null: nullpx

Las mejores fotos de Barack Obama, Michelle y las niñas fueron presentadas por Pete Souza en Miami

El que fuera el fotógrafo oficial de la Casa Blanca presentó en la Feria del Libro de Miami su libro 'Obama, an intimate portrait' y recontó anécdotas de la vida del presidente en sus años en la Casa Blanca.
19 Nov 2017 – 05:40 PM EST
Comparte
Una de las emblemáticas imágenes del fotógrafo de la Casa Blanca Pete Souza que se mostró en la conferencia del a Feria del Libro de Miami. Crédito: Pete Souza

MIAMI, Florida. Una larga fila aguardaba por Pete Souza en la Feria del libro de Miami. El día esplendoroso de playa que se insinuaba afuera del recinto ferial no iba a hacer desistir a nadie de oír al artífice de más de dos millones de fotografías del presidente Barack Obama durante sus 8 años de mandato.

Había una especie de euforia colectiva. Como una familia unida que se junta para ver los viejos álbumes fotográficos en la sala de la casa, aquí, hombres en bermudas y de la mano de sus pequeños hijos, parejas jóvenes y muchas señoras se reunían para hacer algo inusual un domingo: ver fotos de su expresidente y oír las anécdotas, los cotilleos y las remembranzas del fotógrafo que las había tomado.

El hombre que, según las propias palabras de Obama, “estuvo con él más tiempo que ningún otro miembro de su familia”, y que, además de tener un gran ojo, tuvo siempre “el talento de hacerse invisible”, finalmente apareció en el escenario y empezó a repasar algunas de sus retratos emblemáticos.

La sala oscurecida y abarrotada de gente desplegaba en dos pantallas a un gigantesco Barack Obama que con desparpajo subía las piernas sobre el escritorio, dos días después de haber sido elegido como senador de Illinois, en 2005. Era el primer retrato que le había hecho Souza a Obama. “Desde entonces, cuando empecé a perseguir a Obama como senador tuve la sensación de que podía estar en frente del futuro presidente de los Estados Unidos”.

Loading
Cargando galería


Luego, en las pantallas apareció la primera fotografía que Souza le tomó al presidente sentado en la Oficina Oval, fechada el 21 de enero de 2009. “Cuando el entrante secretario de prensa del señor presidente me llamó para ofrecerme el trabajo de ser jefe de fotografía de la Casa Blanca le puse una condición: necesito acceso a todo, a todo, incluso si es clasificado”. La sala veía con atención los retratos pero conforme iba viendo personajes de sus afectos como las hijas del presidente Malía, Sasha, Michelle Obama y hasta los perro, tenía la tentación de aplaudir y hasta de pararse de sus sillas, como si los personajes de las fotos pudieran oír su entusiasmo.

Las imágenes de tono oficial tomadas por Souza –que sin duda se convierten en documentos con un tremendo valor histórico–, fueron superadas por retratos más íntimos del presidente y su familia.

Unos instantes después del tradicional baile inaugural, Pete Souza logró capturar justo el momento en el que él y Michelle Obama, un par de esposos, recién convertidos en presidente y primera dama, acercan sus cabezas en señal de complicidad. El gesto de coquetería de inmediato conmovió a la sala.

Pete Souza fue la única persona que cruzó todas los límites posibles, la única que de verdad vio a Barack Obama en todas su facetas. “Ciertamente, el Asesor de Seguridad Nacional estaba en todas las reuniones de Seguridad Nacional. Bueno, yo también. Ciertamente sabes que su asistente personal estaba presente cuando los niños entraban en la habitación. Bueno, yo también”.

Loading
Cargando galería

Souza también capturó a Barack Obama agachándose –casi en gesto de reverencia– y dejando que un pequeño de 5 años le sobara la cabeza. “Era mayo 8 de 2009, el presidente había invitado a la familia de Carlton Philadelphia a su despacho cuando de repente el hijo mejor de la familia interrumpió la conversación y le preguntó al presidente que si su pelo se sentía como el suyo. 'Por qué no lo pruebas por ti mismo', contestó Obama, que hizo un gesto que solo pude capturar en esta única fotografía”.

En su cámara también quedó capturado ese momento justo cuando en una presentación oficial, Barack Obama le robó de los brazos a Michelle el bebé de una madre que lloraba a gritos y que tan pronto estuvo en las manos del presidente se calmó, ante el asombro de todas las mujeres que habían sido testigo del episodio.

En ese exhaustivo álbum de imágenes de Obama y su vida en la Casa Blanca que entre carcajadas presenció la audiencia de la Feria del Libro de Miami pareció quedar delatada la verdadera relevancia que tuvieron las fotos de Pete Souza durante el gobierno de este presidente.

Sus imágenes, publicadas de manera novedosa desde 2009 hasta 2016 en cuentas de Instagram y Flickr, ayudaron quizás como ningún otro elemento a crear una cierta imagen de Obama, la imagen de un hombre desparpajado, cuya sonrisa constante pareció desafiar todos los formalismos.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Trending

Más contenido de tu interés