El alarmante estudio que muestra que la Antártida pierde tres veces más hielo que hace una década

El continente está perdiendo 219,000 millones de toneladas de hielo en el océano cada año explica el estudio que según la comunidad científica es la el más sólido sobre el balance de masas de hielo de la Antártida hasta la fecha.

La Antártida está perdiendo 219,000 millones de toneladas de hielo en el océano cada año. Esto, según un alarmante informe revelado este miércoles por una comunidad de 84 científicos y publicado en la revista científica Nature, viene sucediendo desde 2012. Con esa cantidad de hielo cayendo al océano, el nivel del mar ha aumentado 7,6 milímetros desde 1992 y el glaciar en su totalidad ha perdido 3 billones de toneladas.

El estudio muestra que la cantidad de hielo que está cayendo sobre el mar cada año es casi tres veces la que se derretía hace una década atrás en la que se registraban rangos de deshielo de 73,000 millones de toneladas. Si se compara con los deshielos ocurridos en los años 90, específicamente entre 1992 y 1997, que eran de 49,000 millones de toneladas, la cifra se multiplica por cinco.

“Aunque durante años se sospechó que el cambio climático traería cambios dramáticos en los hielos polares, ahora con los satélites se puede rastrear con confianza sus pérdidas y su contribución al nivel del mar”, explicó Andrew Shepherd, profesor de la Universidad de Leeds líder de esta investigación que usó un tipo de evaluación climática conocida como ‘Ejercicio de Comparación de Balance de Masa de la Capa de Hielo’, que supone la imagen más completa de la capa de hielo de la Antártida hasta la fecha.

Lo confirma Erik Ivins, investigador del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en California: “Este es el estudio más sólido sobre el balance de masas de hielo de la Antártida hasta la fecha".

“Con la cifra aportada por el estudio de más de 200,000 millones de toneladas de hielo cayendo al mar cada año, todavía estamos hablando de aproximadamente medio milímetro de aumento de los mares por año y eso no suena terriblemente inmanejable", le explicó al diario The Washington Post Rob DeConto, experto en la Antártida de la Universidad de Massachusetts. Sin embargo, el experto advirtió que “a medida que la masa de la Antártida se reduce, la atracción gravitatoria del manto de hielo sobre el océano se relaja un poco y los mares viajan por todo el mundo con las costas de EEUU como un destino principal”. Esto puede traer un aumento en el agua hasta en un 25% adicional en ciudades como Boston y Nueva York.

El pasado 6 de abril, la misma publicación había alertado de “cambios extremos” en al menos ocho de los principales glaciares de la Antártida. En estos sitios, agua inusualmente caliente del océano se está deslizando bajo sus plataformas de hielo, desgastándolas.


El investigador de la Universidad de Leeds Hannes Konrad, autor principal de ese análisis explicó que el agua más cálida está devorando el frío agarre de los glaciares en el lecho marino y que eso está ocurriendo en varios sitios a lo largo de 10,000 millas de costa.

El agua congelada en la Antártida alberga masa suficiente para aumentar el nivel del mar en 58 metros y aunque los científicos no puedan vaticinar si el nivel del deshielo va a mantenerse, sí pueden prever que de no haber cambios drásticos en las emisiones que contribuyen al calentamiento global, el nivel de los mares puede hacerse inmanejable.