null: nullpx

Alicia Machado a Donald Trump: "Esto no es un casino, ni un concurso de Miss Universo, es una nación"

La ex reina venezolana se reunió con Jorge Ramos de Al Punto para dejar claro que lo suyo no es una venganza contra Donald Trump, “de serlo habría entablado demandas hace mucho rato como más le duele, con dinero".
3 Nov 2016 – 10:16 AM EDT

“No es un juego. Esto no es un casino de Nueva York, no es concurso de Miss Universo. Esto es una nación. Están en juego la vida de miles de personas en manos de un hombre que no está preparado ni psicológica, ni moral, ni académicamente para conducir un país”, dice Alicia Machado con un tono contundente a Jorge Ramos.

La Miss Universo de 1996, aceptó la invitación del periodista de Al Punto para dejar claro que lo suyo no es una venganza contra Donald Trump: “De serlo habría entablado demandas hace mucho rato como más le duele, con dinero. Demandas por incumplimiento de contrato, por ejemplo”.

Más bien esta es una especie de catarsis, de redención. Después de ver el papel protagónico que cobró su voz y la de tantas otras mujeres que se levantaron en contra del candidato republicano, a la ex reina parece quedarle claro que esto es la superación absoluta del bullying al que fue sometida. “Para la prensa del corazón y amarillista era un deporte insultarme, ofenderme y difamarme. Esta es una sanación, es una reivindicación, incluso a nivel legal”.

Desde que el empresario Donald Trump se aventuró en la carrera presidencial, esta venezolana empezó a hacer su propia campaña en contra del republicano. Su propósito era que el mundo, a través de su voz, conociera de cerca a ese hombre con el que ella había tenido que departir durante un año entero, el que la había puesto a ejercitarse en un gimnasio en frente de burlonas cámaras televisivas, el que la había llamado Miss Piggy, Miss Housekeeping.



“Solo he compartido mi experiencia como ex trabajadora del señor Trump. Lo que pasé, lo que viví, lo que yo conozco de él. Le tenía miedo y sigo teniéndole mucho miedo, es un hombre peligroso”, dice Machado que confiesa que cuando oyó las grabaciones que en 2005, Donald Trump sostuvo con Billy Bush y que se colaron en los medios no se sorprendió. “Esa grabación se queda corta, es más detestable, es un inmoral”.

Su oposición contundente la llevó a estar en el radar de la campaña de Hillary Clinton quien incluso la trajo a colación durante el primer debate presidencial. “A mi nadie me paga por lo que estoy haciendo. Yo recibí unos Twitters de la señora Clinton y he tenido la oportunidad de reunirme con ella, pero yo hago todo porque estoy de acuerdo con ella en muchas cosas. He tenido esta responsabilidad en el camino. Podría haber dicho que no, pero lo hago con convicción. Mas allá de ser un personaje público soy una mujer de esta sociedad que puede votar”.

Aunque Jorge Ramos le preguntó a Alicia Machaco que pasaría si Donald Trump ganara las elecciones, ella se reusó a responder, sus convicciones la llevan a no poder si quiera contemplar ese escenario. “Llevo 20 años tratando de entender lo que viví. Las veces que me dormí llorando, lo que vi y soporté por no entregar una corona, esa remembranza me lleva a un absoluto perdón, todo lo que viví es para lo que estoy haciendo hoy”.

Lea también:

Publicidad