null: nullpx

¿Por qué estos conductores franceses y estudiantes ingleses están llevando faldas?

La ola de calor ha hecho que en Europa muchos hombres hayan decidido usar la emblemática prenda femenina ante la negativa de sus jefes y profesores de que usen unas inocentes bermudas. ¿Por qué tanta aversión a que los hombres vayan en pantalones cortos?
22 Jun 2017 – 12:59 PM EDT

El calor ha empezado a arreciar en Europa, pero a pesar de las elevadas temperaturas, a muchos hombres en sus lugares de trabajo les siguen imponiendo que vayan con formales pantalones largos. Ante la negativa de poder incluir bermudas en sus códigos de vestir, muchos están respondiendo de una manera astuta y cuando menos graciosa: han decidido llevar faldas, que no pueden estar prohibidas porque hacen parte del uniforme femenino.

La iniciativa la tomaron esta semana una docena de conductores del pueblo francés de Nantes, que aseguran que detrás del espejo retrovisor de sus autobuses el calor puede llegar a 50 grados centígrados. Aunque hicieron una petición formal ante la Confederación Francesa Democrática del Trabajo, han decidido tomar cartas en el asunto y por lo pronto reemplazar sus pantalones por unas cómodas y aireadas faldas.

Así posaban para esta foto con sus prendas femeninas prestadas y sus piernas peludas en todo su esplendor. Es claro, una manera muy evidente de levantar su voz de protesta.

Esta no es una petición nueva entre los trabajadores del transporte público europeo. Ya en 2013, algo similar había sucedido con los transportistas suecos que ante la negativa contundente de la compañía de dejarlos llevar pantalones cortos, por considerarlos informales, también recurrieron a pedir prestada la prenda históricamente femenina. En esa ocasión la protesta llegó a una resolución algo extraña: la compañía admitió que los hombres eran libres de ir en falda, pero no en bermudas.

Pero ¿por qué tanta negativa con los inocentes shorts?

Los pantalones cortos han sido usados históricamente siempre por los hombres. Los historiadores del vestido señalan formalmente su nacimiento cuando la armada británica en 18000 se apropió de las Bermudas y ante la imposibilidad de soportar el calor sofocante cortaron sus pantalones a la rodilla. De ahí el nombre de esta prenda: bermuda.

Los pantalones cortos sin embargo, siempre estuvieron relacionados con los jóvenes. Un muchachito se convertía en todo un hombre justamente cuando dejaba atrás los cortos y empezaba a vestir pantalones largos, así, desde siempre fueron sinónimos de inmadurez. Esto sumado a la idea de que en el trabajo hombres y mujeres deben “vestirse para capturar la atención en la parte superior del cuerpo y no en la inferior”, esta prenda quedó tácitamente desterradas de las oficinas, incluso de las más desparpajadas.

Pero la idea de que los pantalones cortos son problemáticos porque desafían las fronteras entre los ambientes laborales y los ambientes de descanso es una idea que los jóvenes también parecen estar dispuestos a debatir.

Casi de manera simultánea a la protesta de los hombres en falda de Nates, en un colegio de Exeter, Inglaterra, 30 niños aparecieron hoy vistiendo las faldas de sus compañeras como una manera de mostrar lo obsoleta que resulta la regla de no poder llevar pantalones cortos aún cuando el calor esté amenazando la salud de todos. El colegio esta vez se excusó bajo la idea de que los pantalones cortos simplemente no están contemplados en el uniforme. ¡Vaya suerte que las faldas sí!

Mientras sindicatos y prefecturas estudiantiles se ponen de acuerdo en esta materia, no deja de ser interesante ver que los hombres empiezan a navegar en los terrenos del vestido femenino sin miedos. Quizás y después de todo la falda termine por imponerse entre ellos gracias al calor.


Vea también:


Las previsiones meteorológicas para esta semana en EEUU

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingOla de Calor
Publicidad