null: nullpx

Estadounidense exhibe como un trofeo la jirafa que cazó y provoca una ola de indignación en redes sociales

El sitio 'Africa Digest' divulgó unas fotos de una mujer de Kentucky junto al cadáver de una jirafa negra que cazó en una reserva de Sudáfrica, lo que generó una fuerte polémica en redes sociales. El ejemplar tenía 18 años y pesaba 4,000 libras. Ella sostiene que hizo un favor al matarla para que otras puedan crecer, reproducirse y aumentar su población.
2 Jul 2018 – 5:25 AM EDT

Las imágenes de una cazadora estadounidense en las que se muestra orgullosamente junto a una una jirafa negra muerta, el trofeo de su "cacería soñada" en Sudáfrica, han encendido una ola de indignación en redes sociales después de haber sido recogidos por un medio de comunicación africano local.

"Blanca estadounidense salvaje, que es en parte una neanderthal, viene a África y dispara a una muy rara jirafa negra, cortesía de la estupidez de Sudáfrica", dice un tuit publicado por Africa Digest.

Las imágenes controvertidas, que fueron publicadas hace un año por esta mujer de Kentucky a quien el medio identifica como Tess Thompson Talley, la muestran de pie junto al animal con este comentario: "¡Mis oraciones por una cacería soñada se hicieron realidad hoy! Vi a este ejemplar raro de jirafa negra y lo acosé durante bastante tiempo. Sabía que era la único. Tenía más de 18 años de edad, 4,000 libras y fue bendecido por dar 2,000 libras de carne”.

La caza de trofeos es una práctica legal en varios países africanos, entre ellos Sudáfrica, Namibia, Zambia y Zimbabue.


En un correo electrónico a Fox News, que se ha hecho eco de la indignación causada por las imágenes, Talley justifica su cacería al señalar que se trata de una subespecie de jirafa surafricana cuya población “en realidad está aumentando debido, en parte, a los cazadores y los esfuerzos de conservación pagados en gran parte por los grandes eventos de caza. La raza no es rara de ninguna manera, aparte de que era muy viejo. Las jirafas se oscurecen con la edad".

Talley explicó que la jirafa que mató tenía 18 años, era demasiado vieja para reproducirse, y había matado a tres ejemplares más jóvenes que podían reproducirse, causando que la población del la reserva disminuyera. “Ahora, con la jirafa más vieja muerta, los más jóvenes son capaces de seguir criando y pueden aumentar la población”, aseguró.

"Esto se llama conservación a través de la gestión del juego", agregó Talley, quien insiste que la suya no era una caza "enlatada", por diversión.

Julian Fennessy, cofundador de la Fundación para la Conservación de la Jirafa, dio argumentos similares a Yahoo Lifestyle: "la caza legal de la jirafa no es una razón para su declive, a pesar de la parte moral y ética de la misma, que es una historia diferente".

Pero más allá de las justificaciones, las imágenes han suscitado comentarios de rechazo como el de la actriz Debra Messing que se refirió a la cazadora como una "asesina repugnante, vil, amoral, sin corazón, egoísta".


El tema se ha viralizado en redes sociales bajo la etiqueta #TessThompsonTalley. En Twitter escribe un usuario identificado como David Balk: “debes estar tan orgullosa de ti misma. La muerte desafiando al miedo te atrapó mientras disparaste a una de las criaturas más benignas y pacíficas de nuestro planeta. Eres un repugnante reflejo de la humanidad y una vergüenza para mí como ciudadana estadounidense”.

En Estados Unidos, la cuestión de la caza de trofeos en el extranjero ha generado una polémica legislativa, ya que los grupos de conservación y bienestar ha pedido al gobierno rechazar rechazar los permisos de importación de los leones sudafricanos, mientras el lobby de cazadores puja por lo contrario, aduciendo precisamente que las especies amenazadas se podrían extinguir sin el aporte económico de los programas de la caza furtiva financiados por estadounidenses ricos.

El propio presidente Donald Trump no termina de definir una postura clara. En noviembre del año pasado tuiteó: "la decisión del trofeo Big-Game se anunciará la próxima semana, pero será muy difícil para cambiar mi opinión de que este mostrar este horror de alguna manera ayuda a la conservación de los elefantes o cualquier otro animal".


La razón por la que las jirafas no bostezan y otras curiosidades del animal más alto del mundo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PlanetaAnimales
Publicidad