Estudio británico alerta que cientos de muertes durante las olas de calor son culpa del cambio climático

Análisis estadístico relaciona cientos de decesos que ocurrieron en Londres y París durante la ola de calor del 2003 con el calentamiento global
7 Jul 2016 – 7:18 PM EDT

Más de 550 de las 735 muertes que ocurrieron durante la ola de calor de junio a agosto del 2003 en Londres y París pueden atribuirse en alguna medida al cambio climático, aseguran científicos británicos en un nuevo estudio.

Los resultados del reporte, publicado este jueves en la revista científica Cartas de Investigación Medioambiental (Environmental Research Letters), apuntan que el calentamiento global fue el catalizador del 70% de muertes en París (aproximadamente 506) y 20% en Londres (aproximadamente 6) durante ese periodo.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos de la Universidad de Oxford combinaron datos de modelos climáticos y resultados de evaluaciones del proyecto llamado weather@home, el cual presenta los efectos nocivos de las olas de calor en la salud de la población.

Ellos analizaron los meses veraniegos de junio, julio y agosto de varios años y así descubrieron que ninguna otra ola de calor en el registro había tenido tanto impacto negativo como la del 2003.

Además, para determinar la influencia del cambio climático, los científicos combinaron las proyecciones de sus modelos climáticos con estadística de mortalidad. Estas simulaciones compararon las condiciones actuales del planeta con las que se habrían tenido si no hubiesen rangos tan elevados de emisiones de gases de efecto invernadero como las actuales.

“Estamos ahora en una nueva etapa y tenemos los recursos que nos ayudan a entender los cientos de muertes de causadas por las altas temperaturas y por el cambio climático”, celebra el autor principal, Daniel Mitchell, del Instituto de Cambio Ambiental de la Universidad de Oxford. Para él es clave cómo las tecnologías de hoy permiten identificar el impacto del calentamiento global en la salud salud.

Si bien las muertes usualmente se registran oficialmente por causas específicas como fallo cardiovascular o cáncer, para poder vincularlas con el fenómeno global los expertos hicieron una relación estadística entre el alza de las temperaturas durante esa ola de calor y el aumento de la cantidad de muertes por diferentes razones que ocurren en un día promedio del año, aclara Clare Heaviside del Centro de Salud Pública de Inglaterra Para Peligros de Radioación, Químicos y Ambientales.

Otro de los autores, Chris Huntingford del Centro de Ecología e Hidrología, espera que este tipo de investigación ofrezca a los políticos información importante sobre los efectos dañinos de las olas de calor para así evitar daños futuros, "La vinculación de los efectos de la quema de combustibles fósiles a través de implicaciones para la salud permite una planificación mucho mejor para prepararse para los futuros efectos del cambio climático"

Por su parte, Peter Frumhoff de la Unión de científicos preocupados de Cambridge, Massachusetts, EE.UU. también añadió "este estudio nos muestra las responsabilidades que tenemos que tener como sociedad para limitar daños mayores".

Los investigadores advirtieron que aunque la tasa de mortalidad atribuida al cambio climático en estas dos ciudades sea notablemente alta, son sólo dos de muchas otras ciudades en Europa que también fueron afectadas por la ola de calor ese año. Según ellos, futura investigación dará a luz más muertes.


RELACIONADOS:PlanetaCienciaSalud
Publicidad