null: nullpx
Trending

Creía que era una simple infección, pero los médicos le encontraron 4 abejas dentro del ojo

En un caso que los doctores de un hospital en Taiwán han descrito como algo por "primera vez en el mundo", una mujer tenía viviendo bajo el párpado varias abejas que se alimentaban de sus lágrimas.
10 Abr 2019 – 4:13 PM EDT

Para los doctores también fue una sorpresa. En un caso que al parecer no se había dado nunca antes, una mujer en Taiwán tenía viviendo cuatro abejas debajo del párpado de uno de sus ojos y aunque se empezaron a inflamar, ella nunca imaginó que se tratara de algo así de aterrador. Por suerte no se restregó demasiado cuando empezó a sentir la molestia, pues de haberlo hecho pudo haber quedado ciega, según advierten los médicos.

Todo empezó cuando He, como han identificado a la paciente, llegó al Hospital Universitario Fooyin en busca de ayuda con lo que ella pensaba que era una infección bacteriana. Allí los doctores la examinaron con microscopios para poder darle un diagnóstico acertado.

"Vi algo que se parecía como las patas de un insecto, entonces lo jalé lentamente bajo el microscopio", dijo Hung Chi-ting, jefe del departamento de oftalmología del hospital, citado por el Business Insider de Singapore.

Pero cuando el doctor Hung pensó que había encontrado la razón de la hinchazón en el ojo de la paciente vino la mayor sorpresa: había más de un insecto. Tras sacar la primera, encontró otras tres. "Las saqué despacio una por una sin dañar sus cuerpos", contó.

Las abejas habían hecho su nueva casa debajo del párpado de esta mujer, donde se estaban alimentando de sus lágrimas, explicaron los médicos en una conferencia de prensa la semana pasada, según reportó el diario The Washington Post.

Aunque no se conocían casos de este tipo, la explicación científica apunta a que este tipo de abeja, de la famila de los halíctidos, además de polen y nectar, ocasionalmente necesitan sal para suplementar su dieta. Algunos estudios recientes destacan que estas abejas buscan lágrimas como fuente de proteína, sin embargo no es común que lo hagan en los humanos.

Pero, ¿cómo llegaron las abejas al ojo de He? La explicación es que el día anterior ella había estado limpiando la tumba de un familiar en un festival tradicional chino en el que las personas visitan los cementerios para limpiar y organizar las sepulturas de sus muertos.

"Yo estaba visitando y organizando la tumba de un pariente con mi familia. Estaba en cuclillas y sacando ramas", explicó la mujer a reporteros locales.

Cuando estaba allí sintió que algo se le metió al ojo, pero pensó que era tierra, así que se limpió con agua y no se molestó más el resto del día. Pero con el pasar de las horas, los ojos se le empezaron a inflamar y en la noche un dolor agudo hizo que le empezaran a llorar, de acuerdo con la cadena taiwanesa CTS News.

Al día siguiente He, quien usa lentes de contacto, se fue para el hospital pensando que tenía una infección y fue cuando el doctor Hung le descubrió las abejas. Los médicos señalaron que fue una suerte que ella no intentara sobarse demasiado los ojos cuando empezó a sentir dolor, pues si lo hubiera hecho la inflamación de la cornea habría sido peor y hasta podría haber quedado ciega.

Después del susto, la mujer fue dada de alta y se espera que se recupere pronto de este episodio. Las abejas, por su parte, están aún vivas y van a ser objeto de estudio, según dijo el oftalmólogo a la BBC.

En cuanto al temor de quienes han conocido la noticia y se han puesto a pensar si les puede pasar, los expertos han advertido que es poco probable y no hay de qué preocuparse.

"En mi conocimiento, este es el primer caso de una abeja o una avispa encontrada en una parte de la anatomía de una persona, hasta donde yo sé", explicó Matan Shelomi, profesor de entomología de la Universidad Nacional de Taiwán al diario The Washington Post.

Shelomi agregó que "estoy seguro que las abejas se metieron en el ojo y quedaron atrapadas entre el ojo y el párpado: estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado".

"La mujer va a estar bien. Las abejas van a estar bien. Esto no es algo de lo que la gente tenga que preocuparse. No espero que volvamos a verlo de nuevo", expresó.

Mira también:


Ojos de insectos o células de una lágrima: estos son los ganadores del concurso de microfotografía

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingEnfermedades
Publicidad