Volkswagen

Volkswagen usará electricidad y AdBlue para dejar atrás escándalo

Volkswagen promete híbridos de conexión y eléctricos para combatir la crisis.
14 Oct 2015 – 6:28 PM EDT

La recién creada Junta de Supervisión de Volkswagen acaba de anunciar un par de medidas al corto y largo plazo, a fin de dejar atrás el escándalo creado a raíz de su intento de hacer pasar por limpias a las tóxicas emisiones de sus motores diesel ante la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA).

La primera de estas medidas es volver a implementar “tan pronto como sea posible” la tecnología AdBlue en todos sus vehículos diesel vendidos en Norte América y Europa. Volkswagen había dejado a un lado a la costosa AdBlue en sus vehículos diesel más económicos, gracias de la supuesta limpieza de las emisiones de su cuatro cilindros turbo-diesel de 2.0 litros. AdBlue requiere del relleno periódico de tanques de solución acuosa de urea en el automóvil, lo cual agrega complejidad y costo a la experiencia de poseer un vehículo diesel. La tecnología AdBlue es necesaria para sintetizar al NOx emitido por los motores diesel, en hidrógeno y vapor de agua. El NOx es uno de los principales causantes de trastornos respiratorios como el asma, especialmente en los niños.

La otra medida anunciada es la aceleración de los planes de electrificación de su flota, con especial énfasis en vehículos híbridos de conexión y eléctricos. El lacónico aviso de prensa incluyó el anuncio del desarriollo del primer auto grande eléctrico de Volkswagen: el Phaeton eléctrico, al cual describen como el “estandarte de la marca para la próxima década”. Volkswagen promete que el nuevo Phaeton eléctrico, que luce como un competencia directa al Testa Modelo S, tendrá un "diseño emocional" lo cual es mucho más de lo que pudo nunca decirse de la genérica limusina que fue el Phaeton original. Volkswagen no anuncio fecha de presentación para el Phaeton eléctrico.

Este anuncio coincide con un comunicado de Flexed, una la compañía de arrendamiento financiero de automóviles en el Reino Unido, en el cual anticipa una escasez global de vehículos eléctricos causada precisamente por el escándalo de Volkswagen. Según Flexed, el disgusto del mercado en contra de Volkswagen está alejando a los compradores de vehículos, no sólo diesel sino también a gasolina sin importar la marca.  Es posible que Flexed le esté dando demasiado crédito al “Dieselgate” de Volkswagen, pero lo que si es seguro es que el mercado de los vehículos diesel ha sufrido un duro revés cuyas consecuencias se sentirán en los años por venir.


Más contenido de tu interés