Novias en pánico: la firma Alfred Angelo cierra sus 60 tiendas y deja a miles sin sus vestidos

La compañía que operaba en Estados Unidos desde hace 80 años y que distribuía trajes a más de 1,400 boutiques en el mundo se declaró inesperadamente en bancarrota. Abogados de la firma Stearns Weaver Miller que llevan el caso aseguran que han recibido más de 3,500 mails de novias alarmadas por la noticia. La compañía no ha hecho ninguna comunicación oficial.
15 Jul 2017 – 4:03 PM EDT

Yadira Castro vive en Boynton Beach, tiene 27 años y se va a casar el 22 de julio, pero a una semana de su esperado día no sabe si su vestido va a estar listo a tiempo. La razón: la enorme cadena de trajes de novias Alfred Angelo en donde compró el suyo cerró inesperadamente este viernes sus puertas al declararse en bancarrota.

Tras oir las noticias, Castro se acercó a donde había comprado, hacía unos meses, su vestido inspirado en la princesa de Disney, Jazmín. Confirmó sus temores: las luces apagadas, las puertas cerradas y un anuncio escueto que decía “cerrado” (“close”) y que le pedía que contactara a la firma Stearns Weaver Miller vía mail.

La situación desesperada de esta jovencita próxima a ser novia se repite por todo el país en donde novias de todas las ciudades se han encontrado con que el destino del más valioso elemento de su boda está perdido una vez que las 60 tiendas de esta gran cadena que funcionaba desde hace 80 años están cerradas. Las 1,400 tiendas en Canadá, Europa y Japón que vendían sus vestidos tampoco saben muy bien qué contestarle a sus alarmadas clientas.


El SunSentinel contactó a Patricia Redmond de la firma de abogados que lleva el caso y confirmó que desde que se dio la noticia ha recibido 3,500 mails de novias en pánico. La abogada confirmó que está haciendo lo posible para que la corte asigne un fideicomisario para el caso para así poder despachar los vestidos que están esperando a ser recogidos. “Haré lo que pueda para persuadir al fideicomisario que permita el arribo de un cargamento de vestidos que proviene de China por valor de 1,2 millones de dólares”.

Alfred Angelo no había hecho ninguna insinuación pública acerca de sus problemas financieros por lo que los empleados también quedaron en la incertidumbre y sin saber si sus salarios van a ser pagados.

“Esto es terrible, ni siquiera termino de entender qué pasa”, dice la futura novia Jessica Ringler quien ordenó un vestido de 2,500 dólares en marzo para su boda. “Se suponía que iba a ser mi vestido soñado”, dice Ringler para sumarse a las quejas de miles.

Ante la situación el Twitter se ha convertido en un verdadero festín de ofertas para las novias. Mientras algunas tiendas como Davis Bridal aprovechaban para ofrecer descuentos a aquellas que traigan consigo el recibo de pago de su vestido en Alfred Angelo, otras internautas no esperaban sacar provecho de la situación y simplemente ofrecen prestarles su vestido en caso de que les quede.


Las damas de compañía no se quedan atrás ellas también se quedaron con sus vestidos pagados. Algunas lanzan improperios y les dejan saber a las otras novias furiosas lo que les contestan en las tiendas que levantan el teléfono, y alguna que otra da una luz de esperanza: el pago hecho a través de su tarjeta de crédito ha sido devuelto.

La impaciencia no puede ser mayor. Alfred Angelo no ha dado ninguna respuesta oficial. Todas aquellas que sucumbieron ante la colección de vestidos de novias inspiradas en Disney que sacó recientemente la firma van a tener que esperar que esta vez si aparezca un verdadero príncipe azul que rescate sus vestidos.

Vea también:


En imágenes: ilusiones ópticas que no podrás parar de mirar

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad