null: nullpx
Relaciones Internacionales

Presidente chino a Trump: "la cooperación es la única opción correcta"

Xi Jinping y el presidente electo estadounidense acordaron durante una conversación telefónica "mantener una comunicación cercana, establecer una relación de trabajo y hacer realidad un encuentro en una fecha próxima".
14 Nov 2016 – 4:36 AM EST

El presidente chino, Xi Jinping, en su primera conversación con el próximo mandatario, Donald Trump, le expresó que "la cooperación es la única opción correcta para China y Estados Unidos".

Xi felicitó este lunes a Trump por su elección durante una conversación telefónica, mantenida casi una semana después de las elecciones en Estados Unidos el pasado martes, según publica la cadena de televisión estatal china, la CCTV.

"Los hechos prueban que la cooperación es la única opción correcta para China y Estados Unidos", dijo Xi a Trump, de acuerdo con la CCTV.

Asimismo, Xi subrayó que ambas partes "deben promover el desarrollo económico de los dos países y el crecimiento económico global, expandir la cooperación y los intercambios en todas las áreas, asegurar que la población de ambos países obtiene beneficios tangibles y pujar por un mejor desarrollo de las relaciones chino-estadounidenses".

Por su parte, Trump confirmó a Xi su voluntad en trabajar con China para fortalecer la cooperación bilateral y afirmó que cree que las relaciones entre las dos primeras economías mundiales "pueden definitivamente lograr un desarrollo superior", señala la CCTV.

"China es un gran e importante país, cuyo desarrollo sorprendió al mundo. Estados Unidos y China pueden lograr beneficiarse mutuamente", añadió el próximo inquilino de la Casa Blanca, citado por la prensa estatal china.


Por su parte, la oficina de transición presidencial de Trump confirmó la llamada en un comunicado que indica que el presidente electo de EEUU y Xi establecieron una "clara sensación de respeto mutuo", y que el sucesor de Barack Obama consideró que los dos líderes "tendrán en adelante unas de las relaciones más fuertes para ambos países".

Los dos acordaron durante la conversación "mantener una comunicación cercana, establecer una relación de trabajo y hacer realidad un encuentro en una fecha próxima", añadió este lunes un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Geng Shuang, en una rueda de prensa en Pekín.

Geng subrayó que la parte china "está en contacto" con la oficina de transición de Trump, y que lo "seguiremos estando".

La conversación entre Xi y Trump, la primera entre ambos de la que se tiene constancia, se produce mientras planea la incertidumbre sobre cómo evolucionarán las relaciones entre los dos países más poderosos del planeta, después de que el presidente electo de EEUU se mostrara muy crítico en campaña con el gigante asiático.

Entre otras cosas, Trump acusó a China de robar empleos estadounidenses, amenazó con aprobar aranceles a los productos chinos importados y prometió declarar a ese país como manipulador de su divisa, lo que acarrearía sanciones por parte de Washington. También ha dicho que el cambio climático es un invento de China para arremeter contra la producción petrolera de occidente.

Durante la campaña electoral, marcada por escándalos y declaraciones ultrajantes, la prensa china había denunciado los defectos del sistema democrático estadounidense sin tomar partido por ninguno de los dos candidatos.

Los chinos observan con recelo las medidas proteccionistas anunciadas por Trump durante la campaña, que podría tener consecuencias nefastas para la economía china.

Xi había enviado un mensaje de felicitación a Trump la semana pasada, tras su victoria electoral, que la CCTV dijo inicialmente que había transmitido durante una llamada telefónica, de lo que se retractó después.

El propio Trump aseguró a un medio estadounidense este fin de semana que había hablado con la "mayoría" de líderes extranjeros, salvo con Xi.

En los últimos años las tensiones entre Pekín y Washington se han vuelto más tensas, tanto en el plano económico como en el geopolítico.

Las reivindicaciones chinas en Mar de China meridional y de un archipiélago controlado por Japón dieron lugar a enfrentamientos verbales entre el país comunista y el gobierno de Barack Obama.

Lea también:


Más contenido de tu interés