null: nullpx

En fotos: vivir en una ‘casa ataúd', la alternativa de los más pobres en Hong Kong

La subida en los precios de renta ha llevado a los más pobres a vivir en diminutas chozas en azoteas, jaulas metálicas o casas ataúdes. Familias conviven en espacios mínimos hechos de madera apilada, con baños y cocinas compartidas por docenas de personas y literas demasiado pequeñas para estirar las piernas. Según cifras del gobierno, unas 200,000 personas (35,000 niños) viven en "unidades subdivididas" en la antigua colonia británica de Hong Kong, 18% más que hace cuatro años. La Organización de Naciones Unidas ha calificado este tipo de viviendas como "un insulto a la dignidad humana".
10 May 2017 – 07:59 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/16
Comparte
La madre soltera Li Suet-wen y sus hijos de 6 y 8 años viven en una habitación de 120 pies cuadrados. Allí tienen una litera, un sofá, una nevera, una lavadora y una mesa pequeña en una zona antigua de Hong Kong. Por ese espacio paga el equivalente a 580 dólares americanos al mes en alquiler y servicios. Eso es casi la mitad de los 1,290 dólares que gana trabando en una panadería. Crédito: Kin Cheung/Ap
2/16
Comparte
Tse Chu, un camarero jubilado, duerme en su ‘casa ataúd’. Es el lado oscuro de un boom de la vivienda en la ciudad. Crédito: Kin Cheung/Ap
3/16
Comparte
En la azotea de un edificio de Hong Kong se distribuyen las pequeñas ‘casas ataúd’. Crédito: Kin Cheung/Ap
4/16
Comparte
Cheung Chi-fong, de 80 años, duerme en su pequeña ‘casa ataúd’ donde no tiene espacio para estirar sus piernas. Crédito: Kin Cheung/Ap
5/16
Comparte
Simon Wong, un desempleado, mira la televisión de su ‘casa’ en Hong Kong. Crédito: Kin Cheung/Ap
6/16
Comparte
La ‘casa ataúd’ de Wong Tat-ming, de 63 años, está justo al lado de un grupo de inodoros sucios. Paga el equivalente en a 310 dólares al mes por un espacio de tres por seis pies. Está repleto con todas sus escasas posesiones: un saco de dormir, una televisión y un ventilador eléctrico. Crédito: Kin Cheung/Ap
7/16
Comparte
Tres residentes de ‘casas ataúd’ de Hong Kong, que solo aportaron su apellido para el reportaje: Lam, arriba a la izquierda, Wan, arriba a la derecha, y Kitty Au, abajo. Crédito: Kin Cheung/Ap
8/16
Comparte
Yeung, residente de una ‘casa ataud’, lee y descansa en el diminuto espacio. Crédito: Kin Cheung/Ap
9/16
Comparte
Sin, de 55 años, arregla sus pertenencias dentro de su "casa de ataúd" de Hong Kong Crédito: Kin Cheung/Ap
10/16
Comparte
Li Suet-wen comparte con sus hijos en el pequeño espacio de su ‘casa ataúd’. Crédito: Kin Cheung/Ap
11/16
Comparte
Varios inodoros sucios y un solo lavamanos es compartido por más de dos docenas de habitantes de un grupo de ‘casas ataúd’, que incluye a algunas mujeres solteras. Crédito: Kin Cheung/Ap
12/16
Comparte
Dos vecinos de 'casas ataúd': Yeung, en la habitación superior y Lui, en la inferior.
Crédito: Kin Cheung/Ap
13/16
Comparte
Sobre la azotea de un edificio de Hong Kong, una pequeña vivienda ilegal. Crédito: Kin Cheung/Ap
14/16
Comparte
Kitty Au, habitante de una ‘casa ataúd’ juega con su mascota, un hámster. Crédito: Kin Cheung/Ap
15/16
Comparte
Un niño de cinco años juega fuera de su pequeña casa de hormigón y metal corrugado en la terraza de un bloque de apartamentos. Vive con sus padres en una choza ilegal en la azotea, al lado de una urbanización pública de Hong Kong. Crédito: Kin Cheung/Ap
16/16
Comparte
Lui, quien solo aportó su apellido para el reportaje, durante la cena en su ‘casa ataúd’. Crédito: Kin Cheung/Ap
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés