null: nullpx

Despiden a una mujer por mancharse dos veces con su periodo en la oficina y ahora ella los ha demandado

Una demanda interpuesta en el Circuito 11 de la Corte de Apelación en Georgia busca que a Alisha Coleman la reintegren a su trabajo después de que supuestamente la despidieran tras tener dos inconvenientes con su periodo en la oficina.
23 Ago 2017 – 5:53 PM EDT

Alisha Coleman trabajó en el servicio 911 de Georgia hasta el mes de abril de 2016. La razón de su despido no fue su mal desempeño o que llegara tarde, -por el contrario Coleman ha manifestado su gusto y compromiso por ayudar a la comunidad-, en realidad la razón que la sacó de su trabajo es que tuvo dos incidentes con su periodo.

Sí, cercana ya a la edad de la menopausia, Alisha experimentó lo que miles de mujeres han experimentado alguna vez en su vida: el periodo llegó sin avisar y manchó su vestido y el periodo llegó tan fuerte que no hubo toalla higiénica que lo controlara. Escenas que aunque el mundo laboral quiera mantener al margen son cosas con las que las mujeres lidian en su cotidianidad.

De hecho, como lo revela este estudio, un 86% de las mujeres en Estados Unidos ha tenido que enfrentar que le llegue su periodo en público sin tener los elementos necesarios para lidiar con esto y como lo dijo Nancy Kramer, fundadora y CEO de la gigante agencia de mercadeo Resource, después de contar un propio incidente con su periodo durante una conferencia en Silicon Valley, “menstruar en el trabajo es aún una experiencia muy poco placentera”.

Alisha Coleman después de ser despedida ha decidido que vale la pena que no solo su caso se conozca sino que sus derechos sean restituídos. Representada por la organización American Civil Liberties Union de Georgia, esta mujer ha entablado una demanda en contra de la agencia de empleo ‘Bobby Dodd Institute’ que primero le puso una advertencia disciplinaria y luego la despidió por “no practicar altos estándares de higiene personal y mantener una apariencia limpia y adecuada durante sus labores”.

Según lo describe la demanda, el primer incidente ocurrió en agosto de 2015 cuando Coleman se dio cuenta de que su periodo había manchado no solo su vestido sino además su silla. Aunque en ese momento su manager le dio permiso de ir a casa a cambiarse de ropa le advirtió que si eso sucedía alguna otra vez tendrían que despedirla. En abril de 2016, Coleman de nuevo tuvo otro incidente con su periodo, esta vez justo de camino al baño. El vaticinio de su jefa, que en principio parecía un ridícula amenaza, se cumplió.


“Echar a una mujer por tener su periodo en el trabajo es ofensivo e insulta a todas las mujeres que trabajan. Un periodo fuerte es algo que casi todas las mujeres han experimentado y Alisha fue avergonzada, señalada y luego despedida. Eso es ilegal bajo las leyes federales”, explicó la abogada de ACLU Buckley Beal, en el Circuito 11 de la Corte de Apelación una vez que en principio, una corte distrital desechó este caso en febrero de este año.

“Las leyes federales están ahí en principio para proteger a las mujeres de ser castigadas, acosadas o despedidas por cuestiones de género, y tener de manera repentina tu periodo en el trabajo y que te despidan por eso parece la esencia misma de las discriminación por género”, dijo por su parte, Galen Sherwin, abogada del proyecto por los derechos de las mujeres de la organización.

La agencia de empleo que contrató a Coleman fue contactada por Usa Today y explicaron que aunque no podían dar detalles por asuntos legales, ellos habían “seguido todos los protocolos”.

Habrá que esperar si la apelación resulta a favor de Coleman, por lo pronto en mucho otros países del mundo, en lugar de estar pensando en despedir a las mujeres por tener su periodo están pensando en darles unos días libres.

Vea también:

10 cosas que comprar con los 51,500 dólares que cuesta la chaqueta de Melania Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad