A Fondo

Confesiones de un niño asesino que a los 14 años degolló y violó a su pequeña hermana

El crimen de Ronald Salazar destruyó por completo a su familia. En el especial “El Otro Hijo” de Aquí y Ahora, revela las razones que lo habrían llevado a cometer un acto de tamaña crueldad.
26 Jun 2017 – 10:47 PM EDT

Ronald Salazar paga en la cárcel por un crimen horrendo. A los 14 años, estranguló, degolló y violó a su hermana Estefani de 11 años, en su propia casa.

Él nació y se crió en El Salvador con sus abuelos maternos, pues desde que era un bebé, sus padres emigraron a EEUU buscando mejores opciones. Ahí crearon una nueva familia, y solo cuando Ronald tenía 10 años retomaron el vínculo sistemático.

Hasta entonces apenas supo de ellos, según cuenta en una extensa entrevista concedida a María Elena Salinas para la edición especial “El otro hijo”, transmitida por Aquí y Ahora el domingo 25 de junio.

Fue entonces que el joven supo que tenía 2 hermanas: Gabriela y Estefani y un hermano: David.

En 2003 Ronald cruzó la frontera ilegalmente, a través de unos coyotes, para reunirse con su familia en Florida. Al principio, fue recibido con armonía, pero la luna de miel duró poco y los problemas no tardaron en llegar.

“Traía como esa mente envenenada y nos miraba, así como con rabia”: cuenta Marlene Vega, la madre de Ronald Salazar, en la primera gran entrevista que concede públicamente desde la tragedia que sacudió para siempre a su familia.

Varias veces amenazó a sus hermanas Gabriela y Estefani, aunque sus padres no pensaron que llegaría a cumplirlo. Lo llevaron a terapia, e incluso contemplaron la posibilidad de que regresara a El Salvador, pero como había mejorado y pensaron que no llegaría a mayores.

En la mañana del 25 de julio de 2005 se concretaron las peores amenazas. Ronald Salazar asesinó a Estefani con extrema violencia y alevosía.

“Entré a su cuarto. La estrangulé, y todavía respiraba. Entonces le subí su camisa y su corazón aún latía”, fue el relato que hizo Ronald Salazar al detective del caso esa misma noche, mientras estaba detenido.

“La vi durmiendo. La agarré por el cuello y ella trató de escapar y se quedó sin fuerzas”, continúa.

En detalle, el testimonio del joven describe cómo tomó un cuchillo en la cocina, regresó al cuarto y degolló a su hermana.

En 2009, Ronald Salazar fue hallado culpable de asesinato en primer grado y agresión sexual. Lo condenaron a 2 cadenas perpetuas.

“Mi castigo es levantarme todos los días, acostarme todos los días y saber que yo fui el actor de ese, se puede decir macabro incidente”, confesó en la entrevista con Maria Elena Salinas.

Poco después de la tragedia, los padres de Ronald Salazar se separaron. El padre cayó en una depresión profunda y su madre debió asumir la responsabilidad de sacar adelante a sus dos otros hijos.

En 2012, la Corte Suprema de EEUU decidió que menores sentenciados a cadena perpetua deberían volver a ser juzgado. Ronald Salazar fue el primer caso de este tipo que se revisó en la Florida. Entre los testigos que hablaron a favor de Ronald Salazar estuvieron su antigua vecina Dorothy Thone y su abuelo Salvador Vega.

Como resultado, en 2015 un jurado le dio otra oportunidad y la jueza del caso redujo su sentencia a 40 años.

Luego de cumplir su sentencia es probable que Ronald sea deportado a El Salvador, donde viviría con su abuelo que lo espera con los brazos abiertos.

Para Marlene Vega, su madre, no resulta tan fácil. Ella afirma que ha perdido dos hijos: una fue la víctima, el otro el asesino.

Cada día ella recuerda a su pequeña Estefani: “Era, una niña muy introvertida, muy cariñosa, muy inteligente, muy obediente. En la actualidad sería una belleza de mujer”, afirma.

En fotos: Momentos que marcaron la vida de Ronald Salazar, convicto por el asesinato de su hermana de 11 años

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AsesinatosCrímenes
Publicidad