null: nullpx

Caminó 22 millas para poder empezar su primer trabajo, su jefe se enteró y lo compensó con un auto nuevo

La historia de Walter Carr se supo gracias a que un policía lo encontró en la carretera de Homewood a Pelham, Alabama, y se encargó de contar su hazaña que se ha hecho viral en Facebook.
17 Jul 2018 – 7:17 PM EDT

Walter Carr, un joven de Homewood, Alabama, había conseguido obtener su primer trabajo, había sido contratado por la compañía de mudanzas Bellhops. Sin embargo, justo cuando recibió la llamada de su jefe para su primera asignación, -que además le serviría de entrenamiento-, Carr se dio cuenta de que su carro se había averiado.

El lugar en donde tenía que estar al día siguiente, 14 de julio, a primera hora para la mudanza de la familia Lamey quedaba en Pelham, a 22 millas de su casa, pero antes de reportar su inconveniente y excusarse ante su jefe por no poder ir, el joven tomó una decisión que terminaría por llevarlo a las noticas, hacerlo viral en las redes sociales y ganarse un premio-reconocimiento totalmente inesperado.

Carr decidió empezar a caminar la noche anterior para estar así a la hora justa en la dirección asignada. En ninguna circunstancia iba a poner en riesgo la oportunidad de poder cumplir su trabajo,

En su camino, después de recorrer larguísimas autopistas, un oficial de policía lo detuvo y lo increpó por lo que estaba haciendo a esas altas horas de la noche en medio de la nada. Walter Carr, aún estudiante de secundaria, le contó la particular razón al oficial, quien se ofreció a llevarle a su lugar de destino.

El policía y el joven llegaron a Pelham, también en Alabama, a la casa de la familia Lamey a las 6:30 de la mañana, mucho más temprano que todos sus otros compañeros. Cuando Janny Hayden Lanny abrió la puerta se sorprendió con la inesperada visita, según contó en un post de Facebook que se ha hecho viral y en el que la mujer detalla cómo el policía introdujo a Carr y les contó su pequeña hazaña.

“El policía nos contó que le había dado desayuno, que había revisado su historial. Nosotros le ofrecimos que si quería descansar un poco mientras el resto de los encargados de la mudanza, pero él dijo que estaba listo para empezar a trabajar”, narró la mujer quien luego detalló que el joven había dormido cuatro horas antes de salir justo a la media noche, que era originario de New Orleans y que él y su familia había perdido todo despúes del huracán Katrina azotó la ciudad en 2005.

La historia que se ha compartido más de 1,000 veces en Facebook, termina con un final feliz para todos.

Los Lanny tuvieron su mudanza con todos los hombres que la compañía había prometido iban ayudarles. Walter Carr por su parte y de manera inesperada fue premiado por su gesto: el propio CEO de la compañía de mudanza que lo contrató le regaló un auto nuevo para nunca más, ante la asignación de una mudanza, tenga que recorrer tantas millas a pie para cumplir con su trabajo.


Criminalidad, pobreza y alto costo de vida: Las peores 50 ciudades para vivir en EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad