Huracán María

Alcalde de Guaynabo dijo que las trullas municipales por los barrios van a seguir a pesar de las críticas

Aunque no haya electricidad y no se hayan recogido escombros en algunas partes del municipio, los residentes de Guaynabo necesitan alguna alegría y él se las lleva con las parrandas, dijo.

El alcalde de Guaynabo, Angel Pérez, se ha tenido que defender de numerosas críticas que ha recibido por repartir regalos en parrandas navideñas nocturnas en distintos barrios del pueblo mientras cerca de tres cuartas partes de su municipio permanece sin electricidad, según sus propios cálculos.

Las críticas a Pérez arrecian en las redes sociales por la iniciativa que lleva a cabo el municipio desde el lunes pasado y que cobró notoriedad cuando una mujer publicó un video en Facebook de los camiones del municipio transitando con música a alto volumen y luces brillantes por una urbanización oscura.

En el video se ve un hombre que la mujer identifica como Pérez y que lanza objetos y pelotas a los residentes de lo que la mujer identifica como la urbanización Muñoz Rivera, la misma que visitó el presidente estadounidense Donald Trump el pasado 3 de octubre.

Una persona que parece ser empleada del municipio le ofrece una pelota a la mujer que graba el video y esta le contesta: “No gracias, estamos a oscuras”. La empleada le contesta “yo también estoy a oscuras en mi casa”.

Por las redes sociales numerosas personas le reclamaron a Pérez que recoja los escombros dejados por el huracán María en el pueblo y que trabaje en llevar la electricidad al municipio.

“La gente no quiere trullas ni bachata,quieren luz,es su derecho Guaynabo sin luz hace casi 100 dias!!!!!!!!!!!!”, dijo Diana Álvarez, usuaria de Twitter.

“No son buenos mientras llevamos 77 días sin luz en Guaynabo y el Alcalde @angelguaynabo dando trullas #incomprensible”, agregó otra usuaria, Allyson J. Márquez.

Incluso el presidente del Partido Popular Democrático (PPD) en Guaynabo, Ricardo Vicéns Salgado, criticó este jueves las trullas de Pérez “como si nada estuviera pasando en el país”.

“La gente está dolida e indignada con esta falta de sentido común. ¿En qué cabeza cabe gastar dinero en eso cuando hay tanta necesidad?”, cuestionó el político.

“Todos esos recursos, esos miles de dólares hubieran estado mejor invertidos en materiales para las personas que perdieron sus hogares. Sí señores, en Guaynabo hay pobreza y necesidad”, agregó.

En una entrevista con RadioIsla 1320 el alcalde defendió su iniciativa como una de llevar alegría a los residentes en medio de la difícil situación que se vive sin el servicio eléctrico.

“Cuando yo he estado en las trullas y tomé la decisión de realizarlas es porque nosotros tenemos que llevar un poco de alegría a nuestra gente en estos momentos difíciles y sobre todo a los niños", dijo Pérez.

“Yo quisiera que vieras el rostro de los niños y de las personas adultas también agradeciendo que en medio de la dificultad se les pueda dar un respiro, algo de entretenimiento. Yo voy a continuar y entiendo la frustración de la gente que nos gustaría que ya todo regresara a la normalidad”, agregó.

El alcalde calculó que “cerca de un 20 por ciento, 25 por ciento” de los residentes del municipio tienen servicio eléctrico a 78 días del paso del huracán y responsabilizó a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) por la situación.

“Yo le llevo la información a las personas de la autoridad y ellos conforme a sus recursos han estado trabajando”, dijo Pérez.

“Ahora mismo están en el área de Torrimar, en el área de Bayamón en una línea de transmisión. En cuanto a distribución eso todavía va a tardar”, agregó.

Sobre el recogido de escombros, la otra gran queja de los residentes, Pérez dijo que “entre este mes y a mediados del próximo mes ya debemos estar terminando este proceso, por lo menos la primera pasada. Ya nosotros comenzamos en algunas áreas a dar una segunda ronda” de limpieza.

Aseguró que “me faltan algunos barrios. Estamos hablando de sonadora, estamos hablando de una parte de Guaraguao aunque gran parte de Guaraguao ya se recogió, en el área de Camarones ya se recogió.