null: nullpx
Vehículos Autónomos

Misteriosa van autónoma era conducida por hombre disfrazado de asiento

Hasta que no se develó el misterio, la presencia de la van despertó todo tipo de especulaciones que variaron desde que se trataba de un estudio de alguna universidad local hasta que era un proyecto militar secreto.
8 Ago 2017 – 12:35 PM EDT

Una minivan Ford Transit Connect 2017, aparentemente autónoma, tuvo locos a los transeúntes de las calles de ciudad de Arlington, en el estado de Virginia por un par de semanas. Ningún fabricante automotriz ni ninguna compañía tecnológica había anunciado pruebas de tecnología de manejo autónomo en la ciudad aledaña a la capital de la nación, y sin embargo la Transit Connect paseaba plácidamente por las calles de la ciudad sin ningún incidente que lamentar.

La noticia, que fue inicialmente reportada por la agencia de noticias local ARLnow.com, se regó como la pólvora en muy poco tiempo y despertó todo tipo de especulaciones, que variaron desde que se trataba de estudio de alguna universidad local hasta que era un proyecto militar secreto.

Adam Tuss un periodista local de NBC especializado en temas de transporte no tardó en encontrar a la van en el vecindario de Clarendon donde había sido vista con mayor frecuencia. Al acercarse al vehículo Tuss no tardó en darse cuenta de que en realidad no se trataba de un vehículo autónomo.

La Transit Connect era tripulada por un conductor ingeniosamente disfrazado de asiento, lo que lo hacía invisible a las miradas casuales. Cuando Tuss y su camarógrafo se acercaron a la van, el conductor se negó a abrir la ventana del auto y mucho menos a concederle una entrevista.

(Aquí estoy tratando de hablar con un hombre disfrazado de asiento de auto @nbcwashington - Adam Tuss @AdamTuss)

“Hermano. ¿Quién eres? ¿Qué estás haciendo? Soy del noticiero”, alcanzó a decir Tuss antes de la van, con su asiento humano al volante, saliera disparada en cuanto tuvo oportunidad, casi saltando un semáforo en rojo en su afán por escapar de los periodistas.

Finalmente, luego de que el reportaje saliera al aire en la filial local de NBC, el Departamento de Transporte de la Universidad Virginia Tech asumió la responsabilidad por los acontecimientos. Un comunicado del instituto dijo que la minivan formaba parte de “un estudio que estaban llevando a cabo sobre las reacciones del público a los vehículos sin chofer”.

El comunicado añadió que “nuestro trabajador estaba vistiendo el uniforme que debía vestir”. “El área de asiento para el conductor fue configurada para hacer menos visible al conductor dentro del vehículo, aún permitiendo a él o ella la habilidad de monitorear con seguridad y responder a las circunstancias a su alrededor”. Lo cual, al menos en apariencia, parece ser contradicho por el video de Tuss en el que pareciera que el movimiento de los brazos del conductor está restringido por el disfraz.

¡Misterio resuelto!


Protagonistas en el desarrollo del vehículos de manejo autónomo

Loading
Cargando galería


Lea también:

Más contenido de tu interés