null: nullpx

Le habló de sus estudiantes de bajos recursos a su compañero de vuelo y terminó recibiendo 530 dólares de los que iban en el avión

Kimber Bermúdez contó en una publicación de Facebook que se ha hecho viral cómo en un vuelo de Chicago a Florida terminó inesperadamente recogiendo dinero "para hacer algo bueno" por sus alumnos.
18 Jul 2018 – 7:55 PM EDT

Kimber Bermúdez, una profesora de Chicago, tomó el vuelo Southwest 1050 hacia Florida el 10 de julio para visitar a sus padres en lo que iba a ser un vuelo emotivo y esperanzador.

El hombre que viajaba a su lado, en un momento interrumpió el silencio y le preguntó por su profesión. Ella le contó que su trabajo era ser educadora del colegio Fuentes, de Chicago y que esa era su verdadera pasión.

Cuando su compañero de silla le preguntó por cuáles eran los mayores retos que afrontaba en su trabajo, ella le describió con detalle la precariedad de las condiciones en las que sus estudiantes vivían. Le dijo que trabajar en un colegio elemental de bajos recursos podía ser descorazonador.

Aunque Bermúdez no tenía ninguna pretensión con su historia más que contar lo complicado que es estar de cara a que en pleno 2018 “aún haya niños que vayan con hambre al colegio”, su interlocutor le pidió los datos de su colegio porque su compañía hacía donaciones a instituciones como esa.

En ese momento, sin embargo, algo extraordinario ocurrió: “El hombre que estaba detrás de mi me tocó el hombro. Se disculpó por haber oído mi historia y me pasó un fajo de billetes. Me dijo que hiciera algo bueno con eso y se sentó de vuelta”, contó Bermúdez en una publicación de Facebook que ha hecho viral su historia colectando hasta ahora más de 1,600 comentarios.


Bermúdez no se atrevió a contar la plata, cumpliendo a cabalidad con lo que su madre siempre le enseñó de que contar dinero en frente a la gente era mala educación. Pero cuando la mujer creyó que ese vuelo no podía traer una sorpresa más, otro hombre, de unas sillas atrás también se le acercó y le dijo que, aunque él no tenía tanto dinero, sí había oído su historia y quería darle algo y le entregó un billete de 20 dólares.

Bermúdez cuenta en su post que cuando ya estaba a punto de llorar por la inesperada reacción que había creado su historia, otro pasajero más se acercó para ofrecer un billete más. “Solo tengo esto”, le dijo el pasajero que le dio 10 dólares.


La mujer al dejar el avión descubrió que su primer donante le había entregado 500 dólares. “Haría lo que sea por mis estudiantes y quiero agradecerles a esos extraños. No sé el nombre del hombre que me dio esos 500 dólares, pero merece tener un reconocimiento. Agradezco que haya gente buena en este mundo. Ningún niño debería sufrir de precariedades”, escribió la mujer que viajaba en la silla C de la fila 14 del avión.

La historia viral, según ha contado su protagonista, ha inspirado a muchos a tener esa misma acción para ayudar a los estudiantes de Chicago más necesitados.

11 respuestas locas de niños que se hicieron virales y pusieron a pensar a los adultos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad