Volkswagen

Volkswagen apunta al futuro de los vehículos autónomos con su concepto Sedric

Esta pequeña van no requiere de conductor, y es la gran apuesta de la marca alemana en el Auto Show de Ginebra de cara a las próximas décadas, con el objetivo de revolucionar el tránsito en las calles.

Volkswagen decidió aprovechar el Auto Show de Ginebra para mostrar, quizás, su gran apuesta de cara al futuro: el concepto Sedric, una minivan completamente autónoma.

Su diseño exterior no podría ser más sencillo: una carrocería monolítica, casi sin llantas a la vista, parecida a la de un pequeño vagón de tren que sólo transporta a cuatro personas.

En cuanto a su conducción, si es que la hay, Volkswagen intentó simplificarla lo más posible, y buscó desarrollar un vehículo que sea fácil e intuitivo a la hora de operarlo. Hay un botón considerado 'el' botón del Sedric, que hace de nexo permanente entre el auto y el usuario.

El interior del Sedric muestra un formato 2+2 con sus plazas enfrentadas, lo que muestra a las claras que será absolutamente innecesario que una persona oficie de conductor. Por otro lado, la apertura de las puertas, según la marca, es lo suficientemente amplia como para que cualquier tipo de pasajero ascienda o descienda con total facilidad, incluso si lleva equipaje.

Tal como afirma la marca, los pasajeros que ingresan al vehículo pueden hablar con Sedric, ya sea sobre su destino, caminos alternativos para llegar, el estado del tránsito e incluso tomar un descanso en el viaje. Volkswagen intentó hacer de Sedric todo un asistente personal.

Su parabrisas, por dentro, hace de pantalla de realidad aumentada, hace de comunicación y centro de entretenimiento al mismo tiempo. En cuanto al usuario, las plazas traseras le pueden brindar absoluta comodidad al ser en realidad un amplio sillón.

Sedric no tiene conductor, los pedales y volante son ficticios, es casi la sala de una casa sobre ruedas.