null: nullpx

Este payaso aterroriza a algunos en Houston cuando sale a entregar dulces

Los dueños de una tienda de donut contaron que una vez que anunciaron cómo harían la entrega intentaron buscar alguien que se colocara el disfraz, pero nadie apareció, así que lo hicieron ellos mismos.
19 Oct 2018 – 5:53 PM EDT

Desde que los dueños de una tienda de donuts en Houston anunciaron que quien entregaría los pedidos de octubre sería alguien vestido de payaso, el teléfono no dejó de sonar. Decenas de personas llamaron pidiendo el servicio especial de Halloween.

Sin embargo, nadie llamó para ponerse el disfraz, así que su propio dueño, Matt Whitney, se pintó la cara, se puso el colorido traje y salió a llevar las donuts en una caja en la que se lee el mensaje "¿quieres Hurts Donut?", como se llama la tienda.


"Pusimos un anuncio para contratar a un aterrador payaso y nadie se presentó", dijo Whitney al diario local Houston Chronicle. "Nos sorprendimos. Creo que nadie quería ser payaso".

Whitney supone que tomar un empleo como ese podría haber generado el temor a que cualquiera pudiera dispararle asustado y en defensa personal. Así que los posibles interesados, posiblemente se arrepintieron de aplicar al puesto.

El jueves realizaron una de las entregas. En el trayecto, mientras caminaba en un edificio de oficinas, había quienes le gritaban: "Asustarás a alguien con eso". Mientras, otros solo sacaban sus teléfonos celulares y le tomaban fotos para compartirlas en sus redes sociales.

Whitney admitió al diario que disfruta asustando a la gente y que debajo de la máscara solo se reía.

"Hoy fue realmente divertido caminar por el centro, porque generalmente las entregas que hemos hecho hasta ahora, simplemente nos hemos metido en un lugar y realmente no estás cerca de la gente", dijo al Chronicle. "Solo ver a la gente en la calle es gracioso. Y no puedes notar que estoy sonriendo y riéndome debajo de esta máscara".

Después de dejar las donuts en manos de su dueño, Whitney se quita la máscara.

Las entregas del payaso comenzaron el 17 de octubre y la tienda ya está completamente saturada de pedidos. El costo es de 50 dólares e incluye una docena de donuts que son entregadas por el hombre disfrazado que llega en el carro de la tienda.

De cara al próximo Halloween ya están pensando en nuevas estrategias, como que haya una persona disfrazada de payaso en el centro de Houston y así facilite las entregas en un día de tráfico. "Si hubiéramos estado un poco más preparados y sabiendo lo que sabemos, creo que hubiésemos podido hacer el doble de entregas durante todo el mes".

Ve también:


El acoso mediático en los XV de Rubí: "Tenemos que irnos de nuestro evento para que se queden ustedes"

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingGenteEstados Unidos
Publicidad