null: nullpx

“Yo pago muchos impuestos y tú no”: la insólita respuesta de la esposa del secretario del Tesoro a las críticas por su lujoso atuendo

La esposa del secretario del Tesoro de los Estados Unidos publicó una foto de Instagram en donde delató el costoso atuendo con el que había regresado de un viaje de trabajo con su marido a Kentucky, uno de los estados más pobres del país. Su reacción a las críticas fue aún peor.
22 Ago 2017 – 1:24 PM EDT

El secretario del Tesoro de la nación, Steven Mnuchin, y su esposa, Louise Linton, regresaron de un viaje de trabajo en Kentucky el pasado lunes que habría pasado completamente desapercibido de no ser porque ella decidió publicar en su cuenta de Instagram una polémica fotografía.

En ella se le ve bajar de un avión oficial con su cartera muy fina, sus gafas de sol y sus pumps con el siguiente mensaje: “Gran viaje de un día en Kentucky, gente linda, hermosos paisajes”. Luego, en el mensaje desplegó una serie de hashtags con los que develaba el origen de su costoso atuendo: los pantalones, de Roland Mouret (precio original 689 dólares); las gafas de sol, de Tom Ford ( 400 dólares); la pañoleta, de Hermes ( 300 dólares) y los tacones de Valentino, con su referencia ‘roackstud’ ( 1,000 dólares).

No, el secretario del Tesoro y su esposa, reconocida por ser actriz de series de televisión, no estaban regresando de unas vacaciones ni estaban viajando en un avión privado, estaban devolviéndose de visitar nada más y nada menos que uno de los estados más pobres del país. Uno que en 2014 tuvo las tasas más altas de desempleo y que en 2015 tenía un 18,5% de su población viviendo bajo la línea de pobreza.

Quizás por eso no cuesta entender por qué de inmediato los usuarios de Instagram se abalanzaron contra Louise Linton criticándola indignados. ¿Cuál era el propósito de ese mensaje que parecía destilar lujo y sofisticación después de lo que debería haber sido un simple día de trabajo?

Entre los comentarios, Jenni Miller, una madre de tres hijos de Portland, Oregon, le escribió enfática a la esposa de Mnuchin: “Complacida de que nosotros hayamos podido pagar por tu pequeño viajecito”. El que pudo ser un comentario más refundido entre las críticas, terminó detonando una respuesta de parte de Louise Linton que consiguió empeorar más la situación:

“Ay linda Jenni Miller, tú crees que esto fue un viaje personal? Adorable! Tú crees que el Gobierno de los Estados Unidos pagó por nuestra luna de miel o por nuestros viajes personales? Me muero de risa. Acaso le has dado más a la economía que mi esposo y yo? Ya sea en lo que damos en impuesto o en el sacrificio que hacemos por nuestro país? Estoy segura de que pagamos más impuestos durante nuestro viaje de un día de lo que tu alguna vez lo has hecho. Estoy segura de que la cantidad que sacrificamos cada año es mucho más de lo que tú algún día podrás dar incluso si estuviera en tus manos la decisión. Gracias por este comentario pasivo agresivo…”

La foto entonces se empezó a hacer viral y la gente con más ahínco e indignación criticó la palabras despectivas llenas de referencias de clase que había consignado en su cuenta pública Liton.

Steven Mnuchin es un rico empresario, exmiembro de Goldman Sachs y quien trabajó en negocios con Trump antes de que se convirtiera enpresidente. Pero ahora que Mnuchin se había convertido en un importante personaje de la política del país, podía acaso su mujer denigrar a un ciudadano común por su bajo nivel económico y por criticarla al andar enseñando un lujo desmedido que molesta a una gran mayoría de la población trabajadora.

No sabemos si por recomendación de algún asesor o por cuenta propia, Liton borró la foto y luego volvió su cuenta de Instagram privada, haciendo imposible ver todo este desmán si no eras previamente su amigo. La publicación quedó borrada, pero el daño quedó hecho.

"Si no hubiera hecho su cuenta privada le hubiera contestado con la broma famosa de Mariantonieta, que en tiempos de penuria ante el reclamo del pueblo de que no tenían pan para comer ella contestó: 'Qué coman pastel'", le dijo Miller al New York Times.

Sin embargo, el martes 22 de agosto, en la tarde, la esposa de Steven Mnuchin se disculpó con un breve comunicado oficial: "Me disculpo por mi publicación en las redes sociales ayer, al igual que por mi respuesta. Fue muy inapropiado y altamente insensible".

Esta escena parece muy similar a aquella polémica apuesta de Melania Trump de llevar puesta sobre sus hombros una chaqueta de 51,000 dólares diseñada por Dolce & Gabbana durante el encuentro del G7 en Italia.

Ambas anécdotas dejan de manifiesto que a estas mujeres les cuesta entender que cuando sus maridos empiezan a trabajar para el servicio público, siendo presidente o secretario del Tesoro, sus comportamientos y sus vestidos como esposas van a ser entendidos y leídos desde otro lugar muy diferente a cuando eran simplemente esposas de millonarios o famosas en las redes sociales.

10 cosas que comprar con los 51,500 dólares que cuesta la chaqueta de Melania Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad