publicidad
Amanda estuvo bajo observación de los doctores después del derrame y durante todo su embarazo.

Recuperada tras derrame durante el embarazo

Recuperada tras derrame durante el embarazo

Amanda Ippel sufrió un derrame cerebral una semana antes del día de la madre en 2012, el cual la dejó discapacitada.

Amanda estuvo bajo observación de los doctores después del derrame y dur...
Amanda estuvo bajo observación de los doctores después del derrame y durante todo su embarazo.

El nacimiento de un hijo es el momento más esperado por una madre, pero para una mujer del Valle el embarazo casi le cuesta la vida tras sufrir un derrame cerebral cuando tenía 13 semanas de gestación.

Amanda Ippel sufrió un derrame cerebral una semana antes del día de la madre en 2012, el cual le quitó la capacidad de caminar, usar el brazo izquierdo, y todas las habilidades necesarias para cuidar de una familia.

Amanda estuvo bajo observación de los doctores después del derrame y durante todo su embarazo. Luego de dar a luz a un niño saludable, comenzó neurorehabilitacion intensiva en Barrow Neurological Insitute para recuperar las capacidades y funciones que le robo el derrame cerebral.

Ippel paso más de un año en terapia física, cognitiva y ocupacional así como neuropsicología en Barrow. Amanda se ha graduado de un programa único de rehabilitación de lesiones cerebrales de 40 horas a la semana, en el Center for Transitional Neuro-Rehabilitation (CTN), el cual ayuda a pacientes con graves lesiones cerebrales en la transición para adaptarse de nuevo en la sociedad.

publicidad

Antes de la neurorehabilitacion en CTN, Ippel quien tiene cinco hijos con su esposo Ben, no podía hacer tareas sencillas como vestir a su recién nacido o atender las necesidades de sus demás hijos. Ahora que termino el programa, ha recuperado muchas de sus habilidades y hace poco le regresaron su licencia de conducir.

“El derrame fue como un martillazo en mi cerebro y en mi vida”, dijo Ippel. “My prioridad era la salud de mi bebé, y después de que el naciera sano, seguía recuperar mis habilidades perdidas para poder ser una buena madre para mis hijos”.

La neuropsicologa de Ippel, Pamela Klonoff, directora de CTN en Barrow, el cual es parte del hospital de St. Joseph, trabajo estrechamente con Ippel a lo largo de su recuperación y elogia a Amanda por su firme determinación y gran trabajo para recuperar las habilidades que perdió debido al derrame.

“Nuestro programa avanzado para lesiones cerebrales en Barrow es intensivo y nuestros pacientes tienen que tener una gran dedicación con las terapias para poder reintegrarse de nuevo a sus vidas” dijo la doctora Konoff. “Amanda fue de esos pacientes que nunca se rinden y siempre trabajo duro para ser la mejor madre que sus hijos pudieran tener. Estoy muy orgullosa de ella.”

Ippel espera el día de las madres, reflexionando sobre todo lo que ha recorrido y la segunda oportunidad que se le ha dado para vivir la maternidad.

“Mi corazón estaba destrozado después del derrame y tuve que luchar contra corriente para llegar a un estado que me permitiera criar a mis hijos”, dijo Ippel. “El día de las madres de 2012 pudo haber sido mi último y este día es muy especial para mi ya que tengo a mi familia y ellos son mi vida. Estoy muy agradecida de tener esta segunda oportunidad de ser madre y jamás daré por hecho la maternidad”.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad