null: nullpx

Conoce el ave que puede volar por 10 meses continuos

Esta ave tiene el registro de vuelo ininterrumpido más largo y puede permanecer en el aire por más de 300 días de forma constante. Se llama vencejo y esta es su historia.
1 Ago 2017 – 11:42 AM EDT

¿Te imaginas caminar sin interrupción por 10 meses? ¿Realizar todas tus actividades caminando?

Así es Apus apus, mejor conocido como vencejo común. Esta ave pasa la mayor parte de su vida en el aire, excepto en la temporada de cría.

¿Por qué lo hacen? La razón es muy simple: tiene unas patas muy débiles y se les dificulta remontar vuelo una vez pisan tierra, incluso cuando caen al suelo por accidente.

Las parejas crían sus polluelos en Escandinavia durante dos meses cada año. Luego vuelan por 10 meses a las selvas subsaharianas de África para alimentarse de insectos voladores. Contrario a otras aves, las crías del vencejo común abandonan su nido volando de forma súbita sin necesidad de aprendizaje previo y no retornan jamás. “Sin embargo, aunque es parte de la evolución del ave, los polluelos tienen que practicar para pulir sus destrezas”, explica el ecólogo, ornitólogo Fred C Schaffner, catedrático de la Universidad del Turabo, Puerto Rico.

Durante la noche, estas aves se elevan a más de 6,500 pies de altura ( 2,000 metros) y duermen. Y lo hacen volando reduciendo la velocidad del aleteo, detalla.

¿Cómo lo saben?

Esto fue confirmado por investigadores de la Universidad de Lund en Suecia. Al principio, la tecnología que necesitaban para estudiar las aves no existía. Pero luego llegaron los teléfonos inteligentes y con ellos nuevas ideas para investigarlos. El avance en la tecnología ha permitido la construcción de teléfonos móviles más delgados y lisos y esto ha favorecido el estudio de aves, asegura el biólogo Anders Hedenström.

Los pequeños acelerómetros de los teléfonos –los que nos ayudan a navegar o movernos por lugares desconocidos– se han utilizado también como herramienta para seguir a las aves en movimiento. Este tipo de registro de microdatos se acoplan al cuerpo del ave y ofrece información sobre el tiempo de vuelo, su aceleración y localización en todo momento.

Gracias al uso de los acelerómetros se demostró que algunos vencejos se posan durante la noche por periodos cortos o en algunos casos una noche entera pero pasan en el aire más del 99.5% de los 10 meses de migración e hibernación.

El estudio publicado en la revista científica Current Biology también permitió detectar que las aves que permanecieron en aire todo el tiempo renovaron las plumas de las alas y la cola, sin embargo las que descansaron por periodos cortos no mudaron el plumaje, algo que los científicos no saben aún explicar.

Hasta ahora, en lo que los investigadores sí coinciden es en que permanecer en vuelo es lo mejor para estas aves.

“Estas aves comen insectos voladores mientras están en vuelo. Tienen que comer y migrar. Esto es ventajoso pues el peligro de depredación es menor cuando están volando. Los he visto perchando, pero pueden en la migración volar días sin dormir”, asegura el Dr. Schaffner. “Son importantes en la cadena trófica ya que son depredadores de insectos voladores”, concluyó.

“Ellos son patéticos cuando están solo conectados a tierra”, señalando que las patas cortas de los vencejos los hacen torpes, según Hedenström en su publicación científica.

Se espera que este año regrese a Suecia un grupo de aves que han sido equipadas con sensores para medir la altura a la cual vuelan la mayor parte de su tiempo. El registro que existe actualmente para el ave que vuela más alto le pertenece al buitre leonado de Rupell (Gyps fulvus), el cual ha volado hasta una altura de 37,000 pies. Se cree que el vencejo común romperá el registro y clamará un nuevo título este año.


Publicidad