null: nullpx

El cojín de Zuckerberg y las dudas sobre si es un robot: curiosidades de la comparecencia en el Senado del CEO de Facebook

Mientras el fundador de Facebook respondió durante 4 largas horas las preguntas de varios senadores, las redes sociales no dejaron pasar por alto una serie de graciosos detalles que se produjeron mientras el empresario de 33 años intentaba explicar complejidades de la tecnología a los legisladores mayores.
10 Abr 2018 – 07:12 PM EDT
Comparte
En las redes sociales circularon varias imágenes del cojín de cuatro pulgadas que usó Mark Zuckerberg para lucir más alto durante su comparecencia en el Congreso.

Las cuatro largas horas de preguntas que le hicieron los senadores a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, se convirtieron en un prolífero caldo de gracias, memes y críticas para las redes sociales que no dejaron pasar por alto ningún detalle: desde el cojín de la silla de Zuckerberg, para lucir más alto, hasta su reticencia a tomar agua y a hacer un break, a pesar de la extenuante jornada. Así narraron las redes sociales, este emblemático encuentro.

Sentado en un cojín para ganar algo de altura

Durante la comparecencia de Mark Zuckerberg en el Congreso, alguno que estaban realmente cercanos al creador de Facebook no pudieron evitar notar que un cojín de cuero negro había sido añadido a su silla. Ante el descubrimiento, los internautas empezaron a bromear con el hecho de que sus colegas de Facebook hubieran elegido tan antigua tecnología para hacer que Zuckerberg, que mide 5’11 (1,70 metros), luciera suficientemente alto y mayor frente al micrófono y ante los medios. “Su equipo lo tiene sentado sobre un cojín de 4 pulgadas durante el testimonio porque saben que es importante que no se vea pequeño o manso en las fotos”. Para otros usuarios de Twitter, el cojín hacía parte de una clara estrategia para que no se infantilizara a su jefe siempre llamado “el niño genio” detrás de Facebook.

Senadores usando carteles para hablar de alta tecnología

Para los que están acostumbrados a ver largas sesiones en el Congreso quizás no representa ninguna sorpresa que la tecnología con la que cuentan los senadores para hacer referencia a cosas puntuales que quieren señalar, no es un video, ni la proyección de un video, sino unos bien elaborados carteles. Sin embargo, el hecho de que para tratar de entender cómo ha funcionado Facebook y cómo se ha inmiscuido en temas tan serios como las elecciones presidenciales sean usados estos carteles hechos a mano parecía la mejor metáfora de la dificultad de los legisladores para entender lo que Zuckerberg explicaba. Como bien lo sentenció un internauta en las redes: "Mark Zuckerberg está viviendo la peor pesadilla que puede tener un joven: tratar de explicarle a los mayores de la Nación cómo funciona la tecnología".

Zuckerberg no quiere parar, no necesita un break (después de dos horas)

“Podemos ir a un break”, dijo contundente el jefe del Comité Judicial del Senado, el republicano Charles Grassley, quien lideró la intervención del fundador de Facebook en el Capitolio. Habían pasado dos horas de intensas preguntas, sin embargo, Zuckerberg insitió en que podía seguir. Después de que otro grupo de senadores más intervinieran y lanzaran cuestionamientos, Grassley volvió a insitir “podemos deternos aquí”, a lo que Zuckerber volvió a negarse.

La resistencia del empresario se convirtió en excusa para que las redes sociales hicieran bromas sobre su “falta de humanidad”, comparándolo con un robot, y hasta celebrando que bebiera agua para mostrarse más parecido a un ser humano real. "No te olvides de beber agua, a los humanos les gusta el agua", decían con gracia unos mientras otros replicaban: "Así luces cuando estás tratando fuertemente parecer una persona real y no un robot".

¿Cúal es el Mark Zuckerberg verdadero?

A las afueras del Capitolio, cien Marks Zuckerbergs falsos, reproducidos a tamaño real y con la tradicional camiseta negra y jean que acostumbra usar el real, aparecieron para llamar la atención y hacer presión política sobre la responsabilidad de esta empresa de tecnología ante la creación de cientos de millones de cuentas ficticias y de la creación y propagación de noticias falsas. El centenar de reproducciones de Zuckerbergs estuvo a cargo del grupo Avaaz, que se identifica así mismo como una organización de defensa global que se centra en cuestiones nacionales y regionales.

¿Mostró Zuckerberg "humildad y encanto"?

En los días previos a la aparición de Zuckerberg en el Congreso, el New York Times informó cómo el equipo de Facebook había contratado a un equipo de expertos, incluido un exasistente especial del presidente George W. Bush, para impartirle al fundador de la compañía algo de “humildad y encanto”. El empresario de 33 años famoso por su falta de carisma para hablar en público y su timidez terminó convirtiéndose en el centro de la atención de todos los medios y fotógrafos que asistieron al recinto. Esta imagen debería ser suficiente prueba de las lecciones aprendidas por Zuckerberg en los últimos días.

Vea también:


Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Trending

Más contenido de tu interés