Buscaron por toda la casa los billetes hasta que encontraron que su hijo había triturado todos sus ahorros

Una pareja de Salt Lake City se percató el domingo pasado de que el sobre donde guardaban dinero mes a mes para pagar sus deudas había desaparecido. Lo que encontraron está entre la risa el llanto.
5 Oct 2018 – 1:16 PM EDT

Ben y Jackee Belnap, una pareja de Salt Lake City, llevaban ahorrando algo más de un año para devolverle al padre de Ben un dinero que les había prestado. Sagradamente depositaban los billetes en un sobre, pero el pasado domingo se percataron de que misteriosamente el paquete con $1,060 había desaparecido.

Buscaron por toda la casa. Vaciaron los cajones, revisaron debajo de los tapetes y en los clósets. Se les ocurrió también buscar en la basura y después de indagar en las bolsas llenas de papel encontraron finalmente el dinero, pero el estado de los billetes les rompió el corazón.

Su pequeño hijo Leo, de dos años, al que le habían enseñado a usar la máquina trituradora de papel para deshacerse de documentos viejos, había encontrado el sobre y pensando en ayudar a sus padres a deshacerse de esos papeles innecesarios sencillamente había hecho trizas el ahorro de sus padres.


Ben contó la historia en Twitter y publicó la foto de los billetes convertidos en pequeñas tiras verdosas de papel. Entre los comentarios de risas y condolencias, el matrimonio Belnap terminó enterándose de que la Oficina de Grabado e Impresión de Dinero de EEUU ofrece una solución en caso de que un niño destruya cientos de dólares por accidente.

La oficina cuenta, de hecho, con una división especializada en dinero masticado por ratones, destruido por las travesuras de un niño o deteriorado. Su principal objetivo es redimir el dinero de manera gratuita. El reparo puede ser hecho según explica la página web si “el 50% o menos de una nota identificable como moneda de los Estados Unidos está presente y el método de mutilación y evidencia de respaldo demuestra a satisfacción del Tesoro que las partes faltantes han sido totalmente destruidas”.

Lo que les ocurrió a Ben y Jackee Belnap no parece ser una excepción una vez que esta oficina maneja aproximadamente 30,000 reclamos por año, llegando a canjear más de $30 millones en efectivo mutilado.


En su cuenta de Twitter, se pueden ver fotos de como toda la familia ha estado trabajando en juntar la mayor cantidad de tiras de papel que pertenecen a los billetes para ponerlas en bolsas plásticas selladas y enviarlas a la Oficina de Grabado e Impresión. El dinero hecho pedacitos de papel será analizado y de tener suerte tendrá su dinero de regreso en un plazo de seis a tres años.

Mientras esa devolución ocurre, por lo pronto se han asegurado de que su pequeño Leo se mantenga lejos de la trituradora de papel.

11 respuestas locas de niños que se hicieron virales y pusieron a pensar a los adultos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Trending
Publicidad