null: nullpx

Esta es la historia detrás del raro centavo, que tras ser guardado 70 años, podría ser subastado por $1.7 millones

En 1943, justo durante la Segunda Guerra Mundial, se produjo uno de los errores más famosos de la Casa de la Moneda de Estados Unidos: unas particulares monedas que han sido buscadas por ciudadanos comunes por más de siete décadas. Ahora una casa de subastas ha encontrado un ejemplar y planea subastarlo este próximo jueves.
9 Ene 2019 – 1:38 PM EST

Don Lute Junior, un hombre de Massachussetts, guardó por más de siete décadas una particular moneda de un centavo que un día cuando tenía 16 años recibió en el cambio que le habían dado por su almuerzo. Este jueves 10 de enero esa moneda será subastada por un valor histórico que, según expertos en numismática, puede alcanzar los 1.7 millones de dólares. Esta es la historia detrás de millonario centavo.

En 1943, en medio de las precariedades que había traído la Segunda Guerra Mundial, la Casa de la Moneda de Estados Unidos decidió que las monedas de un centavo (penny) no podían seguir siendo producidas en cobre, un metal que era indispensable para construir cableados telefónicos, carcasas y otros elementos estratégicos para que el país pudiera mantener su ventaja frente a los adversarios de los Aliados.

La resolución hizo que millones de monedas emitidas en ese año fueran hechas en materiales más vulgares: acero y zinc. Sin embargo, por un error de producción, en las planchas de impresión, unos pocos penny se hicieron con el preciado y prohibido cobre y salieron a circulación creando uno de los mitos más perseguidos por los coleccionistas de monedas desde hace más de 70 años.

Las poquísimas monedas con la estampa de Abraham Lincoln hechas en cobre en esos tiempos precarios crearon a su alrededor historias alocadas que decían que, incluso, el mismo Henry Ford estaba dispuesto a dar un automóvil a cambio de que alguien le llevara una de esas rarezas. El mito resultó por supuesto falso, pero ayudó a alimentar la fantasía que desde artículos de prensa, comics e historias de barrio incrementaron la fama de las monedas que personas corrientes siempre imaginaban llegar a tener en su monedero.

En 1947, el para entonces joven Don Lute Junior estaba al tanto de la existencia de esas monedas. Por eso reconoció de inmediato que el centavo que le habían dado tras comprar su almuerzo y que llegó a parar accidentalmente a su bolsillo era único.

Sin embargo, cuando oyó que los rumores de Ford no eran ciertos, y cuando incluso intentó cotejar él mismo con la Casa de la Moneda si su moneda podía ser un verdadero tesoro, todas las fuentes que consultó no solo le dijeron que esa monera era falsa, sino que le dejaron saber que toda esa historia era un invento. "En lo que respecta a su reciente consulta, le informamos que los centavos de cobre no se produjeron en 1943. Todos los centavos que se imprimieron en 1943 fueron de acero recubierto de zinc", cita la página web de la casa subastadora Heritage Auctions.

Ante tanta negativa el joven decidió que la moneda tenía suficiente valor para él y la guardó en una pequeña caja. Ahí permaneció hasta el pasado mes de septiembre de 2018, cuando Lute falleció y cuando, al ser revisadas sus pertenencias, fue encontrada la moneda.

Lejos de lo que le hicieron creer al joven en su momento, el mito de las monedas de cobre impresas durante la guerra estaba lejos de ser una mentira, con los años varios ejemplares han sido encontrados y valorados por las casas de la moneda de San Francisco, Filadelfia y Denver, aunque los expertos desestiman que haya más de 10 o 15 aún circulando.

Este centavo que será subastado es un espécimen de color marrón oliva ligeramente circular, con notas de acero y pátina de color rojo cobre en ciertas áreas.

Sarah Miller, vocera de la casa subastadora Heritage Auctions, aseguró en un comunicado que “esta moneda hace parte de unos de los errores más famosos de la numismática de Estados Unidos y eso es lo que hace este hallazgo tan excitante. En realidad, nadie sabe a ciencia cierta por cuánto será subastada".

Esta nueva subasta ha hecho que millones en Estados Unidos, como lo hicieron ciudadanos comunes a finales de los años 40, estén dándole una segunda mirada a sus centavos antes de ponerlos en ese monedero olvidado.

📷 El mayor premio de lotería de la historia: 10 cosas excesivamente caras que el ganador podría comprar

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad