Aquí y Ahora

¿Cómo le explico a mi hijo qué es ISIS?: Reflexiones de la viuda de uno de los turistas argentinos fallecidos en ataque terrorista en Nueva York

La vida de Ana Evans se desmoronó el pasado 31 de octubre cuando su esposo Hernán Mendoza falleció en un ataque mientras visitaba Nueva York junto a sus amigos de toda la vida. Desde entonces ha tenido que lidiar con nuevas preguntas y emociones que sus hijos menores de edad manifiestan a diario. Intentan entender por qué de un día para otro el odio les arrebató al pilar de su familia.
23 Mar 2018 – 2:53 PM EDT

Soy la viuda de Hernán Mendoza, víctima de un ataque terrorista mientras estaba de viaje con sus amigos de la preparatoria el 31 de octubre de 2017 en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

Desde entonces quedé sola, con tres hijos pequeños, en nuestro país, Argentina. Escribir me ayuda a liberar la angustia, a procesar el duelo, a caminar, a levantarme, a seguir y a intentar entender qué paso. Es una necesidad personal para el dolor que tengo como ser humano y como mamá. La tristeza es enorme. Compartir con otros lo que siento me alivia la carga, mitiga la pena y me permite respirar.


Sin embargo, a mis hijos les toca sentirlo en carne propia; con una herida abierta que sangra, duele, lastima y horada, socavando el alma y el corazón.

¡Qué fuerte es escuchar de su boca decir ISIS! Me hace reflexionar y preguntarme: ¿comprenderá el significado de esas siglas?

Así comienza a dar vueltas en mi cabeza la manera de abordar el tema del terrorismo con nuestros hijos, cuando yo misma lo ignoro casi en su totalidad. Tan ajenos, tan distantes estábamos de todo eso. Anestesiados, quizás, de lo que sucede en el mundo, víctimas de una guerra que no es la nuestra.

Hoy escucho esas siglas y me detengo, abro enorme mis ojos, respiro profundo. Cuando los escucho siento que me falta el aire y busco respirar.

Atenta escucho el relato de mi hijo que me actualiza de las noticias sobre la nueva amenaza del ISIS a Rusia para el Mundial de Fútbol. Me lo dice preocupado, y se sorprende más por la terrible respuesta del presidente ruso Vladimir Putin, quien aparentemente ha dicho que si la amenaza terrorista se concreta Rusia hará desaparecer todo Arabia Saudita.

Mi hijo me pregunta: “¿tercera guerra mundial mamá?”. Sus ojos expresan asombro, sus hombros se elevan como diciendo “¡qué impresionante!”. Sus manos se acercan a su cara en un gesto de espanto.

Yo vuelvo a preguntarme: ¿Cómo decirle que todo va a estar bien? ¿Dónde va el mundo? ¿Dónde queda lo que soñamos vivir? ¿Dónde van nuestros sueños truncos? ¿Dónde van nuestras ilusiones y deseos de una vida en paz?

¿Por qué otros pueden apoderarse de nuestra ilusión y tranquilidad bajo la bandera del terror? ¿Con qué derecho nos cambian la vida? ¿A quién le pido explicaciones? ¿Qué es lo que puedo hacer?


Muchas preguntas, pocas respuestas.

Terrorismo. Odio. ISIS. Temor. Miedo. Angustia. Dolor. Pena. Tristeza. Incomprensión.

Esperanza. Amor. Paz. Bondad. Cariño. Fuerza. Respeto. Confianza. Fe.

Resignación y aceptación. Lo que nos queda.

* Ana Evans es la viuda de Hernán Mendoza, uno de los fallecidos durante el ataque terrorista de Nueva York el pasado 31 de octubre de 2017. Mendoza celebraba junto a otros nueve amigos los 30 años de haberse graduado de la preparatoria. Los turistas argentinos transitaban por la ciclovía de la avenida West Side Highway, en Lower Manhattan, cuando una camioneta los atropelló. El atacante, Sayfullo Saipov, mató en nombre de ISIS a ocho personas y dejó más de una decena de heridos. Cinco de los fallecidos eran parte de este grupo de amigos.

Publicidad