno

en la ciudad de maracaibo.

juan: y desde entonces

ha intentado suerte

en washington dc,

maryland

y houston,

hasta que el destino

y la responsabilidad

lo trajeron a miami

hace apenas dos meses.

daniel: bueno, yo me vine

a florida porque mi madre

teía áncer y muró

y mi hermano esá

en "high school" todaía

y me vine a estar pendiente

deél y, bueno,

estar

con mi familia.

porque todos, la mayoía,

viven aqí en florida.

juan: es diseñador gáfico,

pero tambén ha aprendido

que hay que adaptarse

a lo que hay, y lo que hay

es unirse a una aplicacón

en las que unos pagan

para que otros

les hagan las compras

y se las lleven a domicilio.

daniel: la aplicacón,

ú te registras como uber,

lift, amazon,

como todas esas plataformas,

igual, tienes que tener

tu "associate id".

juan: hasta hace una semana

las bolsas cargadas

con los mercados ajenos

las entregaba incluso

en las cocinas

de sus clientes.

muchas cosas han cambiado

en los tiempos

del coronavirus.

por razones de seguridad

en estos ías hay edificios

donde no lo dejan entrar.

mientras que la mayoía

de los clientes prefieren

queél les deje los paquetes

frente a la puerta de la

casa.

cero conexón.

daniel: porque la gente

se esá ahorrando salir

a interactuar o tener

contacto con otras personas.

juan:él ha tomado tambén

sus propias precauciones.

ahora trabaja con tapabocas

y guantes.

daniel: nosotros

lo estamos haciendo

por ellos.

por ende,

debemos seguir

ciertas reglas sanitarias,

para no infectarnos.

obvio, tenemos el riesgo.

juan: en sus recorridos

diarios ha visto la

diferencia

entre cadena

de supermercados

respecto a la prevencón

y la limpieza tan importante

por estos ías.

daniel: he ido

a varios supermercados

que te dan el carro limpio

a la hora de ú entrar,

que me parece excelente.

una medida para prevenir

cualquier tipo de

enfermedad,

pero hay otros

que no se preocupan nada.

solo lo cogen del "customer"

y lo dejan aí.

juan: por eso,

tras cada entrega,

tiene cuidados

en los que jaás

haía pensado

y que ahora lo hace

por la seguridad

de su esposa

y su pequeña hija.

daniel: tengo muchas cosas

en el carro para combatir,

desinfectantes, toallitas

y esas cosas

para minimizar el riesgo.

juan:él dice mantenerse

en guardia todo el ía,

porque el ás ínimo

descuido

le podía costar la vida

y peor ún, llevar el virus

a su casa.

en ese punto daniel

prefiere no pensar

y mejor escucha úsica.

ahora,

tiene las calles

con poco táfico,

pácticamente paraél.

negocios cerrados

y andenes vaíos

son el escenario cotidiano

en todo el pís.

los propietarios

de los locales

tuvieron que o cerrar

las puertas o simplemente

adaptarse a las necesidades

de los consumidores

y enviarles sus productos

a domicilio.

pocos mercados

abren sus puertas,

como este, donde compran

quienes no esán

familiarizados

con la aplicacón

que ofrecen los servicios

de compradores personales.

luía: para ayudar

a la comunidad,

para que no se...

para que tengan que salir

y hacer sus compras.

juan: en su mayoía,

personas humildes,

como doña guillermina

herrera, quien tiene

que enfrentar la calle

a pesar de las

restricciones.

guillermina: pues í,

para comer tambén,

es lo que digo.

¿qé vamos a hacer?

a veces dice la gente

que no salga uno,

pero uno tiene que salir.

juan: y no es solo

para comprar comida

que abandoó

la seguridad de su hogar.

guillermina: mi niño teía

una cita en kendall,

para el doctor

y lo tuve que llevar

al doctor.

vengo del doctor ahorita.

juan: ¿y aprovecha

y viene de compra?

guillermina: y aprovecho,

í.

paso a comprar.

juan: hace tres años

que luía gonález

trabaja en este minimercado,

tiempo en el que ha

aprendido

a valorar una cosa

ás que otra.

luía: la gente.

ómo atender a la gente.

te alegra el ía.

juan: por eso a cada minuto

atesora su oficio

como una ayuda a sus

vecinos.

luía: í, porque no todas

pueden salir

a un supermercado

ás grande,

especialmente

las gentes mayores,

que son para ellos

algo aí chiquito,

vienen y agarran

cosas pequeños

para ellos nada ás,

porque en los mercados

ás grandes no hay nada ya.

juan: y entre esas personas

mayores se encuentra

su abuela, a quien tuvo

que dejar lejos

cuando ella se vino

para estados unidos.

luía: esá en honduras.

tiene 79 años.

entonces,

por ella

estoy ás preocupada,

porque ella no tiene

a nadie ahorita.

juan: luía sabe

que cada mañana

debe llegar a trabajar

y ahora a la preocupacón

por su abuela,

le suma los cuidados

para no contagiarse

con el coronavirus.

luía: muchos dicen

que nos tenemos que cuidar,

que tenemos que tener

precauciones, no estar

muy cerca uno del otro.

unos prefieren que metamos

gente poco a poco

aá dentro de la tienda

y cositas aí.

juan: y si antes teía

que atender,

cobrar la mercanía

y hasta empacar,

este nuevo peligro

le añade trabajo

a su rutina diaria.

luía: hay que desinfectar

mucho el "stand".

desinfectarlo

porque pasamos carnes,

pasamos cosas,

mucha gente viene, toca,

uno nunca sabe.

juan: y es que ella

aunque no sigue a diario

el conteo de íctimas,

algo ha escuchado.

luía: por ahorita é

que es un poco peligroso.

he escuchado

que hay gente

que se ha muerto.

no é cánta exactamente,

pero í he escuchado

que se han muerto.

juan: algo que no la deja

sentirse tranquila,

ni siquiera

en su lugar de trabajo.

luía: mucho miedo.

porque no sabemos.

no sabemos quén nos toca.

y no sabemos qé...

qé tan fuerte, tan...

tan peligroso seía esto

para uno.

juan: incluso siendo

la ás joven de la tienda

debe tranquilizar

a su compañera,

quien esá muy preocupada

por sus hijos.

luía: y yo le dijo a ella,

pues, que tenga fe nada ás,

que nada le va a pasar,

¿verdad? y que lo...

y que procure

que anden con "gloves",

que se protejan entre ellos.

juan: al otro extremo

de la ciudad, daniel

zambrano

sigue aceptando

y despachandoórdenes.

él dice que no puede parar.

daniel: ás alá de mi

trabajo

yo pudiera tranquilamente

apagar la aplicacón

y quedarme en mi casa,

siguiendo las reglas.

juan: y aunque adeás

de pensar en el dinero,

siente una responsabilidad

social.

daniel: estoy ayudando

a que las personas

tengan comida y suministros

en su casa.

no tomen el riesgo de salir

e infectarse.

juan: y ese pensamiento

lo mantiene recorriendo

las calles un ía

Cargando Playlist...