null: nullpx
Cargando Video...

Trump se atrevió a hacer algo que ni el esposo de la reina tiene permitido: caminar delante de ella

El presidente, Donald Trump, y la primera dama, Melania, fueron invitados por la corona británica a tomar el té en el palacio de Windsor. Según el protocolo, la reina Isabel II debe caminar siempre por delante de los demás. Sin embargo, Trump no pareció darle importancia a esto y las redes no se lo perdonaron.
14 Jul 2018 – 05:57 PM EDT
Comparte