null: nullpx

El viejo y peligroso reto viral de inhalar condones: un experto en Texas desata las alarmas

En una clase para padres, el especialista en educación Stephen Enriquez ha hecho énfasis en un particular reto que surgió en 2013. Aunque en Youtube esta parece una tendencia más bien muerta, la comunidad médica empieza a hablar sobre sus potenciales peligros.
2 Abr 2018 – 4:40 PM EDT

Stephen Enriquez, un especialista en educación del estado de Texas ha empezado a impartir algunas clases para entrenar a los padres en las nuevas tendencias en las que están envueltos sus hijos. Lejos de solo hablar de problemas de alcoholismo o drogas, sus charlas han tratado reiterativamente los peligrosos retos virales en los que los jóvenes se suelen enlistar.

Enriquez ha hecho especial énfasis a los padres sobre el renacer de un viejo reto que se propagó en YouTube en 2013, que consistía en aspirar un condón por la nariz y hacer que pasara por toda la fosa nasal hasta llegar a la boca. Según le confesó a la cadena local KABB, asociada a Fox, "en estos días nuestros adolescentes están haciendo todo lo que sea necesario para conseguir likes, seguidores y suscriptores".


Si se revisa en detalle los videos del peligroso reto de “aspirar condones” que están subidos en YouTube todos tienen fechas que datan de entre 2013 y 2014. Justamente en abril de 2013, The Huffington Post reportaba cómo un video de una jovencita haciendo el extraño acto de ponerse un condón dentro de la nariz se había vuelto viral y ahora era imitado por miles en las redes sociales. Pero resulta particular, pese a la advertencia del experto en educación texano, que el reto haya emergido recientemente sin que haya tenido su correspondiente renacer viral. ¿Es acaso esa tendencia un viejo reto ya olvidado, que gracias al especialista ha vuelto a cobrar vida?

Sin mucha evidencia al menos en términos de redes sociales de que eso se esté replicando entre los jóvenes, una nueva advertencia sobre este reto se ha oído en los medios, esta vez, de parte de la comunidad médica.

En su columna de la revista Forbes del pasado 31 de marzo, Bruce Y. Lee profesor asociado del Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health se ha referido a dos casos de aspiración de un condón que están a la mano en la literatura médica advirtiendo, sin embargo, que en ambos casos se trató de un accidente y no de un acto deliberado como parece estarse esparciendo recientemente entre los jóvenes.

El primero, según cuenta el colaborador, se trató de una mujer de 26 años quien practicando sexo oral tragó accidentalmente un condón que pasó por su tráquea y terminó en sus pulmones ocasionándole una seria neumonía. El segundo, un caso parecido de una mujer de 27 que practicando también sexo oral tragó un pedazo de condón que terminó en su apéndice generándole apendicitis.

El experto médico usa esos ejemplos solo para poner de manifiesto los verdaderos riesgos que se corren con la idea, desagradable por demás, de pasar un preservativo por las fosas nasales y hacerlo circular por las vías respiratorias o digestivas. “¿Vale de verdad todo ese riesgo solo por más seguidores o tener más reproducciones?”, pregunta Lee.

Más allá de que el experto en educación esté alarmando de más o no a los padres sobre lo que puedan hacer los jóvenes con un condón, y más allá de las verdaderas consecuencias médicas que puede acarrear semejante reto, lo cierto es que esos padres deberían estar al tanto de que entre inhalar canela en polvo, comer detergente líquido, ponerse sal en las manos mientras sostienen un cubo de hielo o prenderse fuego después de haberse roseado con alcohol, los retos que nacen y se propagan por Internet son, sin duda, una peligrosa forma a través de la cual los jóvenes se divierten, se conectan y, claro terminan protagonizando las noticias cuando son llevados de urgencias a alguna clínica.


En imágenes: ilusiones ópticas que no podrás parar de mirar

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad