null: nullpx

Diana de Gales y el príncipe Carlos medían igual. Pero estas imágenes dicen lo contrario ¿por qué?

Twitter acaba de revivir un debate que se dio 36 años atrás cuando el mundo se preguntó por qué si en la boda real el príncipe se veía de la misma altura que la princesa, en la estampita conmemorativa se hizo ver a Diana una cabeza más pequeña. El profesor Philip N. Cohen se hace viral dando sus análisis.
21 Mar 2017 – 5:47 PM EDT

Diana de Gales y el Príncipe Carlos tenían casi la misma altura, o como el mismo Palacio de Buckingham admitió públicamente en los periódico el 26 de julio de 1981: “El príncipe mide 5,11 pies mientras Diana, 5,10’”. Sin embargo, a pesar de esta escasa diferencia en la mayoría de fotografías, y sobretodo en la estampa que celebró su matrimonio, el príncipe solía parece hasta una cabeza más alto que la princesa. ¿Por qué?

Esa pregunta se la lleva haciendo desde hace décadas el profesor de sociología Philip N Cohen, quien el pasado 15 y 17 de marzo se atrevió a poner uno de los ejemplos clásicos que usa en clase para hablar de aquella arraigada norma social de "el hombre es más alto". Evocando la estampa que conmemoró la boda real el 29 de julio del 81 entre Diana y Carlos, el profesor sentenció: “Ellos eran de la misma estatura”.


Su publicación empezó a tener alcances inesperados para él, que tantas veces había echado mano de la imagen y que incluso sabía que en su momento, 36 años atrás, también había levantado debate. Mientras algunos iracundos internautas lo acusaban de manipular la imagen y dar una falsa impresión, otros lograban entender el propósito de rescatar la vieja estampa.


Con la intención de aclarar su objetivo, el profesor recogió 8 diferentes imágenes en las que era evidente que a pesar de que la pareja compartía su estatura, se hacía ver sistemáticamente más baja a Diana. Twitter revivió un escándalo que llegó a los periódicos.

En su momento, el Palacio de Buckingham tuvo que explicarse públicamente en The New York Times ante las críticas que decían que a pesar de que en la boda la pareja se veía del mismo tamaño, en la estampa se hacía ver una diferencia de estaturas extraordinaria. La explicación que dieron fue sencilla: la estampilla había tenido que diseñarse así porque se requería un espacio vacío para poner el valor del sello, razón por la cual el príncipe Carlos se había parado sobre una caja para lucir más alto. El profesor Cohen, sin embargo, estaba en plenas capacidades de revertir ese argumento, (que de hecho había consignado en su libro ‘The family')

Para él la estrategia se trataba de reforzar a través de las imágenes populares la norma del hombre alto y protector, frente a la mujer débil y baja. “La media del hombre en Estados Unidos es de 6 pulgadas más alto que el promedio de la mujer, la rígida adherencia a la norma ha resultado en el reforzamiento de la ida que se infiera de esta dicotomía: el grande es más fuerte, el más bajo es más débil”, explica Cohen en su detallado blog.

La socióloga de imágenes Lisa Wade lo ha puesto en estos términos: “Este esfuerzo de hace relucir a Carlos más alto es un compromiso social con la idea que los hombres siempre son así. Y cuando nuestros cuerpos y nuestras parejas no siguen estas reglas, muchas veces nos vemos haciendo grandes esfuerzos para preservar esta ilusión”.

La estampilla del príncipe Carlos y Diana de Gales guardando unos importantes centímetros de diferencia en su altura está lejos de ser una ilusión, de hecho, según estudios que el mismo Cohen cita, aún en nuestros días y lejos de la rigidez de la monarquía una esposa más alta que su marido sigue siendo una rareza.

Vea también:



Ni Kate Middleton ni el mundo han olvidado a Lady Di (aunque hayan pasado 20 años de su muerte)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad