La historia viral de una novia atrapada en un atasco en Oxaca que logró llegar a su boda gracias a un motociclista

En medio de uno de los tradicionales embotellamientos de tráfico que se viven en esta ciudad mexicana, Alma Santiago tuvo que salir a la búsqueda de un motociclista que le permitiera llegar a la Catedral. Luego de lograr dar el esperado sí, intentó contactar al joven motorizado que le había ayudado para retribuirle su buena obra.

Alma Santiago tenía que estar el sábado 2 de diciembre a las 11:00 a.m. en la Catedral de Oxaca. Su prometido la esperaba para decir sí ante el altar. Sin embargo, la novia vestida con pomposo vestido no calculó que el trayecto de su casa a la iglesia que normalmente le tomaba unos cuantos minutos se iba a convertir en una infinita espera justo el día de su boda.

En medio de un atasco, Alma empezó a notar con preocupación que estaban gastando casi 20 minutos por cuadra y que todavía faltaba unas cuantas para llegar. Mientras su esposo la esperaba impaciente en la iglesia y la alentaba por el celular para que llegara pronto, a los que la acompañaban se les ocurrió una inesperada idea.

Mientras los carros parecían inmóviles, las motos pasaban a sus anchas. Entonces decidieron que era momento de que la novia se subiera en una moto y llegara a tiempo a su esperada boda. Lo que no calcularon es que no iba a ser tan fácil que cualquier desconocido motorizado accediera llevar a la mujer con su vestido blanco al altar.

Hicieron todos varios intentos de convencer a los motociclistas hasta que por fin un joven se apiadó de la varada novia: “Llegó un hijo de Dios y me subió en su moto y empezamos a pasar entre los carros. No me importaba si se manchaba el vestido o si se quemaba con el tubo de escape. Luego los policías de Palacio de Gobierno no me querían dejar pasar y la gente les gritaba ‘pero es por amor’. Luego tuvimos que meternos en una calle en sentido contrario y cuando llegamos al Zócalo él me dijo que me bajara ahí y yo le dije que no, que me tenía que llevar hasta las escaleras de la Catedral”, contó la novia en un video en Facebook en donde recreó toda la aventura.


Una vez casados, los novios decidieron publicar el video que se ha vuelto viral para lograr conseguir al joven motorizado que se apiadó de la situación y sin ninguna retribución a cambio permitió que la pareja se casara.

En la página de Facebook ‘Noticias Oaxaca Voz e Imagen’ se compartieron varias fotos divertidas hechas por Erick David de la novia con su enorme vestido yendo a toda velocidad en la parte de atrás de la moto con el hashtag #SoloenOxaca y con un claro mensaje: “Las mujeres en Oaxaca son de palabra, ni el bloqueo de locatarios en el mercado impidió llegar al altar a esta novia”.


Los comentarios de las fotos que han colectado más de 4,600 likes resultaban incluso más graciosos que las imágenes mismas: “Cruzaré los bloqueos, locatarios, los retenes. Por irte a encontrar salvaría manifestantes, normalistas, sindicatos, sin exagerar. Por poder mirarme en tus ojos bonitos", escribía a manera de verso un internáuta inspirado con la historia.

“Con lo escaso que están los valientes que se quieren casar, después de encontrar uno de esos en peligro de extinción yo hasta en bici llego”, agregaba otra que también celebraba la hazaña.

Finalmente, todo el despliegue en redes permitió que la pareja encontrara al bueno prójimo que los había ayudado a concretar la boda quien, sin embargo, no quiso aceptar ninguna retribución. A la novia solo le queda un deseo: "Ojalá existan más personas como él que ayuden al próximo y ojalá que no haya más bloqueos".

Vea también: